Creado otro movimiento estudiantil

La infausta noticia de la división del movimiento estudiantil oposicionistas ha caído como una piedra en el techo de zing de la oposición venezolana. Las esperanzas que representaban jóvenes como Jhon Boycotea, Nixòn Pardo entre otros héroes como Stalin se ha diluido en un archipiélago de intereses de los partidos que pugnan por lograr la hegemonía del movimiento.

La última información nos relata que Boycotea fue colocado de tercero (el es de Primero Justicia) en la organización Parlamento Joven Estudiantil, toda vez que el partido Nuevo Tiempo se apoderó de Coordinación General y Secretaría General al nombrar a Stalin González y José Caricote a los respectivos cargos del nombrado Parlamento.

Ello produjo una estampida de otros líderes y grupos como Bandera Roja, pedazos de Primero Justicia, COPEI y los retazos que quedan de Acción Democrática, lo que convirtió a este sector del oposicionismo en un verdadero archipiélago de fragmentos pulverizados que será difícil juntar para verlos.

Sin embargo un grupo de estudiantes oposicionistas, ciertamente radicales, porque se oponen a todo, incluso a la oposición, han declarado que la rebeldía es un bien público y no una parcela de algún partido y menos de un zaperoco de partidos, por lo que han optado por crear un nuevo grupo de oposicionistas a los oposicionistas.

Para ello un numeroso grupo de estudiantes oposicionistas a los oposicionistas han resuelto crear el MOVIMIENTO INDEPENDIENTE PARA ESTUDIANTES ORGANIZADOS (MIPEO) con miras a constituirse en un frente absolutamente independiente de la oposición, del gobierno, de las autoridades universitarias y de los padres o representantes. Algunos de sus voceros han indicado que no quieren nada con nadie porque MIPEO, según ellos, “no es problema de nadie sino es su propio problema”. Señalaron también que aquellos que vengan a meterse con ellos instándolos a discusiones y debates confusos serán contundentemente repelidos por las mismas fuerzas de las entrañas del cuerpo estudiantil.

Señalaron deslindarse de toda forma orgánica que trata de empujarlos hacia fuera o hacia dentro en una u otra tendencia, igualmente dijeron que MIPEO, luchara por echar adelante los principios de independencia y que cualquier estudiante que quiera unirse a este movimiento debe demostrar las siguientes condiciones: debe estar en circunstancias físicas a intelectuales apropiadas, no tener vergüenza de ser parte de MIPEO, porque su problema será nuestro problema, ser firme y consecuente con los premisas del movimiento, no meterse en problemas mientras este en MIPEO, debe cumplir a cabalidad con la normativa legal del movimiento, cargar pañuelo y un frasquito de vinagre en caso de alguna contingencia (con la policía), debe aceptar tal como son a los demás miembros con sus debilidades y fortalezas.

Algunos representantes del casi abortado Parlamento Joven Estudiantil han señalado como inconveniente la creación de MIPEO, puesto que ello generará un ambiente enrarecido en el movimiento estudiantil, también mencionaron que cada quien es libre de hacer lo que le de la gana pero no en detrimento de la vanguardia estudiantil.- Llamaron a los dirigentes de MIPEO a colocarse en la retaguardia del movimiento estudiantil , señalando que “cada tiene una posiciones que jugar de acuerdo a su vocación natural y creemos que ellos tiene una responsabilidad seria que cumplir en estos tiempos de vientos huracanados de la política nacional”.

En fin la confusión es total y en medio de este enredo de movidas, movimientos, grupúsculos, tendencias e intensiones “apolíticas”, ninguno asume la responsabilidad por lo que habrá de ocurrir en el saco de gatos que se ha convertido el movimiento estudiantil oposicionista.



aldemarobar@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3939 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor