Elecciones rectorales en la UCV. Mi candidato

Pues sí. Siendo profesora jubilada de la Universidad Central de Venezuela (UCV) me tocará ir a votar el próximo 26 de mayo, en pocos días.

Lo haré con mucho gusto esperando el dichoso cambio de autoridades que llevan apoltronados once años en sus magnificentes puestos como autoridad, lo que les permitió pasarse de la raya, volverse locos, abandonar la principal función de la universidad como es la formación académica de sus estudiantes, y el conocimiento puesto al servicio del país, sobre todo ahora que estamos en un país bloqueado en todos los sentidos. Todas las excusas han sido buenas: el reeeegimen, la pandemia, las güarimbas propiciadas desde esos mismos lugares, la lucha por la libertad que para ellos estuvo representada por juanito alimaña en el país de Narnia. ¡Qué vergüenza!

Mi candidato es lo que yo llamo un chavista "pendejo", a mi imagen y semejanza, por ello me identifico tanto. Pendeja me decían algunos amigos estrechos, escuálidos ellos, porque siendo yo una fervorosa chavista nunca intenté utilizar a los chavistas en el poder para obtener prebendas. Ni aún cuando en verdad necesitaba resolver algún asunto de importancia. Siempre preferí hacerlo por mis propios medios, con la cara en alto, hacia adelante, sabiendo que la razón me asistía. No siempre lo logré, está claro.

Gracias al erudito Uslar Pietri los venezolanos estamos autorizados a usar la palabra "pendejo" públicamente. Al escribir pendejo no pretendo, ni mucho menos, insultar a mi colega el doctor Miguel Alfonzo, candidato a Rector por la Universidad Central de Venezuela.

No lo pretendo porque Miguel Alfonzo justamente es mi candidato a Rector. Y porque yo me siento una chavista tan pendeja como él. O sea, para explicarlo mejor, nunca fuimos los que un día, hace años, el personaje chatarrita calificó como "enchufados".

Valga esta reflexión en estos momentos cuando hemos sido testigos recientes de cuanto chavista enchufado había por ahí, detenido por corrupción y los que vendrán (1).

La definición que le da la RAE a la palabra "enchufado" es la siguiente: "que ha conseguido un empleo o beneficio por enchufe y no por méritos propios".

En cuanto al calificativo de "pendejo", en mayo de 1989, Arturo Uslar Pietri planteaba nuestro dilema histórico de venezolanos en términos de vivos o pendejos, corruptos y honestos (2).

Uslar Pietri admitió que "el venezolano en su mayoría es honesto, "aunque serlo no le signifique alguna recompensa, y no faltará desde luego alguien que le diga: caramba, ese hombre sí es honesto. Pero lo más seguro es que le declaren más bien pendejo" (3).

He tratado de explicarle ese término a mis compañeros latinoamericanos del grupo Biké, del cual Miguel hace parte, siendo un compañero valioso que aporta mucho en nuestro aprendizaje, no solo por el alto nivel de conocimiento, como en el caso de mi amigo secreto Diogenes, sino por el quehacer político académico que, desde años, realiza Miguel denodadamente.

Si debo resaltar alguna característica del comportamiento de Miguel Alfonzo es su valentía. Solo, dando su cara, esgrimiendo sus argumentos con sensatez, solidez y conocimiento, alzó su voz numerosas veces, durante los últimos catorce años, como representante profesoral en el Consejo Universitario.

Esta valentía fue muy importante cuando las autoridades universitarias (que por suerte saldrán), permitieron la presencia del interino de Narnia, Juanito Alimaña, en nuestra hermosa Aula Magna. Sin alguna vergüenza y enfrentando, de tal manera, al poder ejecutivo.

Esa valentía de Miguel fue una barrera necesaria, aun simbólica, en contra de cuantos actos descabellados fueron propuestos en el seno de ese recinto. O no propuestos, como protestar como comunidad del conocimiento por las sanciones de Estados Unidos y el bloqueo a Venezuela. Claramente convenientes para sus políticas rectorales habiendo incluso visitado a la Embajada estadounidense a confabular contra nuestro país. Esgrimiendo su papel de autoridades universitarias, escudando su miseria detrás de la grandeza de lo que siempre ha sido nuestra universidad.

En el Consejo Universitario con apenas veinticinco personas representantes, se deciden las actuaciones de un recinto universitario que representan a cuarenta mil. Nuestro compañero Miguel Alfonzo, acompañado de otro profesor, enfrentando una infortunada mayoría, representó en todos esos momentos cruciales el rostro de la dignidad, sabiduría, la sindéresis, la sensatez en medio de tanto miserable desquicio y podredumbre.

Esa valentía lo llevó, junto a sus compañeros de Proyecto Socialista, a denunciar numerosas veces actos de corrupción evidente. Tan evidentes y notorios que al mismo Vicerrector Administrativo no le quedó más remedio que renunciar (4).

Mi compañero Miguel Alfonzo, denunció la parálisis en la Universidad Central en tiempos de güarimba, o, mejor dicho, del terrorismo de calle que usó a los estudiantes como carne de cañón, aprovechando la inocencia, la inexperiencia, la falta de malicia de nuestra juventud. Así se los dijo al escribir su "Carta a sus estudiantes", fechada en marzo de 2014 (5).

No solo en tiempos de güarimba, sino en tiempos de pandemia donde la principal universidad del país, la UCV, no logró, por falta de voluntad, mantener la tarea académica a través de internet, como sí lo hicieron en cientos de universidades del mundo al dar una respuesta a la crisis intentando no atrasar más el estudio.

Recuerdo en tiempos de huelga universitarias, una caricatura de Pedro Zapata, en los años ochenta, donde se apreciaba un burro dentro de un corral que representaba a la propia universidad. Señaba algo así como: "cuando la universidad cierra, entra la ignorancia".

Apreciados lectores: es esto lo que ha sucedido tristemente, en nuestra querida Universidad Central. Las carreras académicas, por la bien premeditada inercia de las actuales autoridades rectorales que usaron las excusas de güarimbas una y dos, de pandemia y post pandemia mal manejadas, se han alargado a seis, siete y más años. Por no computar, por falta precisa de datos, todos aquellos jóvenes que se fueron del país al no encontrar respuestas a sus justos y nobles deseos de estudiar en Venezuela. Donde además la educación es gratuita y, hasta que yo supe (antes de todo este desastre), de calidad.

Me he sentido muy bien representada por el compañero Miguel por cuanto yo, muy jubilada de esos espacios, no dejo de sentirlos como propios, necesarios y me duele saber lo que está sucediendo. Miguel Alfonzo será un muy digno representante de la casa que vence las sombras: será la voz del campesino que está en la tierra, del marinero que está en el mar, del miliciano que va a la guerra con un canto infinito de paz. Muchos de ellos, campesinos, marineros, milicianos, obreros, que no podrán llegar a cumplir sus sueños de juventud estudiando y formándose académicamente, pero sí sirviendo a su Patria en cualquier lugar que les corresponde.

Sería muy largo escribir aquí del extenso currículo de Miguel Alfonzo, nacido en el estado La Guaira y que se graduó en nuestra universidad muy joven y con honores, en Biología. Ingresó como docente y realizó un doctorado importante en París donde, además, tuvo la gran alegría de servir a Hugo Chávez, algo así como de cicerone, a petición del embajador de Venezuela en Francia, de aquel momento.

Mi compañero Cécil Gerardo Pérez, universitario cabal y conocido articulista de estas páginas, escribió de forma completa y elegante sobre las cualidades de Miguel Alfonzo. Recomiendo la lectura de su artículo (6).

Pero hay algo que no se comenta sobre la cualidad de verdadero compromiso del compañero Miguel. Durante más de un año, además de todas sus otras actividades de docente e investigador en el área del VIH, además de editor de una extraordinaria revista virtual, de gran calidad artística y de contenido, como es El Vitral de la Ciencia, ha tenido un papel importante en rescatar la Escuela Latinoamericana de Medicina Salvador Allende (ELAM). Fue creada por Hugo Chávez en 2007 para darle cabida en principio a estudiantes latinoamericanos, siempre dentro de su plan de integración con la región que nos une, pero después también atendiendo a estudiantes de Palestina, de algunos países de África y, si mal no recuerdo, hasta de Europa (7).

Miguel Alfonzo tuvo un papel titánico en la ELAM cuando debido a las particulares condiciones por el bloqueo y la situación económica del país encontró la anterior sede en Mariches en condiciones paupérrimas. Trabajó activamente en el traslado a San Antonio de los Altos, entregándose en cuerpo y alma a rescatarla para colocarla en el lugar grandioso que se merece. Me consta que pasó hasta las últimas fiestas navideñas y de fin de año compartiendo con los estudiantes e, incluso, sembrando un nuevo huerto que serviría para su alimentación. Miguel tuvo que coordinar la atención de los inscritos y hasta enseñar nuestro idioma a tantos jóvenes que vinieron a Venezuela con el sueño de ser médicos, gracias a Hugo Chávez.

Apreciados lectores, les aseguro que Miguel Alfonzo, candidato a Rector, de altísimo nivel académico, de innegables cualidades de compromiso con el país, nunca se amilanó ante las difíciles circunstancias que vivió en esa experiencia.

Por lo que estoy segura de que luego de años en una universidad donde se rescató, gracias al gobierno bolivariano, su estructura física, respetando su diseño original y llevándola nuevamente a ser orgullo del patrimonio de la Humanidad, ahora deberá redimensionar (como acostumbra a decir) tanto la parte académica, razón de ser de la casa de estudios, colocarla al servicio de un país bloqueado, y atender a la vez a los trabajadores, empleados y profesores que hacen vida en ella. Con sus múltiples graves dificultades que todos conocemos.

Por último, deseo resaltar un aspecto simpático de la personalidad de mi candidato a Rector: su sentido del humor. Siempre lo requerimos para nuestras reuniones virtuales pues Miguel, junto a sus siempre muy acertadas reflexiones académicas, logra en cualquier instante, hacernos reír. Como hizo reír a muchos con su brillante artículo publicado por estas mismas páginas y titulado "El Orgasmo le llegó a la UCV" (8). Lo que por cierto le ocasionó que Amalio Belmonte, también uno de los actuales candidatos a Rector, lo acusara incomprensiblemente de nazista en una carta dirigida a la comunidad universitaria. ¿No entendería el fino y exquisito sentido del humor de su ahora contrincante Miguel Alfonzo?.

Como nos recordó hoy otro compañero del grupo, Francisco Cordero, la alegría es resistencia porque no se rinde (Gilles Deleuxe). Apreciados lectores, ese es Miguel Alfonzo. No se rinde. Y continuará su trabajo permanentemente, a pesar de cualquier dificultad que deberá, con certeza, enfrentar.

Estoy segura de que Miguel Alfonzo y su equipo de candidatos rectorales, los profesores Lesmit Rosell, Eleazar Mujica y Alicia Cáceres, sabrán hacerlo con un alto nivel de compromiso, competencia, inteligencia y mucho acierto.

Y volveremos a sentirnos orgullosos de nuestra casa que vence a las sombras.

Para seguir las siempre muy sabias recomendaciones de mi amigo secreto Diogenes, comparto con ustedes las diferentes entrevistas que le han hecho a Miguel Alfonzo en las últimas semanas (9,10,11,12,13,14). Ahí podrán conocer en detalle su plan de trabajo, su personalidad serena, pausada, pero firme, así como vislumbrarán todo el amor de que es capaz, para servir a la Universidad Central de Venezuela.

Desde nuestro grupo de reflexión Biké y Sapan inka, te decimos:

¡Adelante, estimado Miguel! Cuentas con nuestro pleno apoyo y admiración. Tu labor es muy valiosa, llevando luz a donde otros se empeñan en perpetuar las tinieblas al deshonrar la institución que les ha formado intelectualmente.

Sean cuales fueran los resultados que sabremos en pocos días, nuestra opinión es que, junto a tu equipo de candidatos a autoridades rectorales, ya has vencido, ofreciendo tu humanidad toda para representarnos, luchar por el país y por todos los universitarios de buena voluntad que queremos a la UCV y a Venezuela.

  1. https://www.vtv.gob.ve/caiga-quien-caiga-golpes-corruptos-pdvsa-ii-3/

  2. Intervención de Arturo Uslar Pietri en programa televisivo "Primer plano", transmitido por RCTV. 16 de mayo de 1989.

  3. https://talcualdigital.com/20-anos-del-pendejo/

  4. http://www.correodelorinoco.gob.ve/renuncia-vicerrector-ucv-por-corrupcion-y-usurpacion-de-cecilia-garcia-arocha/

  5. https://questiondigital.com/carta-para-mis-estudiantes-de-medicina-de-la-la-ucv-en-tiempos-de-guarimba/

  6. https://www.aporrea.org/actualidad/a321393.html

  7. http://www.minci.gob.ve/elam-se-integra-al-plan-de-estudio-de-la-universidad-de-las-ciencias-hugo-chavez/

  8. https://www.aporrea.org/oposicion/a163274.html

  9. https://www.youtube.com/watch?v=rw3gjIASesQ&t=1144s Entrevista en diálogo con..Televen

  10. https://www.youtube.com/watch?v=0TlPXFeBDDA Entrevista en Primera Página

  11. https://www.youtube.com/watch?v=z2KzNWW_Jmg Entrevista en Cara a Cara con Clodovaldo Hernández (La IguanaTv)

  12. https://ve.radiocut.fm/radiostation/nacional-venezuela/listen/2023/04/22/09/00/00/ Entrevista en Radio Nacional de Venezuela

  13. https://ultimasnoticias.com.ve/noticias/politica/proponen-trabajo-y-conocimiento-en-la-ucv/ Entrevista en Últimas Noticias

  14. https://www-elnacional-com.cdn.ampproject.org/v/s/www.elnacional.com/venezuela/miguel-alfonzo-candidato-a-rector-de-la-ucv-la-universidad-debe-establecer-cooperar-y-colaborar-con-las-politicas-de-estado/amp/?amp_gsa=1&_js_v=a9&usqp=mq331AQGsAEggAID#amp_tf=De&share=https%3A%2F%2Fwww.elnacional.com%2Fvenezuela%2Fmiguel-alfonzo-candidato-a-rector-de-la-ucv-la-universidad-debe-establecer-cooperar-y-colaborar-con-las-politicas-de-estado%2F Entrevista en El Nacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2463 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Flavia Riggione

Flavia Riggione

Más artículos de este autor