Similitudes y diferencias entre los gobiernos de Maduro y de Lenín Moreno





SIMILITUDES Y DIFERENCIAS ENTRE LOS GOBIERNOS DE MADURO Y DE LENIN MORENO

-

Nuestro pueblo ha observado con estupor como, y sin razón aparente, ha habido una escalada brutal en los precios de los productos de primera necesidad.

-

Una visita casual a un comercio de unos chinos en el Junquito la semana pasada me permitió tener una aproximación a la raíz de este problema. En efecto, en dicho local conseguí productos a un precio sensiblemente menor a los que he visto en negocios de Caracas. Por ejemplo, un atún importado marca se ofrecía a Bs. 56.000 en tanto en los supermercados de la capital lo encontré a Bs. 135.000 y un paquete de 4 rollos de papel higiénico marca Scott en Bs. 80.000 en tanto que cerca de mi casa se vende en Bs. 183.000, por mencionar solo dos de los muchos productos que encontré.

-

De ese hecho se pueden obtener varias conclusiones muy importantes:

-

1 – Que la escalada de precios es motorizada, en lo fundamental, por los comerciantes minoristas y no por los industriales ni por los importadores. Los chinos compran sus productos al mismo precio, o quizás mayor por el volumen, que al que lo adquieren las grandes cadenas de supermercados.

-

2 – Que la famosa Ley de Precios Justos es una entelequia que no sirve para nada. En efecto, y considerando que los comerciantes chinos venden sus productos con el margen de dicha ley del 30%, el costo del atún en lata sería de unos 43.000 BS. y el del papel higiénico de.BS. 61.500. Aún, si las cadenas de supermercados tomasen en cuenta el costo de reposición por el aumento del precios del dólar con relación al Bolívar, que fue de alrededor de un 50% de diciembre (Bs. 50.000 por dólar) al del día de hoy (Bs. 73.000 por dólar), el costo así calculado sería de 64.500 BS. para el atún en lata y de 92.250 para el papel, a los, si les agregamos el 30% de margen de ganancias que establece la Ley de Precios Justos, su precio de venta máximo sería de 83.800 para el atún y no de 136.000 BS y de 119.000 para el papel y no 183.000.

-

Como se puede apreciar, la especulación es atroz.

-

3 – Que si eso es así con relación a los productos manufacturados e importados con estructuras de costos más o menos auditables, la especulación en los productos agrícolas y pecuarios debe ser brutal, porque ni siquiera son gravados con el IVA, que de alguna manera permite seguirle la pista a los costos. Es que claro, las exenciones de este impuesto se diseñaron, con la excusa de beneficiar al pueblo, para favorecer a las roscas de mayoristas que manejan los alimentos, la educación, la salud, los servicios financieros, etc.

-

4 – Que ese descomunal aumento de precios obedece a la desesperación de aquellos delincuentes que especulan con la moneda y al ésta tener más de un mes con el precio estabilizado con relación al dólar en unos 73.000 BS, ven con pánico que no van a poder obtener las ganancias en la compra y venta de divisas que les permitan pagar los intereses por compromisos adquiridos con instrumentos tales como pagarés o préstamos, en los cuales colocaron como garantías el dinero que administran de terceros, bien sea de socios de Cajas de Ahorros o del presupuesto enterado en el caso de entes públicos. Es que necesitan forzar el alza del precio del dólar para poder obtener ese diferencial necesario.

-

5 – Asimismo, queda evidenciado la absoluta falta de control de precios y de ganancias por parte del Estado. Ni la SUNDEE, ni la Fiscalía, ni las Alcaldías, ni la ANC, ni nadie han hecho ni hacen nada en ese sentido. Y el mal llamado Poder Comunal tampoco hace nada porque, sencillamente no existe, ni siquiera en el papel.

-

TODO ELLO PARA CONSEGUIR LA FULANA “INVERSION EXTANJERA”

-

Una explicación del porqué de este último punto la deduje de una entrevista de un individuo del equipo gubernamental que maneja la economía, creo que en el programa de Boris Castellano y en la cual afirmaba, jactanciosamente que nuestro país ofrecía condiciones óptimas para atraer a la Inversión Extranjera ya que sus trabajadores tenían salarios muy bajos, el país tenía tasas impositivas muy bajas, los servicios públicos eran muy baratos y nuestras riquezas minerales estaban a disposición de los inversionistas extranjeros.

-

Realmente me dio asco y vergüenza oír tamaña desfachatez de un funcionario público. Vergüenza porque después de 20 años de revolución el balance que ofrecen estos sujetos es que;

-

1 - Nuestros trabajadores tienen salarios miserables, que perdieron de hecho sus prestaciones sociales. Veamos el caso de un trabajador laboró durante 30 años y es despedido con un salario mínimo de 250.000 BS, obtiene de prestaciones dobles 60 meses, es decir, 15 millones de BS, solo unos miserables 200$. QUE DESGRACIA!!

-

2 – Los servicios públicos están en el suelo porque no cobran las tarifas necesarias para su funcionamiento, y no las pueden cobrar por los salarios de hambre. Bástese ver el estado deplorable de los servicio de Metro, de transporte público, de la luz, etc.

-

3 – Se privilegia a los sectores más ricos y a las grandes transnacionales con impuestos ridículos. Todo ello para que un grupo de ricachones paseen desvergonzadamente sus riquezas en lujosos vehículos y llenando los restaurantes lujosos, mientras el pueblo hace malabares para comerse un miserable perro caliente.

-

4 – Nuestro preciados recursos minerales se ofrecen a las transnacionales para que se los lleven a sus países y así tener las materias primas necesarias para sostener sus industrias, minerales que luego regresan a nuestro país convertidos en bienes manufacturados con un precio exponencial.

-

Todo ello colocado en el altar de la Inversión Extranjera que esos individuos venden, sin el menor recato, como la panacea que salvará a nuestro país y que es el verdadero socialismo. QUE DESFACHATEZ!!!

-

HAY QUE CAMBIAR EL RUMBO

-

Pues no fue para lograr estos resultados que Chávez y sus seguidores hicieron una revolución, sacrificando muchos de ellos sus carreras y hasta sus vidas.

-

La Revolución se hizo para que nuestro pueblo disfrutara de una vida plena, con salarios dignos y servicios de calidad, en un país que abatiese la desigualdad social y que utilizara sus recursos minerales para construir un poderoso aparato productivo, que nos convirtiera en una nación potencia y que fuese el ejemplo a seguir por el resto de los países latinoamericanos.

-

Afortunadamente esta desgracia se circunscribe solamente al aspecto de la economía. Las políticas sociales que implementó Chávez de alguna manera se han sostenido. Y es ahí que veo la gran diferencia entre los gobiernos de Maduro y Lenin Moreno ya que, si bien buscan los mismos objetivos sus políticas económicas, difieren sustancialmente en el aspecto social.

-

Quiera Dios que la dirigencia del proceso, que el Ejecutivo y que los integrantes de la ANC aprovechen estos días de asueto para reflexionar sobre este profundo abismo en el que ha sumido al pueblo el equipo que maneja la economía del país y puedan surgir las medidas que permitan corregir el rumbo y retomar el proyecto para que nuestro país alcance el desarrollo, tal como lo soñaron, no solo Chávez, sino tantos venezolanos como Alberto Adriani, Arturo Uslar Pietri, Luis Beltrán Prieto y muchísimos más, así como la casi totalidad de nuestros compatriotas exceptuando, claro está, a la dirigencia opositora marcada en lo ideológico por las doctrinas serviles de AD y Copei y de sus excresencias como PJ, VP, etc.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 655 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a287393.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO