UDO Sucre...mil necesidades

Después de dos meses de inactividad forzada, el Núcleo de Sucre de la Universidad de Oriente abre sus puertas este lunes 31 para recibir la alegría de su componente vital, como es el estudiantado. Dos largos meses en los cuales predominó la incertidumbre y la búsqueda de gestos y manos solidarias por parte de sus autoridades. Dos meses y una semana, que pudo ser menos tiempo y pérdidas, luego del incendio de un depósito de reactivos químicos.

No es cualquier cosa que una institución universitaria permanezca paralizada de esa manera por dos meses, y peor aún que sea después de este tiempo y luego de incansables solicitudes que las autoridades dirigentes de la educación superior se apersonen, seguramente para levantar un informe y procurar la solución del problema. Lo cierto es que hemos estado en presencia de una autoridades, encabezadas por su decano William Senior, que tocando puertas aquí, allá y más allá. Pellizcando recursos y seguramente con una deuda pendiente, el Núcleo con el cual nació la UDO reinicia sus actividades.

Es indudable que de lo ocurrido queda un sabor amargo y una gran experiencia. Queda al desnudo una realidad que está a la vista para evidenciar una larga lista de preocupaciones, necesidades e interrogantes. Ha sido un Núcleo subestimado y descuidado. En buena medida su crecimiento ha estado a la buena de dios y en espera de un gobierno que lo valore en sus justos términos. Hasta ahora es poco el aporte de quienes han desfilado en los equipos rectorales, desde su fundación. Y de quienes han sido gobierno regional y local, menos, aun cuando sean sus egresados. El crecimiento académico y de su infraestructura se quedó en el pasado, para una convivencia actual de más de 17 mil estudiantes.

La mejor muestra de la desidia e irresponsabilidad gubernamental es una biblioteca que ya cumple los 25 años y aún no se culmina. A la vez es un ejemplo de la pérdida de capacidad de lucha de quienes conformamos la comunidad universitaria. En el Núcleo de Sucre de la UDO se siguen dictando prácticamente las mismas carreras y en las mismas edificaciones con las cuales inició sus actividades hace ya cinco décadas. De manera que este lamentable accidente coloca a los udistas de Sucre frente a un reto transformador y revolucionario. A partir de este lunes 31-5-2010, la única opción es luchar organizadamente y unidos para reiventarlo, y hacerlo respetar, porque en cada rincón de este estado resuella y palpita el cariño y agradecimiento por Cerro Colorado. Esto, que ha sido un revés, hay que convertirlo en victoria.

juan_azocar@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2397 veces.



Juan Azócar


Visite el perfil de Juan Azócar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: