Quinta Columna con arrechera

Pues estamos en medio de esta batalla, en medio de una guerra que muchos niegan y se resisten a ver porque un "sesudo analista" en tv nos dice que la guerra económica es un invento del gobierno. Lo paradójico es pensar que quienes sostienen esos argumentos terminan solicitando recrudecer las medidas "democráticas" del imperialismo para arrodillarnos. Aquí hay que llamar las cosas por su nombre y decir la verdad claramente: el imperialismo nos ataca no solo por apoderarse de nuestras riquezas, nos ataca con furia entre otras cosas porque está en una etapa terminal en donde ya la manipulación no resulta, es decir, ya no le comemos el cuento chino que nos meten, entonces salta a la escena un Donald Trump que no disimula lo que es el imperio en esencia y lo que siente por nosotros: odio, resentimiento, desprecio y eso se traduce en rabia, en ira total e incontrolable, es el sine quo nom de la supremacía racial.

Pues los expertos han estudiado el caso y en sus teorías políticas nos ha explicado lo que el pueblo llano, o mejor dicho, en el pueblo llano entendemos como arrechera, pues sí, es arrechera lo que nos tienen. Imaginemos una pesadilla en donde la derecha se apodere en Venezuela del poder político, ésta, como es lógico, gobernará tutorada y de la mano del imperio y las trasnacionales que mueven la cuna, pues ese sería un momento de "descargar la arrechera", la misma que aquel tristemente célebre candidato invitó a sus huestes opositoras luego de ser derrotado por el hijo de Chávez, Nicolás Maduro, esa derrota no estaba en la cuenta imperialista y la arrecherra se exacerbó al máximo. Pues déjenme decirles que aunque parezca extraño, ese candidato de la derecha estaba en ese momento siendo muy sincero, es arrechera lo que nos tienen, por eso mandó a descargarla contra el pueblo que valientemente derrotó la estrategia imperialista que suponía que al morir Chávez la revolución bolivariana desaparecería... ¡Tamaña arrechera agarró la oligarquía! Como es su naturaleza cobarde, ellos manipulan y mandan a descargar la arrechera a los tontos útiles y es el escenario de los manipulados, los sifri fachos, los que se creen dueños del mundo y no son más que tontos útiles que luego los abandonan a su suerte al ser alcanzados por la justicia.

Pero hoy vamos a dedicar este artículo a los llamados y llamadas, porque seguramente hay damas también, a quienes desde adentro se han planteado acabar con la revolución y con bastante arrechera de paso. Verbigracia el plan del que no quebraba un plato, Rafael Ramírez, alabado por muchos "teóricos" que con arrechera se lanzaron contra Nicolás y lo acusaron de socialdemócrata y arrastrado al imperio, pero extrañamente, al supuesto aliado del imperio, es decir, Nicolás, dicho imperio le ha dado hasta con el tobo, intenta darle al menos, porque si a la realidad vamos, el Nicolás no se le ha quedado atrás a nadie y también le ha dado sus buenos golpes al imperialismo, sobretodo en el tema financiero con la creación del petro, o mejor dicho, la ejecución del plan de Chávez con el petro, que consiste en crear un nuevo modelo financiero internacional al margen del dólar gringo, la sola expectativa que en la nueva realidad económica mundial está causando esta iniciativa de los llamados criptoactivos representa un coñazo al hígado imperialista que se desespera y cuan perro rabioso destila su odio contra todo un pueblo sin distingo de chavista y antichavista. Pero volvamos al tema; la batalla contra los quintacolumna en PDVSA, Nicolás la ganó en los primeros rounds por nocaut, la mafia de PDVSA apoyada desde la fiscalía quedó desmembrada, ¡eso si da arrechera mi pana!, mientras tanto, las elevadas esperanzas de los intervencionistas se cayeron de una nube bien alta al lograr detener el mayor golpe de estado contra el corazón económico de la patria; hay que decir las cosas por su nombre, detrás de la corrupción planificada en PDVSA se esconde la mano imperialista, aunque haya todavía ingenuos que opinen lo contrario y cataloguen esta acción como una retaliación contra el pobrecito de Ramírez.

Esto no amilana el plan de los quinta columna, veamos el asunto en su verdadera dimensión y nos daremos cuenta que no es poca cosa los planes contra la revolución: Llevar a PDVSA a un cierre técnico, tener el respaldo de la Fiscalía General de la república para ese entonces, órgano creado como anillo al dedo, con todo el poder de la acusación penal en manos de la misma, cosa de la cual se ufanaba la fiscala traidora y prófuga de hoy; pero además tenían su ala militar, recuerden a Rodríguez Torres, Baduel y Cia, los mismos que hoy chillan pero bien guardaditos en un calabozo y otros huyendo por el mundo como lo que son: cobardes, protegidos en las faldas imperialistas y sus colaboradores en el mundo, ejemplo, el para-estado Colombiano. Casi nada, la contrarrevolución tuvo el poder casi completo, pero en sus cuentas no contaron al pueblo, como siempre lo subestimaron, subestimaron al ejército de Bolívar que resucitaba de un letargo de siglos. Solo les faltó un detallito, la FANB en su conjunto, la unión cívico militar, el pueblo chavista que huele a los traidores y corruptos desde lejos y al equipo político-militar llamado alto mando de la revolución que se plantó con fiereza y tomó la decisión correcta: resistir y esperar la hora del contraataque bolivariano que en lo financiero cuenta ahora con el petro como arma principalísima.

Pues luego de estos golpes dados a la contra, ni a balazos ésta tendrá tiempo de recuperarse antes del 20 de Mayo, aunque lanzaron el cartucho de Falcón para tratar de aglutinar a un segmento opositor que no entendería el mar de contradicciones en la cual está la dirigencia opositora fundamentalmente la gringa. Esta desesperación lleva a un Marco Rubio a pedir la "ayuda" de los militares y en medio de su torpeza política nos enteramos que la conspiración por ahora está en terapia intensiva, aunque lo recomendable es seguir durmiendo con un ojo abierto y el otro también.

Eso no quiere decir que tenemos todo resuelto, recordemos que el imperio se juega a Rosa Linda, la demostración más palpable es el constante montaje de falsos positivos contra la revolución bolivariana. Ciertamente se ha descabezado parte de la conspiración, no olvidemos que esta "dictadura" revolucionaria es tan dictadura que un alto porcentaje de funcionarios y funcionarias en importantes cargos han logrado ocultar la arrechera que nos tienen porque hemos decidido apropiarnos de las riquezas que son nuestras y además hemos tomado la determinación de ser libres. Pues esta es una realidad; recordemos al general aquel que fue objeto de ridiculización en los medios de la derecha por ser un tipo "papeado", para no decirle obeso, que luego fue perdonado por la crítica farandulera politiquera opositora después de traicionar a Chávez; se fue directo al basurero de la historia, como chiste le recordamos. Ahora los neo traidores, pasando por el todo poderoso jeque de PDVSA, el único que tuvo la cachaza de decir que seguía siendo chavista, perdón, creo que Rodríguez Torres también dice ser "el defensor del legado" del comandante, algo absurdo, pero bueno, recordemos un comentario de un para nada sospechoso de chavista, Arturo Uslar Pietri, cuando señaló, refiriéndose a Chávez, pero haciendo alusión a lo que es o debe ser la actuación de un político, y la entrada en escena, ya se sabía cómo había entrado Chávez luego del 4F, pero en ese momento no se sabía el cómo podía salir, palabras más, palabras menos, Uslar dijo: "sabemos cómo entro a la escena, hay que esperar cómo sale de ella". Chávez salió por los cielos, amado por su pueblo, respetado por los pueblos del mundo, visto cómo el líder que tendrá mayor peso en la marcha futura de las próximas décadas, no solo en Venezuela sino en el planeta, Chávez es el nuevo lázaro para el mundo, como un líder creador de una nueva realidad mundial al traer a la modesta Venezuela a convertirse en un peligro para el imperio más poderoso del planeta, porque es cierto, allí no inventan los gringos, somos una amenaza; una amenaza para el hambre, para la ignorancia, para la desigualdad, eso en lenguaje llano es una amenaza para el imperialismo y sus corporaciones rectoras.

Por el contrario, quienes lo han traicionado, a Chávez, quienes lo venían ya traicionando desde hace tiempo, uno a uno se marchará al basurero de la historia y serán condenados al olvido total, para eso no hay remedio posible.

Pero lo que no podemos olvidar es que en estos procesos de manipulación en donde no podemos subestimar al imperio y sus mecanismos de dominación: mediáticos, financieros, hegemonía social, política, cultura, etc. Ellos han logrado penetrar las débiles mentes de muchos y muchas que son susceptibles a ser utilizados en esta guerra que tiene una fuerte presencia a lo interno. Recuerden que el imperio no se puede dar el lujo de permitir que nuestras políticas e iniciativas tengan éxito, por eso critican acciones que son elementales para liberarnos, por ejemplo en el tema productivo, en el tema de la fuga de talentos, seguramente tratarán de robarnos hasta los deportistas, ya vienen haciendo lo suyo en sectores amplios de la población que han logrado algún título en el país y que hoy están prestando sus servicios en otros países, además del daño mental que le hacen a estas personas en relación a menospreciar a su patria, es un trabajo mental dirigido desde muy bien pagados laboratorios que trabajan para el imperio, todo eso conforma un escenario que no debemos descuidar, forma parte de un plan para herir los valores patrios y eso se expresa en frustración de muchos y muchas que a la menor dificultad se rinden y prefieren marcharse a otras tierras con sus expectativas puestas en lo material fundamentalmente, allí se centra la guerra imperialista, es la guerra por las mentes débiles que no soportan vivir sin dólares, sin raspa cupos, sin lujos y privilegios y terminan odiando sus orígenes, sus ancestros, sus familias y odiándose a ellos mismos. Si hacemos perfiles de los que se marchan como locos nos daremos cuenta que todos se marchan por la situación económica, ciertamente difícil, pero lo más difícil es inculcar en las mentes de estas personas débiles que vivimos sobre un mar de riquezas que solo tenemos que buscar unidos la fórmula exacta de explotarla pero para beneficio de todos y todas, no para beneficio del imperio y sus trasnacionales.

Eso mismo genera que quien se quede en el país, si vemos el plan que intentaron hacer en PDVSA, aquí lograron controlar los altos jerarcas de la estatal petrolera, pero supongamos que en otras áreas no hayan logrado penetrar a los altos directivos y se metan por las ramas bajitas, sobretodo en el ámbito financiero, económico, en el asunto del petro, el arco minero, en las empresas prestadoras de servicios como corpoelec, la banca, es decir, hay que estar ojo avisor para desmontar los planes de los enemigos internos, en pocas palabras, hoy más que nunca estamos obligados a proteger junto al estado revolucionario lo que tenemos y lo que vamos creando; el petro es algo novedoso para nosotros, sin duda es una alternativa financiera que nos ayudará a romper con el bloqueo imperialista, pero eso debe traducirse en hechos y cosas palpables que marchen hacia revertir la depauperización a la cual nos ha sometido la guerra económica imperialista.

La derecha tiene algo que les delata, le gusta siempre presentarse como los sabiondos, adivinos, etcétera. Por eso el estado y el pueblo debe estar muy pendiente de temas como los alimentos y las medicinas, por allí intentarán golpearnos duro, según sus cuentas eso les da resultado, es decir, el estado debe activarse para proteger con todo al más débil, se hace un gran esfuerzo, pero hay que combatir cosas cómo la especulación que vuelve sal y agua cualquier iniciativa del estado revolucionario,, eso pasa por estar atentos a todos los mecanismos mafiosos que usa la burguesía nacional en complicidad con la oligarquía colombiana y de otros países, pero nos referiremos a la colombiana por ser la más criminal y la más activa, luego de la caída del peruano perrito faldero, toda la carga recae en las actuaciones mafiosas del estado colombiano. Ataques como los ejecutados contra la moneda, el bloqueo de medicinas y alimentos, el contrabando, la violencia, la guerra psicológica y mediática, en fin, todo el plan que el forajido gobierno colombiano implementa contra nosotros, por cierto, un estado que ha estado al margen de cualquier regulación y actúa haciendo un papel similar al estado de Israel, aunque con otras características, siempre tras la sombra del delito, la trampa, la promoción de toda actividad ilícita que afecte nuestra economía. De esta manera nos extraen los alimentos, nos llevan el café, el oro, el cemento, la gasolina, el hierro, los minerales, etc. Es una forma de agredirnos y debilitarnos para luego asaltarnos, bueno, esa es la cuenta que ellos sacan, el problema es que este pueblo le ha demostrado y le seguirá demostrando a los cipayos colombianos y al imperio que no es tan fácil doblegarnos y que estamos decididos a triunfar. No importa si nos amenazan con más sanciones, que son sanciones contra el pueblo, con una intervención militar, que a lo mejor en sus planes saben cómo entran y quizás logren entrar, el problema delicado será el cómo van a salir. Todo esto debe estar en los análisis objetivos que hagamos, en la mesa de trabajo diario de la dirigencia de la revolución a todos los niveles debe estar el escenario de guerra económica y financiera de nuevo tipo implementada contra Venezuela en los últimos años y en esto hay que ser muy claros, en decirle a nuestro pueblo la verdad absoluta, hemos demostrado madurez y la respuesta política a las iniciativas del gobierno nos da una idea de la consciencia política alcanzada.

La ejecución y puesta en práctica de u nuevo desencadenante histórico con la constituyente nos da una idea clara del horizonte victorioso, solo basta reforzar la retaguardia para usar una jerga militar. En la retaguardia estamos todos resistiendo, inclusive el pueblo opositor, hombres y mujeres que en medio de su catarsis en colas hablan del gobierno pero en el fondo de sus corazones sienten que el gobierno les protege, por eso se sacan el carnet de la patria, extraordinaria herramienta para ganar esta guerra. Falta que al petro lo reforcemos con hechos y medidas palpables, que el pueblo sienta nuevamente que tiene en sus manos una herramienta para echar adelante y salir de la depauperización a que nos ha conducido la oligarquía y el imperio. Cuando hablo de organizar la retaguardia, vista esta como todo el pueblo en guerra, me refiero a que los mecanismos de asistencia y organización popular deben ser innovadores y sorprendentes, que dejen al enemigo con los ojos claros y sin vista. Este pueblo se merece un gran premio, no nos referimos a los bonos exclusivamente, es una ayuda, nos referimos a que el pueblo todo logre crear un mecanismo que venzan las mafias usureras de la economía, hacia allí debe estar dirigida la acción con contundencia para que los quinta columna tengan una buena arrechera al salir una vez más derrotados. En pocas palabras, hay que meterle a fondo la lupa a las empresas públicas y privadas encargadas del tema alimenticio, ya el presidente lo ha señalado, la política de suministros del estado no puede estar supeditada al capricho de algún compañero en cualquier región del país, allí debe haber disciplina ciega y un solo mando que parta desde la presidencia y llegue hasta el último CLAP, asimismo en el tema de los medicamentos, no es posible que se llenen los hospitales de insumos y a las horas le sigan pidiendo insumos a los pacientes, esto hay que supervisarlos manu militari y al que no le guste que se aparte, es hora de saber quién es quien.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1379 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor