Estrategia Petrolera de Hugo Chávez

El petróleo venezolano siempre ha sido objeto de codicia de los Estados Unidos, que lo consideró como un recurso clave de su seguridad nacional en el pasado, así lo afirma Germán Sánchez Otero, en su libro La Nube Negra, "El imperio siempre ha sido cómplice de diferentes golpes de Estado contra gobiernos venezolanos que adoptaron posiciones nacionalistas en defensa de los intereses del país frente a la voracidad de las trasnacionales petroleras". A principios del Siglo XX, puedo alegar que el imperio propició dos golpes de Estado contra Cipriano Castro, que finalmente instauraron la dictadura de Juan Vicente Gómez en 1908, donde se instauró el sistema de concesiones petroleras y el modelo minero-petrolero que favoreció ampliamente al imperialismo que liquidó la economía tradicional del cacao, el café y la ganadería. Después de la muerte de Gómez, fueron derrocados los gobiernos de Medina Angarita y Rómulo Gallegos, respectivamente. Luego los 40 años de "democracia", el petróleo fue una total regalía para las trasnacionales, donde benefició a grupos pudientes de la política cuarta republicana.

Transcurriendo los años más difíciles para la sociedad venezolana donde fue envestida por la devaluación del Bolívar, en el año 1983 (Viernes Negro), después la insurrección (El Caracazo 1989), por las medidas económicas neoliberales impuestas por el gobierno de Carlos Andrés Pérez (Paquetazo), posteriormente, la Agenda Venezuela que adoptó Rafael Caldera en su segundo mandato (1994-1999) cuya orientación es claramente neoliberal. Uno de los aspectos claves fue la apertura petrolera que tenía como propósito traspasar del sector público al privado diversas actividades y ampliar la participación del sector privado incluyendo los capitales transnacionales en la actividad de los hidrocarburos e internacionalizar a la industria petrolera. Esta política era claramente antinacionalista y contraria a la soberanía.

A partir de febrero de 1999, cuando es juramentado como Presidente de la República el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, inicio un proceso de revisión y reforma de la política petrolera venezolana, para reinsertarla como una estrategia fundamental para la concreción del proyecto político que, como candidato a las elecciones presidenciales, propuso en su documento "Una Revolución Democrática".

En dicho documento, en la sección correspondiente al Equilibrio Económico, se afirma el mantenimiento de la propiedad estatal de la empresa Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), principio que posteriormente se incorporó a la Constitución Nacional (Art. 303), así como la revisión de sus proyectos de inversión en el extranjero, o la también llamada internacionalización. Asimismo, se planteaba un reforzamiento de las relaciones con el resto de los miembros de la OPEP, por lo que podía suponerse que se abandonaría la visión competitiva y de expansión de la producción, como en efecto se realizó, a través de recortes de producción que tenían por objeto la recuperación de los precios.

En el marco de esta estrategia de acercamiento con los países OPEP, Chávez realizó una gira por el Medio Oriente, para invitar personalmente a sus homólogos a asistir a la Segunda Cumbre de Soberanos y Jefes de Estado, la cual se realizó en septiembre del año 2000.

Asimismo, Chávez impulsó la aprobación de nuevos instrumentos jurídicos para regular el sector petrolero, entre los lineamientos destacaron la competencia de los tribunales nacionales para la resolución de controversias, y la recuperación por parte del Ministerio de Energía y Minas (MEM) de las competencias de formulación, realización y fiscalización de las actividades relacionadas con los hidrocarburos. De esta manera, la empresa petrolera estatal PDVSA se subordinaba a los dictámenes del Ejecutivo Nacional. De igual modo, se establece que el MEM dictará las pautas de comercialización de las exportaciones petroleras venezolanas.

Además, se estableció la reserva al Estado, las actividades primarias de exploración y explotación de hidrocarburos, por cuanto toda participación privada debía realizarse a través de empresas mixtas, en las que el Estado participaba en condición de mayoría accionaria, con más del 51%. Y, por otra parte, se decretó el aumento de la regalía desde 16,66 hasta 30%, y el estableciendo del Impuesto Sobre la Renta, por concepto de un porcentaje de 50%. De acuerdo con Zanoni (2007, p. 87), una vez que entró en vigencia esta ley, los ingresos fiscales aumentaron significativamente:

"Mientras que durante los años 1996-2001, el total del ingreso al Tesoro Nacional por el concepto tributario fue de (…) Bs. 11.898.743.244.699,40, y el promedio de esos años fue (…) Bs. 1.983.123.874.116,5, el total recaudado a partir de la entrada en vigencia de la nueva legislación (años 2002 y 2003) fue de (…) Bs. 15.546.461.879.875,40, y el promedio de esos dos años fue de (…) Bs. 7.773.230.939.937,7, es decir, que la diferencia positiva de ingresos entre un período de seis años, y uno de apenas dos fue de tres billones, seiscientos cuarenta y siete millardos setecientos diez y ocho millones seiscientos treinta y cinco mil ciento setenta y seis (Bs. 3.467.718.635.176), una cifra mayor que la recaudada en cualquier año del período 1996-2001".

En el año 2003, el Presidente de la República presentó ante la opinión pública nacional el Plan Estratégico de Siembra Petrolera, una estrategia a largo plazo (2030), mediante la cual se aspiraba a certificar las reservas de crudos pesados y extrapesados en la Faja Petrolífera del Orinoco, así como el aumento de la producción, desde 3,3 hasta 5,8 millones de barriles diarios para el año 2012.

Adicionalmente, estaba prevista la diversificación hacia nuevos mercados (China e India). De acuerdo con Policarpo Rodríguez (2006, p. 159), aporta un elemento interesante de análisis en este sentido:

…la agencia norteamericana Stratfor, especializada en la preparación de reportes de inteligencia sobre temas globales, analizó, en un reciente informe, las declaraciones de funcionarios venezolanos acerca de una posible diversificación de los mercados que cubre Venezuela. El informe concluyó que las exportaciones de PDVSA a China son viables, atenuando asimismo la dependencia con Estados Unidos. Existen dos argumentos principales que conllevan a esta conclusión. (…) aunque el crudo pesado de Venezuela sea de inferior calidad (…), no tiene que pasar por rivales regionales como Australia, India, Singapur o Vietnam para llegar a Shanghai. Por la otra parte, Venezuela ya está en una fase de negociaciones con Panamá para reducir parte del costo que implica el transporte (…).

Paralelamente, se implementó otra iniciativa de comercialización, la cual respondía a intereses geopolíticos del Gobierno Bolivariano: Petrocaribe. En el marco de esta propuesta, Venezuela favoreció a los países miembros, financiando parte de la factura petrolera, la cual podría pagarse a cuotas en un lapso de veinticinco (25) años, o mediante la prestación de bienes y servicios. Esta iniciativa favoreció altamente a los países caribeños, los cuales sufrían los embates del aumento creciente de los precios petroleros, los cuales llegaron a sobrepasar los 100 dólares por barril.

El presidente venezolano con la refundación de la OPEP contribuyo con la seguridad energética mundial, legando a la organización de países exportadores de petróleo un peso geopolítico específico que la comunidad internacional reconoció y que la redefinió como una institución fundamental del mundo multicentrico y pluripolar que reserva el 75% del petróleo mundial. Por otro lado, con la creación de PETROCARIBE y PETROSUR Hugo Chávez estableció las bases para la liberación económica de los pueblos más pobres de Latinoamérica, como elemento fundamental para la estabilidad política de sus sistemas de gobiernos y el ejercicio pleno de la soberanía y autodeterminación de los pueblos al independizarse de la dictadura del mercado de petrolero especulativo internacional.

Además, el ex embajador en la República Islámica de Irán, Amenothep Zambrano, en su artículo "Chávez estableció un nuevo orden petrolero mundial", publicado en aporrea el pasado 03 de junio de 2013, "Donde sintetizo que ese mecanismo económico (Petrocaribe), estratégicamente fue diseñado por el mismo comandante Hugo Chávez, se fundamentó en establecer rangos relevantes de financiamiento de largo y corto plazo que se acciona cuando el barril de petróleo entra en fase especulativa en el mercado internacional, los niveles de equilibrio de los diferentes rangos son sencillamente óptimos, las condiciones estadísticas son sencillas y justas; cuando el petróleo aumenta: el financiamiento a largo plazo crece directamente proporcional, mientras que cuando el petróleo baja, el financiamiento a largo plazo disminuye hasta cierto nivel y si baja aún más del precio base no aplica ningún financiamiento y todo se cancelara de contado, garantizando el pago justo a valor actual del barril de petróleo a la República Bolivariana de Venezuela, además se genera una cuenta por cobrar (activo financiero) que no es más que un préstamo en petróleo que otorga la República a otro estado con garantía soberana producto de la misma ganancia extraordinaria del mercado especulativo internacional".

Lo mejor de esta estrategia ideada por Chávez, fue establecer un fondo de estabilización macroeconómica PETROCARIBEÑO, que reconoció las asimetrías entre los participantes, de esta forma el esquema se erige como una metodología socialista anticiclica que puede ser modelo aplicable por todos los países en el mundo que poseen recursos naturales excedentarios y captan a través de ellos renta internacional por su explotación, teniendo beneficios extraordinarios según el mercado internacional.

Andrés Ramón Giussepe Avalo, en su libro Visión Petrolera de Hugo Chávez Frías, dice lo siguiente: "El presidente Chávez, ejecutó una estrategia de fortalecimiento de las relaciones internacionales de Venezuela con aquellos países hermanos de la región, altamente dependientes de las importaciones petroleras. Fueron relaciones basadas en principios inéditos en la región como la solidaridad, cooperación y el antiimperialismo" Pág. 131. Esa estrategia que aplicó el comandante Chávez, fue en mantener una américa latina y el caribe como unidad de naciones, el cual se caracterizó en pro de ayudar a los más desasistidos socialmente, sin importar la lejanía. Por medio del petróleo, incluso, ayudó a comunidades pobres de los Estados Unidos e Inglaterra.

Es interesante como el Comandante Hugo Chávez, planteo estratégicamente un proceso de revisión de los lineamientos que habían guiado la política petrolera de años anteriores, por considerarlas lesivas al interés nacional. En este sentido, PDVSA dejó de ser una entidad autónoma del gobierno, pero dependiente de instancias internacionales, para convertirse en un instrumento clave del Estado, en la implementación de planes de desarrollo socioeconómico que beneficiarán a las mayorías que habían sido excluidas por los sistemas político y económico propios de la llamada Cuarta República.

Bibliografías

Avalo Giussepe, Ramón Andrés, libro "Visión Petrolera de Hugo Chávez Frías", Pág. 131

Otero Sánchez, Germán, La Nube Negra, Pág. 09

Zambrano, Amenothep. Chávez estableció un nuevo orden petrolero mundial: http://www.aporrea.org/energia/a167310.html

Correo: venezuela6mundo@gmail.com

Twitter: @CONCIENCIA555

Fecha: 14 de abril de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6705 veces.



Marvin Mijares


Visite el perfil de Marvin Mijares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marvin Mijares

Marvin Mijares

Más artículos de este autor