Cambiar para que nada cambie, la estrategia gatopardiana del equipo que maneja la economía de este gobierno

La última medida que en materia de impuestos tomo la Asamblea Nacional Constituyente forma parte de la estrategia del equipo neoliberal que maneja la economía de este gobierno es un intento para aparentar que están tomando los correctivos para eliminar las profundas desigualdades que existen en la distribución del ingreso, cuando en realidad no es más que una cortina de humo para no tocar las verdaderas causas subyacentes en la catastrófica crisis que padecemos.
-
LA CAUSA DE LA CRISIS ES LA DESCOMUNAL DEMANDA DE DIVISAS
-
En efecto, la causa fundamental de dicha crisis es la descomunal manipulación del valor de nuestra divisa que ha ocasionado una descomunal fuga hacia el exterior de las divisas ingresadas al país producto de la renta petrolera.
-
Pero para poder darse ese fenómeno era preciso que los adquirientes tuviesen la capacidad de poseer en sus manos la liquidez necesaria, liquidez que se generaba para ese entonces producto de la especulación y la corrupción, con la participación activa de los partidos políticos AD y Copei.
-
Ese proceso de fuga de divisas se inicia en el primer gobierno de Carlos Andrés como consecuencia de la abundancia de dólares que causó la importante subida de los precios del petróleo gracias a la acción mancomuna de los países de la OPEP.
-
Continua en el gobierno de Luis Herrera Campins hasta que la voracidad de divisas por parte de especuladores y corruptos afectó tan fuertemente las reservas internacionales que al gobierno no le quedó más remedio que efectuar una primera macro-devaluación que se conoció como el viernes negro.
-
Esa acción lo que hizo fue generar en todos los sectores de la población una desconfianza generalizada en el valor de nuestra moneda y, por supuesto, aumentar aún más la demanda de divisas.
-
Con el fin de continuar con el desangre de las divisas el gobierno de Lusinchi implementó el control de cambio a través de Recadi, con lo que se institucionalizaba la especulación y la corrupción para garantizar la fuga de divisas, ya que el precio oficial del mercado servía de base para calcular los costos y el valor del mercado del dólar negro para estimar el precio de venta, ocasionando un diferencial que iba al mercado en procura de divisas.
-
Como manera de apuntalar ese saqueo garantizando un inventario de divisas el gobierno adquirió una enorme deuda externa.
-
Los neoliberales que accedieron al poder en el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez aprovecharon esa circunstancia de la deuda para solicitar un enorme crédito al FMI y para entregar en manos del capital extranjero las principales empresas que poseía el Estado; CANTV, VIASA, SIDOR, etc. Dinero que al decir de esos teóricos serviría como inversión para desarrollar la economía, pro que en realidad fue a parar, mediante la especulación y la corrupción, a seguir engordando las cuentas bancarias de esos delincuentes.

La economía venezolana no resistió tal pillaje, que trajo como consecuencia la crisis bancaria de los noventa.
-
Esa desmesurada demanda por las divisas extranjeras ha traído como consecuencia desde el año 1983 que el valor de nuestra moneda se haya devaluado más de diez mil millones. Es decir, quien hubiese depositado en un banco 10.000.000.000 de bolívares en 1983 hoy tendría 1 BS.
-
LOS NUEVOS ELEMENTOS QUE ACELERAN LA DEMANDA DE DIVISAS
-
Esa práctica no ha variado, solo que en la actualidad se han agregado tres nuevos elementos:
-
a) El gigantesco crecimiento en la demanda de divisas ocasionado por el narco tráfico, que acude al mercado negro para cambiar en dólares las enormes ganancias que genera. No es que antes no existiese, pero los carteles colombianos de la droga veían a Venezuela como un puente por el Atlántico para la exportación de la droga, siendo que ahora, por motivos políticos, han tratado de expandir masivamente el consumo de sus productos en nuestro país, como una forma de minar la integridad de nuestra nación, siguiendo el ejemplo de lo que se pretendió con la llamada guerra del opio y con la diseminación del consumo de estupefacientes para destruir y desnaturalizar los movimientos sociales anti bélicos y anti racistas que se presentaron en Estado unidos en las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado.
-
b) La utilización por parte del Departamento de Estado de Estados Unidos del expediente de colocar sitios en Internet que fijasen el valor del dólar negro, el cual es utilizado gustosamente por el empresariado para establecer especulativamente el precio de venta de sus bienes y servicios manteniendo el valor oficial de la moneda para sus costos y gastos, buscando generar tal proceso de devaluación que termine por crear en un caos en lo económico y en lo social, que lubrique una futura intervención militar.
-
Es que antes la especulación tenía un signo meramente económico, ya que no se pretendía derribar el gobierno sino exportar las ganancias que ella producía, con lo que la aceleración de la devaluación no era tan fuerte como ahora, en la que la especulación pasa a adquirir un papel político.
-
c) La incorporación al mercado de divisas llegadas al país producto de las remesas familiares, que de alguna manera ha ralentizado el proceso de devaluación de la moneda ante la descomunal demanda de divisas extranjeras.
-
Es preciso conocer esa realidad atípica para poder diseñar y ejecutar las medidas correctas para acabar la actual crisis.
-
LA SOLUCION, PENSAR EN VENEZOLANO
-
En primer lugar hay que entender que no hay forma ni manera de eliminar la presencia de sitios web que fijen un precio para el dólar paralelo: en segundo lugar, no se puede eliminar el interés especulativo empresarial ni el consecuente aumento de precios: en tercer lugar, está el hecho de tener al principal productor de cocaína del mundo como un vecino que busca la desintegración de nuestro país mediante la expansión del consumo de las drogas; y cuarto, la corrupción siempre estará presente como una amenaza con su necesidad de convertir en divisas el producto de sus delitos.
-
Visto lo anterior es claro que LA UNICA SOLUCION EFECTIVA A ESTA CRISIS ES LA IMPLEMENTACION DE UNA ESTRICTA POLÍTICA FISCAL Y DE CONTROL DE LAS TRANSACCIONES FINANCIERAS, repito, LA UNICA SOLUCION EFECTIVA A ESTA CRISIS ES LA IMPLEMENTACION DE UNA ESTRICTA POLÍTICA FISCAL Y DE CONTROL DE LAS TRANSACCIONES FINANCIERAS.
-
Con ellas se lograría mermar significativamente el poder del circulante en manos de los demandante de divisas, bien mediante de un rígido sistema impositivo universal y de liquidación en períodos de corto tiempo sobre las abusivas ganancias empresariales, bien mediante el seguimiento estrecho de las transacciones financieras, las cuales necesariamente son utilizadas por el narcotráfico y los corruptos para cristalizar sus ganancias en divisas.
-
Como se dice en el argot policial, sigue el adinero y encontrarás al culpable.
-
Lo anterior quiere decir que hay que, urgentemente, sustituir tanto el actual anacrónico y permisivo sistema impositivo, como esa mal llamada política en contra de la legitimación de capitales que parece haber sido hecha a la medida de narcos y corruptos.
-
Claro, estas medidas deben ser complementadas con otras como la de lograr la soberanía alimentaria para frenar ese chorro de divisas hacia el exterior para importar productos que fácilmente podemos producir localmente, o como la de establecer un cono monetario que dificulte la utilización de efectivo con, por ejemplo, acuñando monedas con un valor de cinco mil bolívares y eliminando esas denominaciones de diez, veinte y cincuenta mil bolívares cuya emisión, en mi opinión, constituyen un craso error, y por supuesto, no caer en la tentación de establecer un nuevo control de cambios, que sería el sueño de corruptos y especuladores.
-
Aspecto vital es modificar la legislación penal fijando castigos ejemplarizantes para el narcotráfico y la corrupción, ya que en el actual escenario, dejaron de ser delitos autónomos y pasaron a ser delitos de traición a la patria.
-
LA POLITICA GATOPARDIANA DEL EQUIPO ECONOMICO, CAMBIAR PARA QUE NADA CAMBIE
-
Pero para tomar esas medidas que están de anteojito, hace falta una voluntad política en el equipo gubernamental que maneja la economía, que mucho me temo esté neutralizada por poderosos intere$e$ económicos.
-
La conciencia de que hay que tomar alguna medida que aparente que se lucha por resolver la crisis ha obligado al equipo gubernamental de la economía a “tomar medidas” que se presentan como si fuesen en ese sentido, tales como elevar el encaje legal de los bancos, limitar o eliminar los préstamos bancarios, o la recientemente Ley de Impuestos aprobada por la ANC, que es una verdadera nulidad.
-
Estas publicitadas “medidas” en realidad lo que buscan es evitar que se vaya al meollo del asunto, es decir, que se elimine la especulación y se castigue debidamente la narcotráfico y a la corrupción. Claro, para lograr eso se escudan detrás de un “léxico profesional” buscando confundir al ciudadano común.
-
Allá quién se los crea.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 631 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /economia/a281653.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO