PEQUIVEN: la segunda oportunidad

Algunos amigos me contactaron, me pidieron opinión sobre Pequiven, mis opiniones ya las he expuesto con anterioridad son de dominio público, esta vez me pregunté ¿qué 10 cosas haría si fuera el Ingeniero Saúl Ameliach?

1.- Asambleas de trabajadores en todas las áreas petroquímicas, con una partitura de tres tiempos: pasado, presente y futuro. Sobre el pasado, Revisión de lo ejecutado, que enseñanzas nos dejó, aciertos, que debemos rectificar. Sobre el presente discusión abierta, con transparencia, no vaya algún mal pensado a decir que el regreso se debe a la presencia del Camarada Francisco Ameliach en el Ministerio de la Secretaría de la Presidencia y se vea esto como un movimiento de factores de poder y no una decisión en pro de la empresa, sobre el futuro humildad y re impulso.

2.- Pequiven como empresa de un gobierno popular, nacional y revolucionario en transición al socialismo debe ser una vitrina de la propuesta de país incluida en el Proyecto Nacional Simón Bolívar, por lo tanto su gestión debe ser enfocada con altos valores de humildad, solidaridad, honestidad y justicia desde la Presidencia, Junta Directiva y Gerencia. La conducta de Jesucristo como referente del socialismo del siglo XXI debe ser seguida por todos los niveles, sobre todo los gerenciales, si Cristo como expresión de humildad fue capaz de lavarle los pies a los que lo acompañaban, un gerente petroquímico debe ser capaz de mirar a los trabajadores como los sujetos históricos de los cambios, como sus hermanos de clase, como el elemento mas importante de la cadena de producción, sin prepotencia, humildad y mas humildad.

3. Revisión del status de los proyectos responsabilidad de Pequiven, nivel de progreso, desviaciones, cumplimiento de metas con especial atención al Polo Petroquímico de Paraguaná y las observaciones del sector ambientalista, en caso de estar demorados buscar los cuellos de botella, aplicar los correctivos necesarios.

4. Sobre los trabajadores, llegó la hora de seguir el camino que Guayana especialmente ALCASA están mostrando al país, esa experiencia debe aplicarse en Pequiven de forma progresiva, Pequiven debería pasar sin prejuicios, al control obrero de la producción, los trabajadores deben elegir de una forma democrática y directa a sus compañeros que deban dirigir la producción, los trabajadores deben conocer a fondo el presupuesto de cada empresa petroquímica, debe ser abierto, deben conocer las metas, ser parte de la dirección, pero no como el dulce que le dio la IV República a la CTV y los mentados directores laborales que realmente eran unos cómplices laborales, la propuesta es participación y control obrero. Es inconcebible que se logre la propuesta socialista sin la plena participación de los sujetos relacionados con la producción en la toma de decisiones. El control obrero se pudiera iniciar en una de las empresas de Pequiven que a lo largo de los años ha mostrado tener procedimientos y una cultura diferente PROPILVEN.

5. Reconocer a los trabajadores como la razón de ser de las empresas, reconocerle sus formas organizativas, impulsar los Consejos de Trabajadores de Producción, si es que existe dejar la persecución contra los sindicatos, cuando un gerente persigue a una forma organizativa de base de los trabajadores es por que esa es su forma de manifestar que el pertenece a otra clase social sobre todo a la pequeña burguesía y si bien todos no son proletarios solo asumiendo la ideología del proletariado nuestro proceso revolucionario llegará al puerto de la victoria.

6. Me sentaría con los trabajadores de Petrocasa, los escucharía, los haría participe de la gestión siguiendo el ejemplo de ALCASA y Corpoelect, revisaría las estrategias comunicacionales por que la matriz de opinión en el país sobre Petrocasa no es favorable.

7. Me sentaría con el General Wilmer Barrientos y firmaría un convenio para darle prioridad en Pequiven a los egresados de la UNEFA en Ingeniería Petroquímica, además revisaría el pensum de estudios para adecuarlo (si no lo han hecho) a los requerimientos de la industria nacional petroquímica.

8. En cada planta petroquímica se le daría curso a la propuesta del Presidente Chávez (fue en el 2006 o en el 2007) sobre una hora semanal de formación ideológica para todos, desde el gerente hasta el obrero en el mismo salón de clases. Como dice Istvan Meszaros con la educación, con la conciencia se lograría romper la lógica del capital y al mismo tiempo elaborar los perfiles de la nueva sociedad.

9. La defensa de la Patria es un deber constitucional, por lo tanto todos los trabajadores (todos sin excepción con el Presidente como ejemplo) deben integrar la Guardia Territorial, esta actividad pasaría a formar parte de la evaluación de desempeño y promoción de cargos.

10. PROFALCA, revisar la situación de PROFALCA (PROPILENOS PARAGUANA). Una breve reseña de Profalca, la gerencia de la IV República era de todo, pro yanqui, anti patriota, anti laboral, racista, auto suficiente, prepotente pero entre ellos era solidaria, Colombia no tenía propileno grado polímero para desarrollar su industria aguas abajo, la gerencia de la IV República le construyó Profalca con 35 % de PDVSA, 15 % de Polar, 35 % de Koch y 15 % de Inepetrol y estableció un contrato por 15 años de suministro exclusivo a la empresa Propilco (Colombia) que vence el año que viene, con este suministro Colombia se colocó como el tercer productor sudamericano de polipropileno detrás de Argentina y Brasil. La situación de esta empresa debe ser revisada por Pequiven e iría mas lejos esta empresa debería ser expropiada por ser una empresa estratégica dentro de los planes de desarrollo nacional y para el polo petroquímico.

borges48@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4002 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: