Los maestros eunucos políticos o chivos expiatorios de la confrontación ideológica

En la ciudad de Barquisimeto recientemente hubo dos eventos vinculados al pensamiento filosófico y pedagógico del maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, lo cual nos parece muy interesante porque en medio del entorno actual dominado por las confrontaciones nación-imperio, ésta en la práctica se en la economía estrangulada; los salarios devastados por la hiperinflación, bloqueos de las cuentas de la nación, entre otras sanciones propias de la geopolítica en que Venezuela se juega su destino. Pues, un porcentaje de profesionales de la docencia bastante desdibujados asumen una actitud de eunucos.

Esto es, que no ejercen su potencia fecundadora del espíritu científico y humanístico, o no potencian la excelencia resumida en la palabra griega "Arethé". En cambio, parecen ser pasto de la confrontación ideológica-política más deleznable, como hacen ciertos gremios y sindicatos. Patéticos agentes de la política intervencionista de Estados Unidos, que además seguramente son financiados por organismos del Departamento de Estado con fines "fomentar la democracia"; de otra manera no se explica cómo pueden contar con tantos recursos y pagar programas en la radio de una o dos horas y otras plataformas de la comunicación de masas.

O lo que es peor: esa actitud discursiva de validar como verdades apodícticas toda la propaganda antinacional que emiten personeros del gobierno Trump y su representante aquí, ese que ahora llaman "Preaviso" y un enjambre de ONGs que pululan como abejas ponzoñosas, desarrollando supuestas escuelas de líderes y emprendedores como una del grupo Voluntad Popular. Centros de Paz o algo así se llama, que en el barrio El Tostao, suroeste de la ciudad de Barquisimeto dicta cursos de ese tipo en las instalaciones del templo parroquial católico que por ahí dirige un cura muy escuálido, un tal Pbro. Oswaldo Araque. Que para más INRI es mano derecha (y muy de derecha) del Administrador Apostólico Mons. Masabe, que ya es decir. Un parapeto para justificar los dólares que reciben del norte, según se infiere de entrevista de Somos tv.

En fin, que los docentes o maestros como antes se denominaban sobre todo en áreas rurales del estado Lara, hoy en Venezuela suelen ser "usados" como "Chivos expiatorios" para potenciar la conflictividad social y buscar así una "salida" tipo Bolivia; donde según analistas fueron minadas ciertas estructuras de la administración gubernamental (sectores militares, policiales y centrales obreras o de trabajadores) o se fueron organizando "grupos cívicos" e impusieron así un "cambio de régimen" mediante una muy particular "revolución de colores" y queman así la especialmente colorida bandera ancestral boliviana; la iglesia acatólica los bendijo porque se opone férreamente a la "religión de la Pachamama" según se ha visto por la tv en Venezuela.

Ese parece ser el sueño de muchos gremios y sindicatos que no es que sean de conciencia ingenua en palabras de Paulo Freire en su "Pedagogía del Oprimido", aunque también, sino que son pitiyanquis. Muestran así impúdicamente sus "vergüenzas" ideológicas, su carencia de conciencia crítica y pensamiento autónomo, latinoamericanista y caribeño. Siempre rebelde y emancipador.

Estamos de acuerdo en que el docente en Venezuela debe ser mejor remunerado, tener un excelente salario monetizado de acuerdo a la inflación, en ese sentido tiene derecho a realizar acciones sindicales, pero cosa muy diferente viene a ser escalar el conflicto de las justas demandas de acuerdo con los intereses políticos de la oposición esta trasnacional venezolana; por cierto, este 5 de diciembre dizque la FTUV firmará con el MPPUE, en la persona del joven César Trompis, la IV Convención Única de los Trabajadores Universitarios de Venezuela, que según quienes la han leído traerá sus cosas buenas; FAPUV y sus gremios afiliados (a la oposición) la rechaza porque no son ellos que firman el tal contrato, no pagarán en dólares ni tampoco es el Interino y el "Rector Eterno de la UCLA Francesco Leone", dijo Albornoz, un representante también eterno de los empleados de la UCLA en el programa de José Luis Yépez en Promar tv.

Claro, no es que se pueda negar que el gobierno madurista no haya hecho grandes esfuerzos por recuperar la economía, pero tampoco que una combinación de factores internos y externos constantemente están conspirando, con acciones que van desde la especulación al acaparamiento a las sanciones de Estados Unidos y Europa, en un cerco terrible; súmasele a ello la corrupción y la improductividad del sector empresarial y tenemos el cuadro actual, ¿cómo sería al cosa con un hipotético gobierno de la oposición? Siempre hemos dicho entre amigos que sería semejante a Chile de Piñera, Argentina de Macri, Brasil de Bolsonaro o Bolivia con la Añez, el reino del neoliberalismo. El gobierno de las clases privilegiadas. Según lo visto por televisión por esos lares en estos días todo está muy convulsionado y la educación gratuita y de calidad es la gran ausente, donde si bien el docente gana bastantes dólares tampoco es que vive holgadamente, ¿o sí? Vámonos para allá dijeron muchos, pero…

A lo que íbamos, el primero de los eventos se desarrolló en uno de los auditorios del Instituto Pedagógico de Barquisimeto, que por cierto lleva el nombre del ilustre hijo del barrio El Mamey, La Asunción, (isla Margarita, estado Nueva Esparta); en efecto, la casa regional y local formadora de maestros por excelencia en Venezuela, lleva el nombre del parlamentario, ministro de educación, escritor y poeta mencionado inicialmente, por eso es conocido desde hace 30 años como Instituto Pedagógico Luis Beltrán Prieto Figueroa de Barquisimeto; sobre lo que comentaremos dos o tres cosas marginalmente y el segundo de esas tenidas culturales y encuentro crítico del pensamiento se llevó a cabo en la Plaza de los Libreros de Barquisimeto, promovido por el Grupo Literario La Mesacoja, que todos los sábados desarrolla una siempre nutritiva tertulia en un espacio abierto con un grupo muy activo en la contemplación e interpretación de la historia inmediata y hasta la sociología pintoresca de Venezuela y la entidad larense en particular. Éste abordó principalmente la obra poética de la "Isla de azul y viento", la antropología filosófica y la filosofía política presente en la escritura del bardo margariteño.

Según testimonio la actividad realizada en el Instituto Pedagógico de Barquisimeto abordó el asunto ya tradicional en Venezuela sobre la doctrina del Estado Docente y su vinculación con las políticas públicas en educación, cultura, deportes y recreación; tratada con el debido cuidado para no politizar la discusión, algo casi imposible porque, si bien aquella noción fue formulada y asumida por gobiernos socialdemócratas hacia mediados de la década de 1940, con reformas curriculares, legales, se paró en la década de 1950; allí se impuso la doctrina del nuevo ideal nacional y fomentó la educación privada, religiosa-católica, además los actos cívicos de la semana de dedicada a El Libertador con desfiles y un culto al héroe con las organizaciones juveniles denominadas cívicas bolivarianas.

La edad de oro de la derecha política en Venezuela y su expresión en el sistema educativo. Ya lo dejó asentado el maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa en su libro "El Estado y la educación en América Latina", a saber, que hay una relación alta entre sistema político-institucional y el proceso educativo. Célebre es la frase atinente a que si el gobierno es democrático la educación será democrática, pero si por desgracia fue dictatorial, fascista, militarista, comunista, etc., así será también la orientación que asuma la escuela y los demás niveles educativos.

Será con el auge popular de 1957, 58 y 59 (que llaman El Espíritu del 23 de enero, mediante la Junta Patriótica) que derrocan la dictadura perijimenista y aunque la masa popular es traicionada con el pacto de la democracia representativa los nuevos gobiernos socialdemócratas retoman la doctrina del Estado-Docente y no se puede negar que llenó todo el territorio nacional de escuelas, aumentó el número de liceos, escuelas técnicas y universidades; los datos se pueden valorar en la obra Memoria de cien años, de Rafael Fernández Heres, pero a propósito de recordar a este personaje recién citado, conviene consignar aquí que los gobiernos socialcristianos en Venezuela no apoyan la política del Estado Docente sino el de la Sociedad Educadora y el personalismo de filósofos de tradición tomista o agustiniana o que siguen los lineamientos de autores contemporáneos como Munier o Jacques Maritine, todos los cuales hacen énfasis en la función educadora es de la familia, no del Estado-Nación.

De allí las pegajosas frases de "A mis hijos los educo yo", que es un simpático librito escrito por un cristiano laico italiano, también recordamos la muy célebre "Con mis hijos no te metas" que circuló en nuestro país de 2001 en adelante; época en que por cierto fue el gobierno bolivariano del comandante Hugo Chávez que retoma la noción susodicha de Estado Docente, allí figuran sus políticas de las escuelas bolivarianas, las misiones educativas, nuevas universidades, entre otras; ello porque con lo que los asesores socialcristianos o socialdemócratas (Caldera I, Luis Herrera Campinz, Jaime Lusinchi, Rafael Caldera II, de CAP II) recomendaron en las décadas de 1980 y 1990 la privatización de la educación en todos los niveles.

De hecho, proliferaron colegios, institutos tecnológicos y hasta universidades privadas en cada esquina como son hoy los tales bodegones de víveres; instituciones que desde la OPSU recordamos fueron evaluadas a inicios del año 2000 por el Dr. Luis Fuenmayor Toro y algunas tuvieron que ser sancionadas o cerradas por que eran un fraude, especies de centros comerciales cuya mercancía era la educación, sin importar la calidad; simples buhoneros mercachifles que actuaron con dolo; de hecho, aquí en la ciudad el Instituto Pedagógico de Barquisimeto fue obligada a profesionalizar en educación a varias cohortes de alumnos estafados. Ergo, no estaba funcionando la supervisión del Estado y los inescrupulosos hicieron de las suyas, hasta que llegó Chávez y mandó a parar; claro, dialécticamente al ampliar la oferta educativa emergieron nuevos problemas como la calidad y mejor remuneración del educador junto a demás trabajadores del sector, eso siguen siendo los nudos críticos. Somos pues parte de esos pueblos con sed de justicia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 548 veces.



Luis B. Saavedra M.

Docente, Trabajador popular.

 luissaavedra2004@yahoo.es

Visite el perfil de Luis B. Saavedra M. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a284919.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO