Ante la sanción legal aplicada por la Contraloría a la rectora de la UC, el "Maldoimperio" contraatraca

El Proceso No. 11

EL PROCESO Nº 11 – MAYO DE 2006 -  FERNANDO KEY DOMÍNGUEZ

 

ANTE LA SANCIÓN LEGAL APLICADA POR LA CONTRALORÍA A LA RECTORA DE LA UC, EL “MALDOIMPERIO” CONTRAATACA. Con su característico estilo generador de ollas mediáticas, y con el incondicional apoyo de la prensa y los canales escuálidos, esos que “Granielito” se desgañita llamando “medios independientes” (ya sabemos cual es su verdadera “independenCIA”), el maldonadismo arremete contra los universitarios bolivarianos. No es de extrañar esta actitud, muy característica del escualidismo. La irregularidad administrativa que originó la sanción aplicada por la Contraloría General de la República, evidentemente, la cometieron la rectora de la UC y los otros funcionarios involucrados, pero, en nombre de la tan trajinada autonomía universitaria, pretenden no ser tocados y, según ellos, los culpables de la situación somos los universitarios bolivarianos, como parte de una suerte de “conspiración chavista, castrocomunista, antiautonomista,  y generadora de inestabilidad”. Más o menos eso se desprende de la matriz de opinión  que están tratando de difundir con el concurso de algunos funcionarios y ex funcionarios como los ex rectores Ricardo Maldonado (esposo de la actual rectora), y Elis Mercado, el decano Aure (célebre en 2002 por el asunto aquel de las prendas femeninas enviadas a militares activos), y el actual presidente de la APUC, entre otros. Lamentablemente el maldonadismo, en su pretensión de eternizarse en el poder en la UC, recurre a las consabidas estratagemas mediáticas en lugar de asumir la situación y ejercer su defensa ante los organismos competentes. 

 

SIGUIENDO EL EJEMPLO DEL MACROIMPERIO BUSH, EL MICROIMPERIO MALDONADO HA INVENTADO SU “EJE DEL MAL” PARTICULAR. Así son las cosas, al ver “su seguridad amenazada”, el maldonadismo inventó su propio “eje del mal”, pero no este eje no constituido por un conjunto de países señalados a dedo, sino por un grupo de 22 universitarios que, según algunos tinterillos a la orden del gran jefe, hemos quedado identificados como “terribles” enemigos de la sacrosanta autonomía universitaria. Según los tinterillos de marras, los 22 miembros de la comunidad de la UC seríamos los culpables de la sanción aplicada a la rectora y a los demás funcionarios involucrados. En realidad no les debe haber costado mucho trabajo “identificarnos” porque precisamente somos los 22 firmantes del Manifiesto Por la Legalidad y contra la Impunidad, publicado por Últimas Noticias y Aporrea, y ampliamente distribuido por internet. En este Manifiesto ejercemos nuestros derechos civiles y políticos solidarizándonos con las sanciones aplicadas por la CGR y exigiendo una auditoría completa de las  gestiones rectorales de los esposos Maldonado. Apoyar unas sanciones legales aplicadas por un Poder Público y solicitar la auditoría total de unas gestiones rectorales que se encuentran en entredicho, creemos, no tiene nada de particular. Lo hacemos como ciudadanos que nos negamos a ser cómplices, por acción o por omisión, de un conjunto de hechos que nos resultan dudosos. Sin embargo, este legítimo ejercicio de nuestros derechos civiles y políticos he determinado que las partes afectadas hayan puesto en práctica un entramado mediáticos para colocarnos como “el eje del mal contra la UC”.

 

APARECEN LOS “CABALLEROS ANDANTES” DE LA ASOCIACIÓN DE RECTORES. No podían faltar los colegas de la rectora sancionada, es decir, un grupo característico de rectores de otras universidades, asumiendo una posición de defensa de la funcionaria “en peligro”. Estos rectores (algunos se sienten hasta dueños) de la mayoría de las universidades llamadas “autónomas”,desde que se inició el Proceso Bolivariano se han venido caracterizando por tomar posiciones retrógradas, excluyentes, neoliberales, contrarrevolucionarias e incluso golpistas, y no es de extrañar que manifiesten una solidaridad automática con la rectora de la UC, solidaridad automática que, por cierto,  nos recuerda mucho la de los “meritócratas” de la vieja PDVSA. Nos volvemos a plantear la interrogante: ¿Es o no la rectora de la UC, una funcionaria pública sometida a las leyes, reglamentos, normas y sanciones establecidas en la República? ¿No le corresponde una sanción si incurre en alguna irregularidad? ¿Acaso no tiene la Contraloría General de la República la potestad de aplicar las sanciones correspondientes? ¿No puede la funcionaria sancionada ejercer acciones en su defensa, dentro del Estado de derecho? ¿Supone la autonomía universitaria alguna condición de extraterritorialidad? Realmente, creemos que en la debida respuesta a cada una de estas interrogantes está la negación de cualquier apoyo o respaldo basado en solidaridades automáticas.

 

BRINCA EL CORO DE CORTESANOS EN DEFENSA DEL TAMBALEANTE “MALDOIMPERIO”. Y van las tergiversaciones mediáticas, un tinterillo escribe inicialmente que “están identificados los trece autores del complot contra la rectora”. Epa, a este venao hay que aclararle que ni fuimos nosotros ni es ningún complot, es una decisión soberana de la CGR, pero, claro, para el pensamiento neoliberal entender qué es una decisión soberana y un Estado al cual respetar. Luego viene el titular manipulado de un godarreño periódico regional “Sólo 22 miembros de la comunidad de la comunidad universitaria respaldan medidas contra autoridades de la UC”, refiriéndose a los firmantes del Manifiesto. Esta es una afirmación falaz y tendenciosa, por cuanto sabemos que son muchos los universitarios que apoyan estas sanciones por encontrarse hartos de los manejos del maldonadismo. Además, al parecer se les olvida a los manejadores de este medio impreso godarreño que un amplio y creciente sector de la comunidad de la UC es adverso al maldonadismo. Dentro de este “patético” cuadro del “maldonadismo en peligro”, nos hemos encontrado con un señor que emite unas belicosísimas declaraciones, donde califica las sanciones aplicadas por la CGR como un “plan macabro diseñado por químicos del Proceso” y amenaza con que “…la sociedad civil organizada está dispuesta a apoyar a los estudiantes, profesores, obreros y empleados de la universidad, a costa de lo que sea, vamos a hacer respetar la autonomía desde la calle, y a la vez haremos respetar la dignidad de nuestra rectora…”  Bueno, quede esto como una muestra de las manipulaciones mediáticas a las cuales recurre el maldonadismo ante una situación cuyos únicos culpables son los involucrados.

 

CON “MI” IMPUNIDAD NO TE METAS. Y no podemos olvidarnos de comentar este aspecto. Un destacado jurista venezolano afirmó una vez que “…en la cárcel se paga la pobreza y no el delito”, una realidad vergonzosa que aun persiste a pesar de los esfuerzos de la Revolución. A cada momento vemos como los “ricos y famosos”, “los de pensamiento único y políticamente correcto”, “los amos del valle” y otros relacionados con el poder económico, se las arreglan para eludir cualquier sanción derivada de sus violaciones de la ley. Recordemos algunos casos como el del alcalde que intentó requisar la Embajada de Cuba, el del sindicalero delincuente que produjo al país enormes pérdidas materiales y humanas durante el paro golpista, los de las hordas histéricas que agredieron a los gobernadores bolivarianos de Táchira y Mérida, al ministro Rodríguez Chacín y al diputado Tarek William Saab, los de Henry Vivas, Lázaro Forero, Iván Simonovis, entre otros. Para el esquema escuálido, todos ellos son inocentes, “presos políticos”, “tiernas palomitas”, tal parece que están “aureolados” con un pretendido manto de impunidad derivado de su condición de antichavistas. Han llegado hasta a decir que “se está criminalizando la disidencia”, como si no fuera de por sí criminal dejar a un país sin gasolina durante dos meses, violentar el derecho a la alimentación, el trabajo, la salud y el estudio, lanzar una manifestación a servir de carne de cañón para ser masacrada por francotiradores buscados por ellos mismos, y mil tropelías más. Parecen contagiados por la “tesis” bushiana de exigir inmunidad (impunidad) para sus marines, agentes de la CIA y demás sicarios regados por el planeta para llevar a cabo agresiones imperialistas. “Con mi impunidad no te metas”, parece ser un lema fundamental del escualidismo, y la manipulación de “la autonomía universitaria” les viene como anillo al dedo, pero pasa que la gente cada vez cree menos en cuentos. Así como son objeto de sanciones personeros del Gobierno como el ex presidente de Fogade y los involucrados en el caso del CAAEZ, igual están obligados a asumirlas la rectora y demás funcionarios involucrados en el caso de la UC. Aquí no podemos aceptar impunidad, por perversa, inmoral, y contrarrevolucionaria.    

 

LA ULTRADERECHA MEDIÁTICA ARREMETE EN CAYAPA CONTRA LA LEY RESORTE PERO EL PUEBLO BOLIVARIANO VA CON TODO, A DEFENDERLA CONTRA LOS LACAYOS Y CONTRA EL IMPERIO QUE LOS MANEJA. Van con un recurso de amparo, a la Sala Constitucional del TSJ, arrejuntaos, Granier, Ravell, RCTV, Globovisión, AD, COPEI, el comando ese de la diz que “resistencia”, PJ, el fenecido “proyectico” de los Salas, Fedecámaras, en fin, la crema y nata y también la borra y la escoria del escualidismo más intransigente. Han incoado un libelo leguleyero que pretende arrebatarle al pueblo venezolano el espectro radioeléctrico, con el fin de secuestrarlo para el exclusivo beneficio de sus bastardos intereses privados. Pretenden, entre otras joyas, negarse a prestar espacios a los productores independientes y a los videos institucionales, todo esto en nombre de una “propiedad privada” que se limita exclusivamente a la planta física y los equipos, pero que de ninguna manera es extensiva al espectro radioeléctrico. Ante esta pretensión ya ha sido activada la defensa de la Ley Resorte, al asumirla el MCI dirigido por el compatriota William Lara, con todos los hierros y con todo el respaldo popular.  Que se olvide la ultraderecha escuálida, porque no pasarán, aunque después del TSJ vayan a la CIDH y la “Corte Celestial”, y aunque cuenten con el apoyo de la SIP y del imperio. Simplemente, no pasarán, La Ley Resorte es del Pueblo y se respeta.

 

POR LO VISTO, NO TODA LA OPOSICIÓN SE CALA A $ÚMATE. En los predios del escualidismo se ven cosas increíbles, la última es la irrupción de la franquicia imperial $úmate como una suerte de CNE paralelo con la pretensión de organizar unas supuestas “elecciones primarias” para definir un candidato único de la oposición. Ya hemos visto a unos cuantos “pre-candidatos” correr como borregos a inscribirse en la susodicha franquicia imperial que, por cierto, al estilo de su papá Bush, ya decidió unilateralmente día, horario, procedimiento (manual, no faltaba más), y demás yerbas, para la realización de las tales primarias. Sin embargo, no parecen los franquiciados del imperio tenerlas todas consigo, pues ya es del conocimiento público la posición de varios sectores oposicionistas. Tal es el caso de quienes apoyan a Teodoro Petkoff, que han declarado ante la prensa carabobeña que “No es fiable ir a unas primarias organizadas por Súmate (…) esta organización se ha erigido como un partido y como un CNE paralelo, ya que impuso unilateralmente la fecha de estos comicios y las condiciones para celebrarlos.”. Bueno, allá los que se sometan a $úmate, pues simplemente estarán demostrando una vez más su total condición de lacayos.

 

Y AHORA BUSH PROHIBE QUE EL IMPERIO NOS VENDA ARMAS. Bueno, eso ni frenará la lucha antiimperialista ni acabará con la Revolución Bolivariana. Sólo representa un incentivo más para buscar otras alternativas, más seguras, geopolíticamente identificadas con la necesaria multipolaridad, y con tecnologías diferentes de la estadounidense. Los nuevos proveedores de armamento podrían ser Rusia y China, naciones adversas al unilateralismo gringo. Que Bush se vaya al carajo con sus armas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2701 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad