Las crueldades de los patriotas

Las guerras siempre son salvajes, hablar de guerras civilizadas es absurdo, en los conflictos que se suscita la finalidad es acabar con el enemigo de la manera más rápida para así obtener la victoria.

En la guerra por la independencia de Venezuela se cometieron grandes atrocidades por ambas partes y muchos de sus hombres se comportaron como vulgares asesinos tan igual como Boves, Monteverde, Zuazola.

Como historiador vamos a ser imparciales y opinando que el fin justifica los medios, trataremos de hablar de ciertas atrocidades cometidas por los patriotas, que sin lugar a duda no podrán restar importancia a la lucha por la Independencia.

Los primeros desmanes que registra la historia son los cometidos por el prócer trujillano Antonio Nicolás Briceño que fue el primer promotor de "La Guerra a Muerte".

En su entrada a San Cristóbal le envía a Bolívar una cabeza de un español que había degollado, este cruel regalo venía acompañado de una carta en la que las primeras líneas estaban escritas con sangre.

La macabra carta comentaba que lamentaba haber solamente encontrado dos españoles, los cuales había decapitado y enviado como ya se dijo una cabeza a Bolívar y otra a Castillo, militar granadino.

Briceño ofrecía grados en su ejército según el número de cabezas de españoles que le fueran presentadas.

José Francisco Bermúdez decapitaba con su espada a los vencidos y Arismendi se destacó por los atropellos y asesinatos que cometió en nombre de la libertad, madrugando para contemplar las ejecuciones y hasta a veces el mismo actuando como verdugo.

Campo Elías, español partidario de la independencia que es acusado de los asesinatos en Calabozo y que en un arranque de rabia asesinó a su tío y exclamó: "La raza maldita de los españoles debe desaparecer, después de que acabe con todos me suicidare para que no quede vestigios de esa raza en Venezuela".

El asesinato de Barreiro en La Nueva Granada cuando este era un prisionero del General Francisco de Paula Santander. El asesinato de los frailes españoles en la misiones de Guayana es muestra de otro de los muchos desmanes cometidos por los patriotas.

La guerra por la independencia fue por su participación una guerra civil ya que peleaban venezolanos contra venezolanos; hijos de una misma tierra; y siempre las contiendas civiles son las más crueles.

Esa es la verdadera historia sobre los desmanes en la guerra por la Independencia y quizás los patriotas trataron de enfrentar fuego contra fuego.

La libertad se logró después de crueles derramamientos de sangre y para enfrentar a hombres tan salvajes como los defensores del Rey que cometieron los desmanes ya bastantes conocidos. Si los españoles tuvieran a sus asesinos sería absurdo negar los nuestros.

Así son las guerras, crueles, salvajes y siempre los que llevan la peor parte son los inocentes. Debemos conocer nuestra historia por muy cruda que sea, definir los hechos con la veracidad que tuvieron.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1212 veces.



José Rosario Araujo


Visite el perfil de José Rosario Araujo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: