El riesgo es que te quieras quedar

A propósito de la detención de ocho ciudadanos colombianos que fueron descubiertos en actividades de espionaje, el presidente Uribe se apresuró a señalar que el gobierno de Venezuela violaría los derechos humanos de estas personas. El ladrón juzga por su condición. Gavilán defendiendo palomitas.

Colombia es el país del Continente que presenta la peor situación de derechos humanos, agravada por la gestión criminal del paisa que ya se va, caracterizada por el predominio del paramilitarismo, el narcotráfico y la entrega de la soberanía.

La Colombia de Uribe expulsa a sus ciudadanos menos pudientes. Les hace la vida imposible en su propio país. El cínico mensaje publicitario que llama a los extranjeros a visitar Colombia, tiene a la vez un significado de muerte y opresión para el pueblo colombiano.

“El riesgo es que te quieras quedar”, le dicen por CNN al turista en la millonaria campaña. Pero para el sufrido pueblo neogranadino, es un verdadero riesgo quererse quedar en su tierra natal.

Un estudio independiente señala que: “La población desplazada en Colombia por la violencia alcanzó en 2008 los 4,3 millones de personas, lo que consolida al país suramericano como el segundo del mundo con más refugiados internos, sólo superado por Sudán, con 4,9 millones”. Se afirma que en el “46 % de los casos, las familias colombianas desplazadas solamente cuentan con la madre, debido a que el padre ha sido asesinado o está desaparecido”.

“Los menores de 18 años, que representan 36 por ciento de la población desplazada, tienen mayores posibilidades de ser víctimas del reclutamiento forzoso que llevan a cabos los diferentes grupos armados. Al mismo tiempo, entre las niñas y jóvenes desplazadas se registra un mayor índice de abusos y explotación sexual”.

El director ejecutivo de la Asociación de Colombianos en Venezuela, Juan Carlos Tanus, dijo: “Vemos con mucha preocupación como la comunidad colombiana, hoy en Venezuela, está alrededor de los 4 millones 186 mil hombres y mujeres que hemos abandonado nuestra geografía nacional buscando un mejor vivir y protegiéndonos del conflicto colombiano”.

Conflicto armado, pobreza y falta de empleo son las causas principales del éxodo permanente de colombianos. Ecuador acaba de registrar más de cincuenta mil refugiados de un total de 153.000 que han entrado a ese país hermano, y en Venezuela la cifra pudiera alcanzar los 200.000 en los últimos cuatro años, con tendencia a crecer según datos del ACNUR y el INE.

Fenómenos como los “falsos positivos”, el asesinato selectivo de sindicalistas, luchadores sociales, periodistas y defensores de derechos humanos, siempre con la impunidad que caracteriza ese régimen oligárquico paramilitar, desautorizan moralmente al gobierno de Colombia y particularmente al saliente presidente, actor y promotor fundamental del paramilitarismo criminal.

Ciertamente, para los millones de desplazados, refugiados y emigrantes económicos que genera el sistema de opresión instaurado en la hermana Colombia, el riesgo es querer quedarse.


caciquenigale@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3489 veces.



Yldefonso Finol

Economista. Militante chavista. Poeta. Escritor. Ex constituyente. Cronista de Maracaibo

 caciquenigale@yahoo.es      @IldefonsoFinol

Visite el perfil de Yldefonso Finol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: