Algunas consecuencias del paro universitario

  1. Un día de clases que pierde un estudiante, no lo recuperará más nunca en su vida. Será un día perdido para siempre, así le den luego la clase.
  2. En la ULA por cada día laboral que se pierde por paro, se echa a la basura 4 millones de bolívares fuerte. Es decir, 4 millardos de los viejos se pierden con cada día de paro. Las cinco universidades autónomas representan, por cada día de paro, un promedio de unos 20 millones de bolívares fuerte que pierde el erario público diariamente.
  3. Los profesores que asumen el paro, a pesar de no laborar ese día, ni los días que se paren, igual cobran su salario y cesta ticket de manera íntegra al final del mes.
  4. Muchos profesores se dedican a sus negocios personales esos días de paro, mientras el estudiante sufre de la irreparable pérdida de clases.
  5. Con cada día de paro, si se acumulan por meses y por años, puede representar para un estudiante alargar su carrera hasta por un año y más. Así lleve al día sus materias.
  6. Los estudiantes que más reciben el impacto directo son aquellos que se encuentran al final de su carrera, pues retrasa pasantías, prácticas docentes, entrega y discusión de tesis, actos de grados, entre otras calamidades.
  7. Un efecto de lo anterior es, entre otros, el retardo en la profesionalización de la persona, con pérdida de oportunidades para conseguir un empleo o aplicar a becas para estudios de postgrados. Con todas las consecuencias socioeconómicas para la persona y para la Patria que esto implica.
  8. Para los estudiantes que son de afuera de Mérida o de las ciudades donde se localicen sus centros de estudios, un día de paro significa una importante pérdida económica para ellos y sus padres, pues igual deben pagar residencias, comidas y otros gastos de vida, a pesar de no estar en clases. 
  9. Detrás del paro hay otros intereses ocultos, pues está dirigido por profesores con clara identificación político-partidista opositoras al gobierno nacional. Así se cumplan sus reivindicaciones salariales, sus intereses políticos y personales son otros. Una demostración de ello fue la participación de la APULA y la FAPUV en el golpe de Estado y el paro petrolero de los años 2002 y 2003.
  10. Quienes están promoviendo el paro están en pleno conocimiento de que el gobierno nacional ha recibido de manera abierta y positiva la contratación colectiva única de las federaciones que agrupa a los obreros, empleados y profesores  universitarios de Venezuela, así como del adelantando de todos los trámites para su discusión. En consecuencia, la paralización de actividades es irracional, afectando fundamentalmente a la masa estudiantil y en general el normal desarrollo de las actividades académicas, científicas, culturales, técnicas y de extensión de las casas de estudios universitarios. Afectan con ello el desarrollo de la Nación.

FBUS-ULA

heribertogomez60@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7624 veces.



Heriberto Gómez

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Heriberto Gómez

Heriberto Gómez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a165018.htmlCd0NV CAC = Y co = US