ANC debe abordar el punto álgido de la crisis actual: la economía

La propuesta y posterior elección de la Asamblea Nacional Constituyente, han despertado las esperanzas del pueblo venezolano de que nuestra situación económica mejore, y cuando digo nuestra, estamos diciendo: la suya, la tuya, la mía. No es un capricho particular de todo el colectivo nacional, sino es la consecuencia lógica, esperable, de todo un pueblo sometido a las mayores restricciones económicas expresadas en desabastecimiento, largas colas para adquirir un determinado producto o bien de primera necesidad, acaparamiento y, como efecto colateral, inflación inducida desde el exterior, producto de la creación de un dólar de guerra, manejado desde Miami por sectores de esa oposición podrida, que se hace llamar la MUD, pero que se expresa en ong´s financiadas por EEUU, organizaciones empresariales como Fedecámaras, Consecomercio, Venancham, medios de comunicación como Globovisión, Venevisión, Televen, El Nacional, El Universal, medios radiales privados, portales digitales como La Patilla, Caraota Digital, organizaciones eclesiásticas como la Conferencia Episcopal Venezolana, educativas como la Averu, en fin, la derecha que nos amarga la vida y después acusa al Gobierno Revolucionario de lo hecho por ellos, con sus caprichos de hacerse del poder político para encauzarnos en su visión neoliberal de someternos a los dictámenes imperialistas de EEUU.

La guerra económica, diseñada y planificada por la CIA y ejecutada por Fedecámaras, muy en particular, su sector de Consecomercio, se convirtió en la fase previa que, una vez fracasada, los condujo a una situación de guerra abierta, con paramilitares y bandas criminales organizadas, en las llamadas güarimbas. Pero, el tema económico requiere de mayor profundización y estudio por parte de nuestro pueblo, ya que su implementación en muchísimas oportunidades nos pasa desapercibido; un ejemplo de ello, que bien merece hagamos referencia, ocurre cuando nos acercamos a comprar en una de las llamadas farmatiendas y estamos en la cola para cancelar lo recolectado y, de repente, uno de los cajeros expresa a viva voz: "No están pasando por los puntos tarjetas de la banca pública", y al observar podemos apreciar como la cola casi que desaparece, y quienes nos acompañaban minutos antes con su calor, tan solo se limitan de manera noble a colocar en sus respectivas despensas, los diversos productos que ansiaban adquirir. Situaciones como las aquí descritas, y de las cuales hemos sido testigo a todo lo largo del presente año, cuando ocurren, nos preguntamos: ¿hasta cuándo? ¿Quién le pone el cascabel al gato? Y lo peor, es que no hay pronunciamiento oficial ni de Sudeban que para lo único que ha servido es para aprobarle aumentos de tarifas a la banca y muy poco actúa, contra el pésimo servicio bancario, muy en particular, en los días de quincenas en que los cajeros se le esconden a las y los usuarios bancarios. Ni de parte de los presidentes de los bancos públicos, ni mucho menos del señor ministro de la banca pública. Y usted, estimado lector o lectora, se preguntará: eso tiene qué ver con la guerra económica? Pues sí, y mucho. Porque la estrategia, no es solo que usted se moleste al ser excluido del uso de los puntos de ventas, sino evidenciar que la banca pública no funciona, es mala, ese es el mensaje que la derecha le envía a quienes no somos usuarios de la banca pública y observamos, el maltrato que se les da a quienes sí son sus usuarios o usuarias. He allí, el metamensaje que se esconde: lo público no sirve, lo privado sí, porque eres atendido. Nunca olvidemos, que entre la diversidad de mensajes que enviaron al mundo, parte de la juventud que se manifestó en Altamira, estuvo la de una muchacha con un cartelón que decía: "¡Estamos cansados! De la educación pública gratuita ¡Venezuela despierta!". Valga decir, para quienes se manifiestan partidarios de la oposiMUD, cuando se expresan contra el modelo Bolivariano societario, lo hacen porque creen que el modelo privatizador regentado por el FMI, tipo Argentina-Macri, Brasil-Temer, Colombia-Santos, España-Rajoy, EEUU-Trump, es su modelo ejemplar de vida y, por ende, el modelo contemplado en nuestra Constitución Bolivariana, definido como Estado de Derecho y de Justicia, lo ven como su enemigo, por ende, como se demostró en esta etapa de guerra, la salida no podía, no debía ser electoral pues en el Estado de Derecho y de Justicia de la Constitución Bolivariana de 1999, no tenían cabida sus intenciones de privatizar y desmontar las reivindicaciones históricas, alcanzadas por nuestro pueblo en estos tiempos de Revolución Bolivariana, por ello, la salida oposicionista no podía ser otra, sino golpista y derogatoria de la Constitución Bolivariana de 1999, como lo han demostrado los hechos recientes.

Una declaración, aparecida en un medio impreso, recoge declaraciones de Tito López, presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar). Llama nuestra atención, al expresar que a las empresas adscritas a dicho gremio empresarial les han otorgado 5 millones 368 mil 596 dólares en las subastas del Dicom este año, quejándose el susodicho, porque ese monto apenas representa el 10 por ciento de lo que les otorgaron en años anteriores. En 2015, les adjudicaron 234 millones y, en 2016, les dieron 79 millones de dólares. Más dólares, es su reclamo y aprovecha para exigir: "La actualización de los precios es un llamado de urgencia". Obvia, el representante empresarial que a mayor suma de dólares que les otorga el Estado Bolivariano, menos medicinas se encuentran en las farmacias y además, los precios actuales ya son escandalosos sin ser "actualizados". Qué sería de nuestro pueblo, si así lo fueran. La realidad es, que en la actual coyuntura, con un dólar de guerra que ya va rumbo a los 20 mil bolívares, indicativo hacia dónde se dirigen los precios de todas las mercancías que se expenden en nuestra economía, obvio es, que el tema económico y, en particular, la guerra económica, reclaman de nuestras autoridades soluciones de inmediato.

La ANC, no puede darse el lujo de aplicar la misma receta que aplicó a sus electores y electoras, la moribunda AN burguesa, una vez que les prometió hasta una ley para acabar con las colas, más alimentos y todo un sinfín de cobas y más cobas, no les cumplió. Los resultados de su estratagema, para ganar sus votos el pasado 6D-2015, están a la vista. ¡Más solos que el penado 14, se encuentran! A un pueblo, ávido de expectativas positivas, no se le puede tratar ofertándoles medidas efectistas-distraccionistas, sobre diversidad de asuntos que no apuntan al desmontaje efectivo de la guerra económica. Apenas, fue en el mes de julio, que los CLAP parecieran orientarse a garantizar sus productos cada quince días; pero, eso tan solo satisface parte de los requerimientos de la familia venezolana, el resto debe obtenerse en un mercado regido, empresas públicas y privadas, por el marcador dólar today, que como hemos dicho, va rumbo a los 20 mil bolívares, lo que en los hechos, coloca en precios mínimos de cualquier mercancía que requiera adquirir nuestro pueblo, sobre los 10-15 mil bolívares, afectando negativamente su poder adquisitivo, por más esfuerzo que haga el camarada Presidente Maduro en elevar los ingresos de nuestra clase trabajadora y pensionados de la Patria.

Los tres primeros decretos de la ANC, ninguno toca el tema económico. Se propone crear una Comisión de la Verdad, para atacar el tema de las víctimas de la violencia de la MUD contra nuestro pueblo, pero no se considera la creación de una Comisión de la Verdad sobre las víctimas de la guerra económica, que nos afectó no a cien y un millar de heridos, sino a 30 millones de habitantes que convivimos en esta tierra llena de gracia que es Venezuela, y que fuimos afectados negativamente de diversas formas. Si el tema económico no se trata, con la urgencia del caso, la ANC estará destinada al fracaso y destinada a ocupar el mismo féretro de la AN burguesa, y con ello, el hundimiento definitivo de la Revolución Bolivariana. El llamado de atención es pertinente. Su urgencia, más que evidente. No distraerse ni irse por las ramas. El imperialismo lo sabe, y hará hasta lo impensable para que la ANC no coloque en las alturas el tema. Lo debata y tome decisiones trascendentes, profundas, para acabar de raíz el problema y traer tranquilidad económica, la verdadera Paz que reclama nuestro pueblo…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1073 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /economia/a250565.htmlCd0NV CAC = Y co = US