Pueblo huérfano de PDVSA y del Gobierno

No veo sentido político ganar elecciones para perderlas. ¿Para que pedir el voto si no se atiende al pueblo en sus necesidades locales inmediatas, que impide hacerlo?. El gobierno chavista local no se puede disimular la situación de los servicios públicos, falta de atención, de mantenimiento de las carreteras en las urbanizaciones, los barrios y aseo, usualmente reparan las principales vías, dejando ahogarse en la basura las comunidades, el pueblo se expone su vida todos los días a riesgos e infecciones públicas, igual sucede respecto al servicio de distribución de agua, mala distribución, tuberías rotas, derrames de agua en vías públicas, ejemplo San Miguel una de las principales urbanizaciones de Maracaibo donde las fugas del agua son permanente, millones de litros se pierden diarios, forman ríos que atraviesan los caseríos, dicen que "el agua es vida, no la malgaste" poco ejemplos nos da el organismo de Hidrolago, no responden, sin soluciones. Otro problema no menos penoso son las comunicaciones, el servicio de la plataforma de internet y la electricidad, cuando no es el chingo es el sin nariz.

No hay espacio libre de huecos en la ciudad, siempre se topa con uno, dos, tres, el estado de las carreteras en Maracaibo deplorable, huecos, cráteres, desgastes del pavimento, sin rayado, desmoronamiento, las lluvias deshace las capas de asfalto, muchos vehículos cuando pasan deterioran su tren delantero y como no hay un gobierno chavista responsable, nadie paga los daños, ni transito se apresta, todo esto ocurre en el primer país petrolero de reserva mundial, exportador de petróleo, un país que aspira ser potencia mundial, teniendo a los ciudadanos con las peores carreteritas y avenidas de tercera, sin servicios de calidad, sin insumos en hospitales, el discurso no se compadece con aquello de engrandecer la Patria cuando sus ciudadanos no son felices republicanos.

El zuliano no es feliz, los marabinos tampoco lo son en particular, asombrosamente el venezolano no ha podido -excepto momentos fugaces-, de disfrutar de una carreteras decente en lo urbano, ni en la IV República ni en la V República y paradójico que parezca, "PDVSA es del pueblo", hasta los mismos vehículos Yutong se ven vistos padecer en las vías públicas deterioradas, ni siquiera ellos se salvan, ellos que son pesados destruyen las vías de las urbanizaciones, la calidad del asfalto es pésima, no hay control de calidad de la misma, los vehículos privados han venido desapareciendo, no tienen capacidad de mantenimiento, ay de aquel que circule en la noche oscura no sin toparse con cráteres, todo esto sucede en la revolución chavista que desdice de los fundamentos bolivariano ya sea por carencia de recursos o negligencia oficial, no hay una política de resolver los problemas con las comunidades, de abrirse a ellas como lo son Las Fiestas de Asfalto.

Extrañamente, teniendo como Presidente un obrero, el ex chofer trabajador del Metro de Caracas, conocedor de las vías en Caracas como de la problemática del transporte y del interior del país, las vías destruidas en Venezuela, Caracas, Maracaibo y el Zulia particularmente se ven bajo la lupa de los usuarios del transporte, una amenaza no solo para los propietarios de las unidades de transporte, también para los usuarios, mientras exportamos petróleo al mundo no disponemos de asfalto para restaurar las carreteras, mientras exportamos petróleo el pueblo no dispone del asfalto para sus vías, su bien más preciado resulta caro para su pueblo, lo que es factor de orgullo y desarrollo se ha convertido en frustración en el país, de la mayor reserva mundial de petróleo, huérfano del asfalto y de sus autoridades.

El otro problema que deseamos comentar en Maracaibo, hay que ver como se esparce la basura a nivel local, el pueblo está expuesto a un sin número de enfermedades contagiosas, inclusive factor de riesgo a la salud que en las condiciones deficitarias de los hospitales se ha convertido en una amenaza pública, la población corre riesgos y peligros, mientras tanto, ¿Qué hace la revolución bolivariana y chavista, que hace en el Zulia para ganar los comicios municipales?, Ofrecemos las Gracias que Las Pulgas ha sido sometida al saneamiento público, por fin se armaron de corajes, limpiaron de tarantines que daban la imagen de pobreza, ojala también lo hagan sea para toda la ciudad. Maracaibo necesita unas autoridades que se sienta solidaria con su pueblo, que viva sus necesidades, viva sus preocupaciones, sus vicisitudes día a día, salga a la calle, trabaje con ella, vea con sus ojos, sufra con su pueblo, con los transeúntes, con los usuarios.

Así lo eran los revolucionarios, el Che y Fidel, nunca gerenciaron la revolución desde un escritorio, estaban en sintonía con las necesidades populares, valdría la pena ver a nuestros líderes verlos en las caminatas kilométricas del pueblo, respirar el aire contaminado, ir al mercado a comprar los productos a precios acordados a ver si los consiguen, escasean en los anaqueles, pagar el transporte caro, así como también colocarse al lado de un chofer del transporte cuando padece por necesidad de caucho, batería o repuestos dolarizados. La Ciudad urge que la atienda. Estos problemas demuestran tarde o temprano como una revolución se deslegitiman frente al pueblo, sus lideres pierde su credibilidad hoy, no digamos mañana, no lo sabemos porque se resta pueblo, por muchas declaraciones e invitaciones a la conciencia, el pueblo se decepciona, de sus diputados legislativos regionales, concejales locales, mañana ellos saldrán a entusiasmar al pueblo en los próximos comicios electorales y de seguro, el chavismo perderá las elecciones próximas, saldrá derrotado, seguiremos el curso de la derrota de Argentina, Brasil y Ecuador, el fascismo cobra terreno. No esperemos que la derrota nos quite el Poder, acumulen tempestades, aprovechándose de la desmejora en la calidad de vida, deterioro del poder adquisitivo, la salud, todo el pueblo sufre y se suma, la inercia del gobierno, la falta de información, la incapacidad, desidia, negligencia e insensibilidad social. El tiempo obra y no hace milagros, hay centinelas del pueblo, el grito de ciudadanos oprimidos advierte los peligros por venir si no atendemos las demandas sociales.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 813 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a270746.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO