Para Héctor, para el Ministro Héctor Navarro

Propuestas para el sistema educativo

¡Que tal, mis camaradas! ¿Cómo está Ministro Navarro? ¿Revolucionarios saludos a su valioso equipo?

No he escrito un artículo sobre la situación en Honduras, los hay en demasía y buenos. Sin embargo, debo expresar que el gorilote estercolero y los miembros, idem, de su jaula que, ya abierta, ha soltado todo su estiércol ideológico.

Todo lo han hecho guapos y apoyados por USA, sus fuerzas militares con la mayor base en Centroamérica (Honduras). Con razón les sabe a mierda, perdón, a estiércol, retirarse de la OEA –que de paso nunca ha servido para nada– ni que le eliminen las ayudas económicas. Tienen las de la CIA y Obama. Ah, y nada de la Conferencia Episcopal de la situación contra los pobres. ¡Qué raro!

Ahora bien, camaradas, la presencia de gobiernos ultraderechistas en Perú y Colombia, la pérdida del gobierno en Panamá poco revolucionario pero pasa a un empresario, la angustia y el desastre en Honduras sin Zelaya y la crisis en Argentina al gobierno de Cristina, también al liderazgo de Kirchner –que hasta renunció a la presidencia de su partido–, entre otros, así como nuestras debacles en algunas alcaldías y gobernaciones, todos los casos son producto de la acción mediática en la guerra de cuarta generación que todavía estamos perdiendo. Así de simple.

En el caso nacional también hubo un poco de ineficiencia y poco empoderamiento popular, que contribuyen con la perversa acción mediática, que nos seguirá ocurriendo si no hacemos gobiernos revolucionarios.

Por cierto, le oímos a Mario Silva la necesidad de realizar minicadenas desmentidoras. Menos mal que le informaron de parte de mis propuestas, últimamente a la Ministra Eekhout, donde incluí otras de mayor alcance.

Bien. Seguimos haciendo proposiciones directas a quienes dirigen gubernamentalmente los cambios necesarios para nuestra sociedad. Sociedad, incluye a los chavistas, mayormente con una mente distorsionada por una estúpida ideologización consumista.

Partimos de que debemos reconocer lo poco eficiente que ha sido nuestro Sistema Educativo y que la escuela y el liceo son lo más próximo a las comunidades.

En nuestra revolución se están haciendo grandes esfuerzos para mejorarlo. De ahí la Nueva Ley en discusión. Como que debe abarcar tanto la instrucción como la educación, que antes se decía debía ser del hogar. Sencillo, todos los estudiantes no cuentan con hogares consolidados. Muchos sin padre o madre; o sin ambos. Y otros, aun con padres no están preparados para educar hijos. Casi la mayoría.

Estimo que dentro de estas reformas lo ideal sería que el proceso de educación integral de los jóvenes se corresponda con unas firmes políticas nacionales en todos los campos que permitan definir cuántos profesionales, técnicos, obreros calificados, educadores, etc. deberán formarse para cubrir el desarrollo de nuestra Venezuela en esta centuria. Formarlos y cómo insertarlos.

Y que se enfatice en la masiva participación de l@s jóvenes en la elaboración de esa Ley. Como creo que se hizo, aunque no lo he escuchado de muchos jóvenes.

Estas mis proposiciones “salieron” por Aporrea hace más de un año y recibí varios apoyos y críticas, una muy extensa y valiosa, como todas, de un “veterano educador” que se extrañó que yo no lo fuera, sino que soy un simple ingeniero, un poco pensante, talvez.

Aquí van y ojalá las lea el Ministro o alguien del Ministerio. Una vez viajé a Caracas y las consigné en el Ministerio cuando Adán Chávez.

Todavía no he recibido ni un mínimo comentario de quienes les dirigí los anteriores artículos con proposiciones: Jesse Chacón, Tareck El Aissami y Blanca Eekhout. Salvo Eduardo Rothe –se las envié a un correo– con una mención sobre las minicadenas en su impecable programa en Radio Nacional, y ahora el comentario de Mario.

Por ello, camarada, te invito a pensar en este esquema revolucionario, que a mi manera de entender es práctico, no traumatizante, y directo hacia el humanismo que es socialismo. A la sensibilidad social. Una educación participativa y complementaria, pues. Formación de ciudadanos Integrales.

Ojo, son simples lineamientos a ser revisados y ampliados.

Nivelación cibernética.

Comparativamente con otras épocas, en la actual se está estableciendo una gran brecha cultural en cuanto a conocimientos en el campo de la informática. Afecta la agilidad mental de niños estudiantes simplemente porque la clase popular, está mayoritariamente y cotidianamente al margen del acceso a los juegos de computadoras, de videos, CD de enciclopedias, etc.

La propuesta es continuar con los Infocentros –medio decaído–, el “Plan de Computadoras” para cada instituto educativo, fomentando, eso sí, su uso hasta por las noches.

Y aprovechar el período de vacaciones en las escuelas y liceos, para llevar equipos itinerantes (inclusive computadoras de juegos o maquinitas para diversión), que además de cubrir la necesidad informática, complementaría al ocioso tiempo vacacional que, de paso, es un problema para los padres que trabajan.

Otro: Parte del tiempo de vacaciones también debería ser utilizado para acondicionar los pupitres y participar en los equipos de mantenimiento en general del conjunto educativo (como hacíamos antes) con participación de padres y representantes.

Educación participativa y competitiva

Frecuente que nuestros niños y jóvenes (contadas excepciones) sean poco participativos, llegando al miedo escénico, esto se debe a la manera como son “recriminados” ante una intervención errada en las aulas, ante sus compañeros. Un: “cállate o siéntate, Colón no vino en 1542”, por ejemplo. ¡La gran vergüenza!

Se debe corregir con una adecuada orientación y penalización a los educadores.

También destruir el viejo paradigma tercermundista que “10 es nota y lo demás es regalía” y emplear maneras de sana competitividad, sin olvidar los trabajos de grupos solidarios. Trabajos en equipo.

Educación artística

Esta proposición normará la sensibilización educativa hacia áreas culturales. Tratar, casi por obligatoriedad, que cada estudiante tenga una formación humanística que le permita crecer interiormente.

Más que el conocimiento teórico de materias artísticas, ver unas láminas de arte, específicamente al aprendizaje de fechas, autores, estilos, técnicas, etc., se orientará la formación hacia la capacidad de sentir, de captar.

Sensibilización con cualquiera de las manifestaciones culturales

En un solo año no se sentirá el arte ni se aprende a apreciarlo.

O sea, enamorar a los estudiantes (jóvenes en general) en este vasto campo como una manera de cultivo del espíritu.

Implementar un sistema de afiches pinturas, esculturas, etc., intercambiados quincenalmente en cada aula (según las edades) e itinerantes entre todos los institutos. Así, desde pequeñines, hasta profundizar la enseñanza en cursos superiores.

Todos llenando su tanque de espiritualidad, generalmente vacíos.



Los maestros y profesores, y las familias, también se beneficiarán con el programa para sentir y apreciar el arte, llenando sus tanques también generalmente vacíos de espiritualidad. Así vamos por la vida.

Educación musical

Estimo que entre lo más importante en este campo es generar una cultura hacia la apreciación de la música. Hincapié en la venezolana (enseñanza del cuatro, el arpa, maracas, etc.) con sus variadas hermosas expresiones a todo lo ancho del territorio. También la latinoamericana e internacional.

Por otra parte, darles a conocer la música elevada (clásica) o por lo menos que permita sensibilizarlos, hasta subliminalmente, para disfrutarla. Se lograría colocando música de este género como de fondo en clases –bajo volumen– y recreos –un poco más volumen.

*Igualmente, apoyados en los niños y jóvenes de las orquestas nacionales, sinfónicas y típicas, y corales, familiarizarlos con los instrumentos y sus sonidos.

Ojo, es una vergüenza que poc@s venezolan@s saben bailar joropo. Creo que ni valses venezolanos. Obligatoria su enseñanza. Masificarla desde la escuela. Y nada de formar artistas, simplemente para bailarlas y disfrutarlas compartiendo.


Educación literaria

Esta se referirá solamente a acostumbrar (repito, a enamorar) a los niños y jóvenes, en la lectura. Lecturas amenas y no para evaluación. Esta será progresiva hasta que, ya en cursos avanzados, comiencen a analizar estilos, obras, autores, etc.

En los barrios hacer una casa de la cultura de cada escuela y liceo. También de uso para Teatro, danza, plástica, etc. Los estudiantes a quienes más les guste la Literatura, servirán de facilitadores en sus comunidades. Y, de vez en cuando, invitar a “intelectuales” en esas áreas para estimular su enseñanza y su pasión.

Fomentar concursos literarios permanentes a todas las edades, que complementarán a los de las comunidades.

Todos en la lectura para aprovechar los libros que regala el gobierno del presidente Chávez. Entregados a grupos y no a individualidades. Lecturas colectivas. Escuchar poemas de poetas comunitarios, etc.



Educación en historia y geografía

Más de un adulto, ni pensar en muchos estudiantes, no está ubicado con relación a los periodos históricos, acontecimientos relevantes, etc. Pregunte a un amigo, educadores inclusive, qué tiempo abarca el Medioevo, o el Renacimiento. ¡Haga la prueba! Inclusive tú mismo, camarada. Y me disculpan los que estén bien informados.

Tampoco recuerdan países, su ubicación y sus capitales. De la misma manera con los estados de Venezuela.

Conocimientos indispensables como elemento existencial individual y como pueblo. Es necesaria hasta para poder entender las noticias.

Por ello propongo enseñar conceptos básicos. Acontecimientos fundamentales que todos deben (debemos) obligatoriamente conocer y con los que, solamente, serán evaluados.

El resto será presentado como una amena información, no académica.

Utilizar métodos audiovisuales costumbre visual en los niñ@s y jóvenes. Muestras físicas (réplicas de espadas, flechas, armaduras). Enamorar en las materias, repito la expresión.

Igualmente, emplear afiches, proyecciones, pinturas famosas que hasta servirán para conocerlas. Divulgarlas. Aquí se complementa con el tema de la Ecuación Artística.

Educación en ciencias biológicas

Todos aprendimos de zoosporas, sistema nervioso, etc., etc. pero somos incapaces de saber cómo funciona y cómo se protege nuestro hígado o riñones.

Estimamos que se repite el fallido esquema academicista de todas las materias. Dictar clases y buscar notas para evaluar. Se propone lo mismo que en los anteriores campos de la enseñanza.

Sabemos mucho más cómo funciona nuestro carro que nuestro cuerpo. Así como tampoco reconocemos a las plantas y árboles, ni sus cualidades medicinales, etc. Pregunte por una mata, un árbol, casi nadie conoce su nombre. Salvo, claro, el que vive o viene del campo. Ni sabemos cómo cuidarlas amándolas, mucho menos cultivarlas. Ni estar al tanto de las aves, etc.

Ah, las evaluaciones que vengan sin zancadillas de profesores y maestros buscando recovecos. Preguntas basadas hasta en notas al pie de página.

Evaluar sobre conceptos básicos y el resto tomarlo sólo como informativo, ampliable a los interesados en sus libros de consulta o enciclopedias en CDs.

Como la escuela, el liceo, es el vínculo más importante con los hogares y, por ende, con las comunidades, enseñar a consumir alimentos necesarios para el desarrollo físico-mental de todos. Economía incluida.

Graficar, presentar videos, etc., de todos los excesos para reducirlos.

Primeros auxilios

Podríamos implantar una masificación del conocimiento, bien practicado, de los primeros auxilios. Todos los niñ@s, los jóvenes, capaces de participar en situaciones de salud que vayan desde lo individual, lo familiar hasta lo colectivo, de mayor utilidad en crisis y desastres.

Cursos para mejor comprensión y/o recuperación por TV.

Transmitidos todas las tardes en algún canal del estado (y privados) y de obligatoria audiovisión, controlada en clases por los docentes.

Deporte obligatorio

Su enseñanza debe ser al contrario del esquema tradicional de solamente formar equipos para competir entre cursos, entre institutos. Los profesores, en su mayoría, antes no sé ahora, prefieren a los alumnos que saben de algún deporte en vez de dedicarse a enseñarlos. Y en función de las variables antropométricas.

La enseñanza de un deporte será de carácter obligatorio como complemento a la formación mental y espiritual (artístico) de cada estudiante.

Aun para jóvenes con impedimentos físicos, o gordos (desde ajedrez hasta caminatas, etc.)

De esta manera formar gradualmente atletas podemos contar con muchos atletas para la alta competitividad.


Dominio del inglés

Por la universalidad de ese idioma y por la globalización general es imprescindible, casi obligatorio, aunque sea “hablarlo, entenderlo” (vinculación a las empresas petroleras, o al turismo donde tenemos que traer gente de fuera, de las islas caribeñas)

Conocemos muy pocos egresados de educación media (después de 5 años de inglés), inclusive universitaria, que se expresen en inglés. A veces no pueden ni articular una frase.

Nos obliga a cambiar la fallida metodología de su enseñanza.

Esto aplica a otros idiomas de países con los cuales establecimos convenios integrales, culturales-económicos.

Debemos enseñar un idioma indígena. Mínimo nociones básicas.

¿Y los malos estudiantes?

A la mayoría de los educadores les complacen los estudiantes tranquilos, pasivos mejor, y les molestan los alumnos “alborotados” o “molestosos”.

Dentro de estas realidades, y dependiendo de las edades y niveles educativos, sugerimos las siguientes acciones:

1. A niveles de preescolar, y de primaria en general, evaluar psicológicamente a estos niños y jóvenes con inquietudes fuera de lo “normal”. De esa manera insertarlos, según la evaluación, por ejemplo, en centros educacionales para niños excepcionales por exceso, que son la mayoría de los inquietos.

2. Los mayores, en vez de tratar de amansarlos (a veces humillados) y/o botarlos del colegio o del Liceo, asunto cómodo, orientarlos. Ya que dejándolos a la deriva generan un mayor problema para su mamá, su papá y para toda la familia. Así como social ante la posibilidad de ser vagos o delincuentes.

Según una evaluación psicológica permanente, insertarlos en instituciones creadas para continuar orientándolos. Y luego, reinsertarlos en sus centros, u otros, de estudios tradicionales, o instituciones especiales.

CREAR CENTROS DE EDUCACIÓN ESPECIAL PARA JÓVENES CON PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO O DE BAJO RENDIMIENTO

Docentes preparados para atender adolescentes

No sólo se requiere la preparación especializada para atender el preescolar, también se requieren docentes con una especial formación psicológica (cursos complementarios) para atender la etapa más difícil de la vida: “la adolescencia”

Debemos fortalecer a nuestros jóvenes, hacerlos participativos, sin penas ni miedos escénicos. Útiles a ellos mismos, a sus familias, a sus comunidades, a la Patria.

Sistematizar métodos evaluatorios a los docentes

Con métodos donde participen Supervisores, compañeros, y, por supuesto, los alumnos y los representantes. Con base a resultados por calidad de la enseñanza. Eficiencia obligatoria para los ascensos y aumentos (o a la figura de bonificaciones especiales como premio a la eficiencia pedagógica)

Nada de aumentos contractuales, o lineales por porcentajes. Cero por Decretos.

Liderazgos en las direcciones (condición para permanecer)

Cuando observamos instalaciones educativas -o de cualquier tipo, hospitalarias inclusive- en mal estado entendemos que es por falta de Directores, Subdirectores, Supervisores que, quejándose de los presupuestos, hagan liderazgo en sus planteles y comunidades.

Junto a los representantes, los propios alumnos y gente de la comunidad, con apoyo de empresas (fábricas de pinturas, de productos de limpieza, etc.) pueden mantener sus instalaciones de la mejor forma posible sin la intervención del Gobierno.

Todas las empresas, y la gente, colaboran. Lo que hace falta es un personal docente (y alumnos y padres) a quienes les duela su instituto. No simplemente, y cómodamente, esperar recursos de los organismos públicos.

Incluir en cláusulas contractuales, debatidas con participación –formándolas– de las comunidades educativas, las que permitan destituir a quienes que no logren esos objetivos

EDUCACIÓN SUPERIOR

Con relación a los estudios universitarios lo ideal sería que los estudiantes vivieran una vida universitaria. Explico, estudiar y vivir dentro de las universidades. Estar de lleno en los estudios y participar en las actividades culturales y deportivas. Lo frecuente es salir de clases y a la calle. Y todo lo demás que conforman la distracción. Pocos practican deportes y pocos asisten a los juegos Inter-escuelas, etc. etc.

1- Los jóvenes que se formen “bien”, pasando por estudios de formación didáctica, si están trabajando, deberán impartir horas de clases (gratuitas o pago mínimo) en los institutos públicos universitarios de donde egresaron (por 1 o 2 años) con opción a ser titulares

Servirá como una regocijante compensación a nuestra inversión en sus estudios.

Otros serán profesores que ayudarán, por un período determinado, con lo que se reducirán los costos (sin pago de prestaciones, etc.) Y siempre con el asesoramiento de profesores titulares.

2. - Se propone que, al igual a la pasantía llamada “rural” de los médicos recién graduados (inexpertos), los otros profesionales y técnicos superiores (también inexpertos) deberán cubrir sus dos primeros años con participación en los programas: CIUDADES DE FRONTERAS que tiene que ver con la descentralización de las ciudades. Programa de asistencia obligatoria de todos los recién graduados. Con apoyo profesional experimentado y ventajas por vivir tan lejos,



Control de la drogadicción

Se propone tratar de disminuir la acción de los traficantes, y de los consumidores de drogas en los institutos educativos. Ha llegado libremente a la primaria.

Proponemos la utilización de perros antidrogas (difíciles de manipular o de captar, como pudiese ocurrir con policías corruptos), que revisarán los centros educativos en cada turno (salones, depósitos, baños, etc.) y permanecerán en las horas de ingreso a las puertas (morrales, etc.) Y en las barriadas (Propuestas que hice para el ministro El Aissami)

Hacérselas difícil a los dañantes, y a los dañados, que la tienen papita. Aunque busquen otras maneras de circularlas.

Se podría pensar en adiestrar perros callejeros con condiciones.

Siendo muy costosa la formación, preparación y manutención de los perros antidrogas –aunque esta inversión no debería tener obstáculos– se recomienda utilizar el dinero recuperado proveniente del narcotráfico, inclusive con la incautación automática de las cuentas bancarias de los traficantes (con una Ley que no permita heredarlas) exclusivamente para ese fin.

Así como incluir dentro de las penalizaciones a los narcos, además de las carcelarias, la cancelación de cuotas proporcionalmente a la magnitud de su daño social, donde se incluya la venta de sus propiedades (lanchas, quintas, aviones, etc.) Inclusive extensiva a sus familiares (evita la complicidad y, tal vez, pueda ser un freno)
Orientación efectiva

Los jóvenes hacen poco caso a los consejos de los mayores. NO escuchan a un psicólogo calvo, con chivita en candado, lentes cabalgando en la punta de la nariz, por más preparado que sea.

Prefieren a sus panas contemporáneos que transitan sus propias incógnitas existenciales.

Para una acción preventiva proponemos seleccionar y preparar para transmitir información a los jóvenes recuperados de la drogadicción, para que sean los interlocutores válidos con los niños y jóvenes.




Hacia hogares estables

Analizando la idea de las Escuelas de Padres (desde finales del S XIX) analicé que era fundamental primero formar buenas parejas, buenos matrimonios.

A casi la mayoría de las parejas les cuesta convivir, o ponerse de acuerdo, desde los asuntos conceptuales hasta en detalles.

Esto va desde los principios de respeto, o mejor dicho de consideración, hasta conocer y tolerar el que alguien “deje los jabones con pelitos”, “orine la tapa”, “recoger interiores por un mal lanzamiento”. Los “peitos” en la cama, etc.

Pelean constantemente. Y los divorcios abundan.

Muchos de los amigos compañeros de estudios de nuestros hijos menores son hijos de “divorciados”. Se ha hecho hasta normal.

No como antes que muchas parejas se toleraban, o se aguantaban, etc. Cuestión de principios o de costumbres. O de miedos.

Por cierto, siempre le sugiero a las futuras parejas –casadas o no- que no metan al intruso televisor en el cuarto. Es un mecanismo perverso de distanciamiento afectivo. Tampoco usar el cuarto para leer periódicos. Ese espacio debe ser para hacer el amor con arte, o para dormir.

Luego sí vendría el cómo educar a los hijos. Etapa más compleja pero ya consolidada la pareja para las acciones.

Sabiendo cómo se puede convivir y aceptándose como parejas, sí podrían cumplir en armonía con ese delicado rol familiar.

Para ello, estimamos conveniente elaborar un programa que se implemente desde el tercer año (a definir el año) de bachillerato con participación de parejas jóvenes –recuerden lo de la aceptación generacional– previamente preparadas para la didáctica.

Se realizarán talleres, conversatorios periódicos sobre el tema de la relación de pareja familiar. Inclusive desde novios.

NOTA: Ojalá podamos rescatar el “romanticismo” que, a mi manera de apreciar, no puedo precisar desde cuándo contribuimos, entre todos, a desaparecerlo.

Muchas muchachas nunca han recibido una poesía. Muchos muchachos han perdido ese placer de elaborarlas. Es más, seguro la consideran ridícula. Cursi, pues.

Los chamos y las chamas se empatan y ¡ya¡

De ahí que también, quizás, se puedan extender estos talleres al correcto y claro entendimiento de las hermosas relaciones sexuales, con jóvenes como profesores –repito– formados para ella.

Nada de expertos, pero que sí apoyarán a las jóvenes parejas docentes.

Bebidas alcohólicas

Mire, camarada, esto es muy controversial. Pero siendo universal y ancestral en todas las civilizaciones –y hoy frecuente entre los jóvenes, y adultos– el consumo de bebidas alcohólicas, en vez de estar preocupándonos por las enseñanzas y prácticas entre amigos he propuesto enseñar su consumo a nivel de bachillerato. Talleres.

Eliminar situaciones como aquella de: “No, Luisa, tranquila, la fiesta pro-graduación de mi hijo estuvo muy buena y a tu hijo Carlos lo invité a que se quedara a dormir”. Lo que ocurrió fue que el chamo Carlos se pasó de tragos por inocente, por dárselas de varón, por sentirse alegre, etc.

Recurrir a la enseñanza básica para consumir bebidas alcohólicas. Cuándo beberse una (s) cerveza (s). No hacerlo con el estómago vacío. El número de ellas ya que su consumo no es una competencia sino que implica una manera de compartir sin excesos. Que no se haga el ridículo –destacarlo–, que no produzca malestar de cabeza y/o estómago. Que no sea riesgoso en ningún momento. Que es obligatorio mantener su equilibrio mental. Cuidarse de que no le vayan a echar una vaina rara en el trago (habrán siempre los “dañados”)

Enseñar todo sobre las bebidas: Cuándo beberse una copa de vino. Igual con un ron o un güisqui. Cómo está el estado de ánimo que influye en la respuesta a la ingesta, etc.

En fin, sin miedos, evitar las malas enseñanzas –a la deriva callejera, cotidiana, entre amig@s– para evitar malas prácticas.

Gratuidad de la educación.

Esta es una aproximación muy controversial. La veo eliminada debido a la concepción de apoyo a la educación de nuestro Gobierno revolucionario. Pero como la elaboré hace algunos años, aquí la lanzo.

Para un análisis cuidadoso. Proponemos de forma total en primaria, y parcial –con bajos costos– en secundaria, técnica y universitaria.

Se refiere a un esquema basado en una política de estímulos con una escala de rendimientos estudiantiles, hacia una mejor preparación, según cualquier sistema de evaluación.

En caso de utilizar el de puntuación actual, pudiese ser: Gratis para los que estén en un promedio entre 16 y 20 puntos; entre 12 y 15 puntos pagarán la mitad de cuota baja y los que tengan menos de 12 puntos y hasta 10 (preferiblemente en el primer año) pasarán a una proceso de evaluación que definirá su continuación, una reorientación vocacional, el pase a una educación artesanal o de otro tipo.

También servirá para evaluar a los educadores.

Nota: Deben evaluarse todos los libros de texto que por lo estúpidamente comercial no pueden ser utilizados por otros ya que hay que escribir en sus páginas, resaltando los conceptos que, a mi manera de entender, deberían enseñarse. Volverlos eminentemente que sean exclusivamente para lectura y consulta.

MISIÓN ARAÑA (en recuerdo al arañero mayor de Sabaneta)

Esto tiene que ver con exigir la venta de dulcería criolla en todos los planteles educacionales del país. Y salados venezolanos.

Competir con las bolsitas de cheestris, papitas, cocosetes, pirulines, (algunos sabrosones, por cierto) etc. con las papitas y su clavos de especia, coquitos, majaretes, arañitas, dulcitos de coco, etc. etc.

Se exigirá en los educadores estimular su consumo dando a conocer sus bondades en contra de los químicos conservadores de las marcas.

Miren, camaradas, entre lo más importante está generar una gran mano de obra popular casera en la comunidades para abastecer esa demanda. Cursos sobre el manejo sanitario de los ingredientes. Controles de calidad por las propias comunidades (supervisores de producción por casas)

Y de ser necesario recurrir al uso de envoltorios llamativos como los que atraen a nuestros niños y jóvenes.

Nota: De ser posible prohibir la venta de refrescos. Y, como compensación, además de los juguitos y Tes envasados, estimular la oferta, preparación, de jugos de frutas naturales, no importando que no sean de pura pulpa, simplemente saborcitos a melón, a guayaba, etc. En cualquier caso serán más sanos.

Manejo de los desechos sólidos

Los institutos educacionales conforman la base de todo. En especial para formar conciencia, y conciencia cívica. La política del buen vecino, del buen ciudadano, de patriotas.

Iniciemos también ahí la práctica de la clasificación de la basura, su recolección, su comercialización y la disposición final de lo que quede. Esta orientación llegará a todos los hogares con los mejores emisarios orientadores: los niñ@s

Ahora la frase mágica, “para finalizar” quisiera dar e a entender que debemos formar ciudadanos integrales, buenos conocimientos y almas equilibradas, bien sanas y fuertes. Así ¡venceremos!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2162 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor