De una universidad en cada fábrica, a la ciudad comunal como universidad

Ayer finalizando la tarde (20/05), cuando el Presidente Nicolás Maduro, reunido con dirigentes sindicales y ministros durante la presentación de Propuestas del Consejo Presidencial de Gobierno del Poder Popular de la Clase Obrera hizo su propuesta de llevar la Universidad a las fábricas, pensé que ya era hora de que conocieran una experiencia originada en la Universidad Politécnica Territorial del Estado Bolivariano de Mérida: Kleber Ramírez (UPTM-KR).

Desde hace 13 años hemos venido accionando, en forma experimental, el Proyecto: Escuela de Aprendizaje Socialista (EDAS), a través de la conformación de Comunidades de Aprendizaje Socialistas (CAS), que se constituyen para lograr la acreditación académica en las áreas donde los participantes actúan y desarrollan sus actividades cotidianas. Este Proyecto lo estoy reelaborando como mi tésis de grado, con el fin de optar al doctorado en Pedagogia Critica. (Buscar en Google: http://edasmerida.blogspot.com/ y https://edasmeridadigital.blogspot.com/). Un consejo y sugerencia que espero el lector considere: Si después de revisar estos blogs, no encontró nada que le llamara su atención, no continúe perdiendo su tiempo leyendo esto.

Pienso, luego existo ó Existo, luego pienso; he allí la disyuntiva donde estoy ahora para poder llamar la atención sobre el título de este artículo, que como todos los escritos que hago, trato de que no sean superiores a dos páginas para que el lector no se fastidie. Supongo que ya realizada, por lo menos una ojeada al blog que le recomendé, ya podamos entrar en materia, comienzo por afirmar que: "El Socialismo no se enseña, se aprehende", con esto quiero decir que la Escuela de Aprendizaje Socialista (EDAS) debe ser percibida como una instancia de aprendizaje y no como un centro de enseñanza, porque parafraseando a Paulo Freire, "nadie enseña nada a nadie, el hombre aprende en comunión con otros hombres". Es a partir de allí que he venido desarrollando un marco teórico que considero es un aporte metodológico a la formación andragógica, en la cual he fundamentado esta experiencia de vida que hoy quiero dar a conocer.

En la séptima estrategia del Consejo Presidencial de Gobierno, que trata sobre la Formación, el Presidente Maduro expuso sus ideas sobre este punto y resumiendo dijo que él quería que en cada fábrica se instalara una universidad para que los trabajadores de ellas se especializaran para la producción de bienes de consumo y servicios y reciban la acreditación académica que puedan alcanzar. Aun cuando es un paso que podría llevar hacia el Paradigma Socialista en construcción, no es lo suficientemente audaz para ser considerado un Proyecto Socialista, que pudiera implantar un Sistema Económico diferente y superior al Capitalista dominante, en el cual conviven trabajadores y patronos bajo un régimen de asalariados.

¿Qué estoy tratando de decir?, que todo proyecto formativo o de gestión productiva, en el cual se mantengan inamovibles las relaciones: obrero-patrono; obrero-empleado; empleado-empleador; empresa-sindicato; capital-trabajo, no es SOCIALISTA. En el Socialismo estas categorías no deben existir, pues las relaciones de Producción deben ser totalmente distintas a las que sostienen al CAPITALISMO como Sistema Económico. En un Sistema Productivo de Bienes y Servicios donde todos los que en él participen, Aportarán de acuerdo a sus Potencialidades y Recibirán según sus Necesidades, es innecesario y contraproducente la existencia de esas categorías que restan y dividen. Es por eso que lo primero a eliminar son las palabras: Empresas, empresarios, capitalistas, dueños, amos, patronos y salarios; que al hacerlo harán desaparecer automáticamente las palabras: Trabajador, obrero, asalariado, sueldo, empleado.

¿Qué cómo se logra esto? Mediante la creación de Ciudades Comunales en las cuales los ciudadanos, que en ella vivan y convivan, sean los dueños de las unidades productivas o de gestión de servicios, activadas para lograr el bienestar de todos sus habitantes y la del país de acuerdo al texto constitucional y leyes que nos rigen.

¿Qué aspiro lograr con éste primer artículo sobre la EDAS? Que algún funcionario designado para la formación de las Ciudades Comunales o del alto gobierno lo lea y se interese en su contenido haga contacto conmigo a través de wasap, 0424-7121603 o a mi correo electrónico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 532 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: