Golpe suave y al revés

Como la bandera invertida que se niega a sí misma, así quedó el llamado golpe suave con que se pretendió otro 11 de abril contra el gobierno constitucional. Colocar la bandera al revés no podía provocar sino reveses a los “creativos” de tan enrevesada idea. Los efectos de sus acciones se les han revertido como viene ocurriendo desde la Carmonada, cuando el retrato del Libertador fue desaparecido del Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores.

Los alumnos de las universidades privadas se dieron a la tarea de cumplir las instrucciones del Instituto Albert Einstein de Estados Unidos. La receta había sido aplicada con éxito por la CIA en algunos países de Europa del Este. Aquí estaba el primer error estratégico, pues Venezuela no es Yugoslavia ni Ucrania, blancos estos países de las llamadas “revoluciones naranja”. En resumen, se trata de una serie de acciones “pacíficas” contra regímenes dictatoriales, sólo que aquí no existe, a pesar de los medios, ni siquiera una dictadura virtual.

Los estudiantes de las privadas, sin embargo, comenzaron a avanzar y a conquistar algunas colinas del “enemigo”, con evidente apoyo de sus rectores y profesores, primera debilidad y desnaturalización del “movimiento”. Se hicieron recibir en la Fiscalía General de la República y en el mismísimo Tribunal Supremo de Justicia. Quedaban dos objetivos: la Asamblea Nacional, para luego avanzar sobre el Palacio de Miraflores. A esta altura, ya contarían con el apoyo de las masas populares y, ejerciendo la resistencia pacífica, se quedarían frente al palacio presidencial hasta que “el tirano se vaya”, no ve.

La debacle sobrevino cuando fueron recibidos en la Asamblea Nacional. El parlamento también otorgó el derecho de palabra a sectores estudiantiles revolucionarios. Esto no estaba en el libreto del “Albert Eisntein”. Los jóvenes oposicionistas se enojaron mucho y de acuerdo con un guión publicitario, desertaron de un debate que ellos mismos habían solicitado en carta a la directiva de la AN que obra en nuestro poder. Allí también pedían, en el ordinal primero, que el debate fuera transmitido por todos los medios de comunicación públicos y privados. Así se les complació, extrañamente para su mayor enojo.

La deserción de la Asamblea Nacional significó el acabose, por ahora. La burbuja protestataria se espichó como un globo de colores, tal vez naranja. Los articulistas oposicionistas, irritados por la debacle, se precipitaron a escribir que a sus chicos les hicieron una “emboscada”. Otra vez, como el 11 de abril de 2002, nadie es responsable de sus actos. “Yo no estuve en Miraflores…avalando nada”

Hasta allí llegó, olvídense, este ensayo del “golpe suave”. No es causal que luego de la torta de la Asamblea Nacional, las autoridades de las universidades involucradas se hayan apresurado a llamar a clases. Algunos muchachos pueden seguir en las calles, pero sólo como coletazos de lo que pudo haber sido y no fue. De un pretendido huracán que no superó su propio ojo.

El constante cambio de consignas refleja la inconsistencia del “movimiento”. Primero protestaban en favor de RCTV y Granier. Al ser identificados con una empresa privada, pasaron a pedir “libertad de expresión”. Al expresarse donde quisieran, ser recibidos por todos los poderes y con cobertura mediática jamás otorgada a movimiento estudiantil alguno, cambiaron la consigna por la de “derechos civiles”. Al no poder demostrar la violación de ninguno de estos derechos, optaron por marchar para pedir “reconciliación”. Una joven estudiante bolivariana, al oír la consigna, expresó: “¿pero por qué reconciliación, si nosotros no estamos bravos con ellos? Adiós, cará”.

earlejh@hotmail.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 3358 veces.



Earle Herrera

Profesor de Comunicación Social en la UCV y diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV. Destacado como cuentista y poeta. Galardonado en cuatro ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo, así como el Premio Municipal de Literatura del Distrito Federal (mención Poesía) y el Premio Conac de Narrativa. Conductor del programa de TV "El Kisoco Veráz".

 earlejh@hotmail.com

Visite el perfil de Earle Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Earle Herrera

Earle Herrera

Más artículos de este autor