Comunicación cuántica, biotecnología y conuco

En el mundo actual contamos hoy en día con muy pocos países gobernados por partidos comunistas y un número un poco mayor de países gobernados por una diversidad de partidos que se denominan socialistas. Tenemos un total de cuatro países comunistas, los cuales son: China, Corea del Norte, Cuba y Vietnam. Corea del Norte y Cuba han sido sometidos a criminales bloqueos económicos. Sin embargo, el desarrollo científico autónomo de ambos países no se ha detenido y sus logros en materia de educación son reconocidos por muchos. Vietnam ha hecho importantes concesiones al capital, aún después de las cruentas guerras que se libraron en sus tierras contra Francia y Estados Unidos. Este país también ha alcanzado importantes niveles de desarrollo educativo y científico. China se ha convertido, bajo la dirección del Partido Comunista Chino, en la principal economía del mundo. Su sistema político ha conducido al país por la senda del desarrollo científico y tecnológico independiente. Junto a estos países comunistas nos encontramos con un número de países que son gobernados por partidos socialistas, pero con economías capitalistas; cuya concepción del socialismo es muy diversa y por lo general no está asociada con la propiedad de los medios de producción. Podríamos decir que más bien se trata de partidos socialdemócratas que se plantean una distribución más justa de la riqueza, acceso a bienes y servicios, beneficios laborales, etc. Los países del tercer mundo con esta características se caracterizan por un bajo desarrollo científico y tecnológico. En este grupo de países se encuentra Venezuela.

Marx y Engels hacen una revisión crítica de varios tipos de socialismo en el Manifiesto del Partido Comunista. Ellos distinguen tres tipos básicos: 1) el oficialismo reaccionario [A) feudal, B) pequeñoburgués y C) alemán o verdadero], 2) el socialismo conservador o burgués, y 3) el socialismo y el comunismo crítico-utópicos. Podríamos, en cierta forma, ubicar el esfuerzo hecho en nuestro país en estos últimas dos décadas en el tercero de estos tipos de socialismo. Uno de los elementos señalados por Marx y Engels tiene que ver con el desarrollo de los medios de producción. Es decir, con las condiciones materiales que permiten el desarrollo del proletariado y de su posicionamiento como clase social antagónica a la burguesía. Una diferencia importante entre los dos grupos de países arriba distinguidos, es que los países gobernados por partidos comunistas comprenden la importancia del desarrollo de los medios de producción y que para dicho desarrollo es necesaria una fuerte educación en ciencias y tecnología, y un desarrollo científico y tecnológico independiente. Mientras que en los países sin guía teórica clara, escogen caminos equivocados como intentar un retorno al pasado o la vía burguesa.

Frecuentemente podemos leer en la prensa nacional e internacional noticias sobre avances científicos y tecnológicos logrados en países comunistas. Uno de los anuncios más recientes fue el lanzamiento de parte de China del primer satélite con capacidad para la comunicación cuántica. La comunicación cuántica no tiene nada que ver con las interpretaciones esotéricas de la física cuántica muy populares en nuestros programas de televisión matutinos y en más de uno de nuestros programas de doctorado en educación. La comunicación cuántica, basada en principios de la física cuántica, permite establecer redes de comunicación que son completamente seguras. China ha alcanzado importantes logros en todas las ciencias bajo la conducción y la guía de la teoría marxista.

También ha recibido atención mundial los avances de Cuba en materia de biotecnologías. Guiados por la teoría marxista, las y los líderes de la revolución cubana comprende la importancia del desarrollo científico y tecnológico para la construcción del socialismo. A pesar del criminal embargo económico impuesto sobre la isla por el régimen capitalista de los Estados Unidos, Cuba ha logrado importantes avances en materia de educación científica y tecnológica. Estos avances en educación, bajo una correcta dirección política, han servido de catapulta al desarrollo en ciencias y tecnologías. Hoy en día Cuba muestra al mundo importantes avances en el campo de las biotecnologías.

Mientras tanto en Venezuela, dirigentes políticos al frente de los entes gubernamentales con competencia en educación nos proponen el conuco como bandera política en educación y como solución a los serios problemas de producción de alimentos que enfrenta el país. Esta propuesta se fundamenta en una concepción primitiva del socialismo. Para estos dirigentes políticos el socialismo es una vuelta a un pasado idílico, algo parecido al reino de los cielos que nos ofrecen las sectas cristianas. Se trataría de volver a organizaciones primitivas en la producción, en el intercambio y en la vida social misma. Entre esos rangos se desprecia las ciencias y las tecnologías, erróneamente identifican la primera con el positivismo y la segunda con la modernidad. Para estos militantes del socialismo utópico, el desarrollo de las fuerzas productivas es irrelevante para la construcción del socialismo.

Esta situación es en buena medida consecuencia de la debilidad del PSUV en materia teórica. No contamos con un solo documento oficial del PSUV en materia de políticas educativas y en ciencias y tecnología. Tampoco hemos tenido oportunidad para debatir en el seno del partido sobre las teorías y prácticas educativas. Además, los dirigentes políticos que hasta ahora han conducido los entes del estado con competencia en educación han actuado como si no han habido revoluciones previas en el mundo. Estos grupos han ignorado las contribuciones educativas que han hecho a la humanidad las revoluciones proletarias, en especial, la revolución bolchevique. Los políticos al frente de los entes educativos se basan en teorías o modelos teóricos burgueses y no le prestan atención a las propuestas teóricas y prácticas desarrolladas por revolucionarios en el contexto de la construcción del socialismo. Para estos políticos en educación no existen por ejemplo los trabajos en pedagogía de Ponce y Jesualdo. En especial predomina entre estos políticos el pragmatismo, la filosofía de la burguesía estadounidense desarrollada principalmente por John Dewey. Mientras que para las y los revolucionarios marxistas no ha habido dudas sobre el papel del pragmatismo como un enemigo importante de los procesos revolucionarios. Durante su paso por los Estados Unidos, Trostky solicitó a sus seguidores que batallaran contra el pragmatismo. Tarea que asumió años después, entre otros, George Novack. Esta noticia no ha llegado todavía a los predios de algunos grupos de políticos venezolanos que tienen influencia en la política educativa. Su elección, de espaldas al avance científico y tecnológico, es el conuco.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1373 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a235302.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO