Los malandros de la juerga están locos por tirar la toalla pero al mismo tiempo gritar “¡victoria!”

Estos malandros (dizque ”estudiantes”) han lanzado docenas de juergas de hambre por todo el país.

El violador Nixor Moreno protagonizó siete juergas de hambre dentro de las instalaciones de la ULA, en Ciencias Políticas, y de todas ellas salió derrotado aunque cada vez más adiposo.

Nunca estos malandros habían logrado nada, hasta que ocurrió ese balde de agua fría con la soberana sorpresa de que habían liberado a El Cuervo y al Pirelli.

Descomunal patada en nuestros cojones.

De allí se desataron muchos otros malandros buscando cámara, dinero y protagonismo.

El Movimiento 13 que está en la ULA de capa caída, y por eso se fue a la juerga para tratar de buscar votos.

La ex decana Laura Luciani Toro (promotora del Movimiento 13), quien ya está en plena campaña para ser vicerrectora administrativa de la ULA, se unió a la juerga de hambre en Caracas, pero luego se retiró pretextando que le había dado una catatónica diarrea.

El asunto es que a media noche, los malandros van al baño a papear y no se había podido diseñar baño para damas, y la cosa se le complicaba.

En todas esas juergas, la razón principal es llamar la atención de la clase media, la más cobarde y maleable de todas las clases, y mantenerla asustada en relación con el “rrrrregimen comunista”.

Pero en todas ellas, estos malandros, tragadores de hamburguesas a media noche, siempre habían fracasado, a excepción del caso este en el que se ha liberado a El Cuervo.

Y el método consiste en lo mismo: formar mucho escándalo, exportarlo a los poderosos medios internacionales para luego, poco a poco, ir buscando un pretexto y decir que triunfaron, que consiguieron sus objetivos, para proceder a suspenderla.

En este momento se han montado en lo de exigir “mejor presupuesto” para las universidades autónomas, para que cierta élite continúe en la espantosa robadera, echándose buenos carros, viáticos y bonos extras sin aportar nada al país. La misma chanza en la que llevamos medio siglo.

Están los malandros a la caza de la menor debilidad de la ministra Yadira Córdova para decir que la doblegaron y que por lo tanto suspenden la juerga.

Sería un monstruoso crimen que en este momento se le diera mayor presupuestos a esos antros plagados de malandros y ladrones sin que se exija una severa auditoria para que todos nos enteremos de qué modo se están utilizando esas montañas de billetes que se les entrega.

Ceder será como la liberación de otro Cuervo, y maldita sea la gracia (o la desgracia).

Ya no nos quedan ojos que sacarnos


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3017 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /educacion/a119666.htmlCd0NV CAC = Y co = US