80 unidades tributarias, cuesta la vida...

80 unidades tributarias costo la vida de una joven madre venezolana de 24 años de edad. No queremos hacer leña del árbol caído, ni queremos que se nos tilde de apátridas o traidores. El pugilista Edwin Valero nos dio muchas alegrías, cuando a puño limpio colocaba el nombre de la patria en alto, muy orgullosos nos sentíamos de sus triunfos. Pero hoy también debemos escribir algo en honor a una, como muchas mujeres venezolanas que, no sabemos por negligencia de quien, le ha costado la vida, y que estamos seguros, que desde hace mucho tiempo, fue una vida llena de amarguras y malos tratos, que una humilde mujer, un poco ignorante, sin querer ofender, trató tal vez de sobrellevar tal situación, apegada a los principios éticos y morales, aprendidos en hogares humildes, donde la madre inculca desde temprana edad, el respeto y la entrega de sus hijas a sus maridos.

Pero hoy mi pregunta es ¿Donde está o estuvo, la intervención de las autoridades competentes, que deben atender seriamente estos casos? ¿Es que en este país, no acaban de promulgar una ley, precisamente para la protección de las mujeres del maltrato? Que importa si se es la mujer de un deportista o del mismísimo presidente de la república, merece o no, la atención de las autoridades competentes? ¿No puede un país en revolución, intuir, con la serie de antecedentes que este caso arrastraba, darle a la señora de Edwin Valero, una atención especializada? ¿Como un juez, no ordena la separación inmediata, ya sea temporal o definitiva, de esta joven madre, de alguien que ya en reiteradas oportunidades había agredido a miembros de su propia familia? Es de suponer que esta joven madre vivía aterrada, amenazada e indefensa, sabemos que su familia en múltiples oportunidades debían haberle aconsejado la separación, pero el amor y el respeto o el miedo no le permitieron tomar dicha decisión. Lo que queremos expresar, es que no podía escapar de las manos de las autoridades, esta situación, que hoy, de forma increíble y tranquila, se publica, "CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA" VAYAN A LAVARSE EL PALTÓ, a DIOS LO QUE ES DE DIOS Y AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR".

Como podemos aceptar tan tranquilamente, un echo como este, se trata de un deportista campeón mundial, pero también se trataba de una joven madre, también venezolana y tan importante como el campeón. Muchos sarcásticos y personas sin sentimientos ni sensibilidad humana, dirán que ella se lo busco por vivir con tal o cual, pero no se trata de eso, se trata de que para eso nos rompemos el coco creando leyes y mecanismos que sirvan para la protección de todos, sin discriminación, ni odios, ni prejuicios.

Aquí en el estado Merida, después de los echos ocurridos en el hospital universitario, donde fue detenido Edwin por presuntamente haber golpeado a su señora esposa, en prensa estadal y programas televisivos, se retransmitieron programas sobre Edwin boxeando y ganando títulos, solo se habló de Edwin en positivo, QUE NO ERA MALO, tal vez para motivarlo a su sanacion, pero ¿Quién dijo algo de la esposa? que televisora o radio se preocupó, por saber lo que opinaba ella, nunca la entrevistaron, nunca, ella no existía, alguna vez la vimos por television, cuando estuvieron con el presidente, pero algún medio se preocupo por ella, en estos últimos meses?

Creo sin temor a equivocarme, que hubo una gran negligencia por parte de las autoridades, llamense, jueces, abogados, apoderados, defensoria del pueblo, defensoria de los derechos de la mujer, y que mas coño, se yo. Todos tenemos culpa, no podemos superar esta maldita sociedad capitalista, o suciedad capitalista, todo lo arreglamos con billete, la vida no importa, y para mas desgracia hoy la oligarquía apátrida y enferma se da banquete publicando fotografías de Edwin con el tatuaje del presidente, bastardos indolentes..

Hoy lloramos y lamentamos la muerte de una madre venezolana y de un campeón, que con todos sus defectos y virtudes puso el nombre de Venezuela en alto, vaya nuestra palabra de sentimiento para estas dos familias y un llamado a nuestras autoridades a todos aquellos que de una u otra manera pueden y deben actuar antes, de que echos como estos se repitan...

Patria socialista...Venceremos...
molineisiun@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3485 veces.



Jesus Molina


Visite el perfil de Jesús Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: