Ministro Istúriz: Si su ministerio tiene el canal Colombeia TV por qué tomar por asalto ViveTV

Ayer esperaba con mucha expectativa los nuevos anuncios del día en materia educativa. Pensé que a estas alturas el Ejecutivo Nacional se había planteado diseñar un plan de Educación Remota de Emergencia (ERE). Pero lo que vi y oí fue un poco decepcionante. No se termina de separar la propuesta educativa del tareismo político. Los anuncios más que para el pueblo eran para congraciarse con el presidente Maduro. No todos los días tiene uno la oportunidad de hablar con el presidente en cadena nacional. Hay que aprovechar la oportunidad. No es que yo crea ingenuamente que la educación puede llevarse adelante aislada de la política. Todo acto educativo es un acto político. Pero primero tiene que ser educativo. Para ser educativo tiene que estar fundamentado en una pedagogía. Y eso es precisamente lo que brilla por su ausencia. Sin una pedagogía resulta muy difícil diseñar un plan de ERE. Es como estar en el mar en medio de una tormenta y no saber a dónde dirigirse en busca de un puerto seguro.

Pero resulta que no solo falta una pedagogía, sino que no cuentan los ministerios de educación con los conocimientos básicos de lo que significa la ERE. En un artículo que apareció en Aporrea (https://www.aporrea.org/educacion/a289510.html), expliqué brevemente en que consiste la ERE. Seguiré desarrollando el tema en artículos siguientes. Por ahora lo que me importa resaltar es que la ERE se activa en casos de emergencias, es una respuesta a una situación imprevista, pero no es una respuesta improvisada. Si se tiene claro que es la ERE, se entiende que no tiene cabida en ella la improvisación. Una de las primeras tareas a realizar cuando se activa la ERE es recabar información de todos los recursos disponibles que se pueden poner al servicio de ella durante la situación de emergencia. Lo ideal es que esa información fuera recabada antes de la emergencia. Lo primero que debieron haber hecho los dos ministerios de educación es un inventario de todos los recursos tecnológicos y humanos disponibles en las instituciones gubernamentales y no gubernamentales. Por ejemplo, el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria debió convocar a todas las universidades a aportar información sobre los recursos que pueden ofrecer para una ERE. Desde la disponibilidad de ciertas tecnologías, un aparato especial para digitalizar documentos en la biblioteca de la Universidad Deportiva del Sur en San Carlos, pasando por el servicio de educación a distancia de la UCV, hasta el sistema de educación a distancia de la Universidad Nacional Abierta que cubre todo el territorio nacional. Se cae de maduro que un primer inventario sería el de los medios de comunicación con que cuentan los propios ministerios: emisoras de radio, publicaciones periódicas impresas, canales de televisión, páginas web, etc. Muy sencillo. De haberlo hecho el ministro Istúriz se hubiera enterado que el Ministerio del Poder Popular para la Educación cuenta con un canal de televisión llamado Colombeia TV. Así en lugar de tomar por asalto ViveTV, hubiera aprovechado el momento para fortalecer a Colombeia TV y expandir su cobertura. De paso hubiese sido un buen homenaje a Francisco de Miranda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1898 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas