Aventis

Universidad, depilación presupuestaria

Las universidades venezolanas han dejado de ser eficientes, son convertidas en instigadoras del poder ejecutivo. Simplemente, las protestas se ejecutan para excitar a un alumnado que solo desea arroparse en sus estudios y ser útiles a la patria. Las instituciones de estudio superior deben ser reformuladas para no estar en manos de una rectoría incapaz de incentivar la investigación de proyectos y solo desean auspiciar el desorden público para congraciarse con los norteamericanos.

La Universidad Bolivariana de Venezuela,( UBV), es una de las casas de estudios que de carácter mundial por sus investigaciones a nivel de proyectos y, las condiciones ventajosas que le ofrece a sus estudiantado en el campo tecnológico. Sus programas curriculares tienen excelencia y es programada, porque esta centrada en el cientificismo, sin olvidar a la Misión Sucre.

Mientras, existen un mayor número de educandos estudiando, otros se dedican a darles aplausos a un cuerpo de rectores que malversan el presupuesto universitario. Las universidades deben ser revisadas en la ejecución de sus actividades económicas y los auditores deben ser justos en su aplicación para esclarecer todos los hechos y quienes resultan afectados, que, asuman sus responsabilidades.

Ya se sabe, la cantidad de dinero en burocracia y carros blindados. La realidad es que, en los recintos de cada casa de estudio debe proyectarse un análisis etiológico de cada situación y los informes deben construirse en base a realidades.

La resaca de la crisis, deja sus trazas en algunos partidos políticos y ONG contratados por las universidades privadas y algunas públicas, asesoradas todas por Estados Unidos. Esto, ha creado pánico en algunos dirigentes que prefieren despegarse e irse a otros países para evitar un poco el protagonimo. Se debe dar una media vuelta y avanzar sobre tierra nueva abonada, para olvidarse de ese pasado regional.

Las universidades, no desean alegar sobre el gasto de cada presupuesto. Muchos, rectores desean a futuro ostentar un cargo público. Pero, provocan la maldad y la cotidianidad los delata a cada instante. Son verdaderos divulgadores de maldades y en cada jornada política gastan una marejada de dinero en efectivo y no pierden la oportunidad de viajar al exterior.. Están en una equivocación cósmica y ya, se les ha olvidado el compromiso asumido y la lealtad con el país. Para muchos, es cuestión de ida y vuelta. Entonces, estudian o trabajan. Nada de eso. Menos investigación, basta sumar en un invento discursivo que de buenos resultados en una campaña.

La complicidad, tiene sus niveles de repudio por una colectividad bien identificada con la realidad estudiantil. Los rectores estan conscientes de esta jugarreta del presupuesto y lanzan sus bombas informativas mediante medios comprometidos, que, buscan desarrollar en nuestro país acciones hostiles que sepultaran la manera sectaria de contravenir la ley en beneficio de pocos.

El ministro de educación superior, debe ser inteligente para reforzar los derechos y deberes ciudadanos. Por lo tanto, el gobierno debe controlar el abuso.

emvesua@cantv.net

emvesua12@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1702 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N Y ab = '0' /educacion/a110851.htmlCd0NV CAC = Y co = US