Pildoritas 15 (año 03)

¡YA BASTA!

El odio inculcado a muchos venezolanos, por los medios de la derecha contra la Guardia Nacional entre otros Organismos, que dan como ciertas las barbaridades que los irresponsables que pisotean la sagrada profesión de periodistas, pareciera que está rindiendo los resultados que los delincuentes mediáticos esperaban.

Aquí en el Táchira un joven ingeniero, quizá perturbado y con ayuda de los estragos que en su humanidad, en altas horas de la madrugada, había hecho el licor, tal vez sin percatarse del error que cometía, ni medir las consecuencias no tuvo empacho en disparar a un grupo de guardias nacionales, que se encontraban en funciones de rutina en una licorería cumpliendo con su trabajo.

Los medios que en los últimos días se han encargado de colocar a este digno cuerpo de nuestra Fuerza Armada como enemigo del pueblo, los medios que se atreven a publicar fotos como la del Nazional a las cuales le dan una sesgada y premeditada interpretación para crear odio y animadversión en los lectores, son los verdaderos culpables, pero también dirigentes del opoasicionismo que aquí en la ciudad han lanzado la especie de que la guardia se niega a prestar seguridad cuando precisamente éso es lo que hacían al ser atacados, lo que trajo como lamentable consecuencia la muerte de un joven profesional.

No es la primera vez, que suceden hechos terribles y dolorosos para familias enteras, incluso para el país en general, que tiene como origen en los medios la mentira, la siembra de odio, la calumnia, la inyección de violencia, prácticamente todo ello, una especie de bien urdido plan para provocar resultados que afectan vidas, propiedades y la tranquilidad del pueblo.

A eso hay que darle un “parao”, ya está bueno de tanto abuso, de tanta impunidad, la patente de corzo con la que creen contar estos traidores a su código de ética, tiene que ser definitivamente pulverizada por la acción de la Ley, para ellos también debe existir el castigo por tanto daño que a diario le causan a la población y por tantos incautos que al leerlos se tragan su mentiras y reacciones de manera robótica, contra la legalidad y la institucionalidad.

Es lo que ha pasado con las acciones de violencia de grupos de estudiantes, lanzados cual carne de cañón por los irresponsables dueños de medios y por los mal llamados periodistas, que se prestan para ello por un vil salario, a crear caos en las calles y mantener la población en un estado de desasosiego casi permanente.

Por ello hay que aplaudir lo anunciado por el general Comandante de la GNB, en el Táchira, en el sentido de que procederá a demandar los improperios expresados por quienes están acostumbrados a matar honras y destruir carreras a quien les viene en gana sin medir el daño ni las consecuencias, sino que más bien se regodean de su vergonzosa conducta a sabiendas de que nada les va a pasar o de que todo el mundo les tiene tanto pavor, que ni siquiera se atreve a protestar y mucho menos a exigir que se hagan valer los derechos de las victimas de estos criminales de la pluma y del micrófono. Y que no vengan después, si es que hay un juez integro, que proceda a aplicar la ley, a decir que son perseguidos políticos o salir plañideros a llorar ante los organismos internacionales, por cierto dominados por la derecha y que si algún día tienen que pagar por su actos asuman cual varones sus delitos, que en cualquier país del mundo que no sea este, ningún medio se atreve a cometer, porque sabe que sus dueños o firmantes del abuso,va a pagar con su humanidad entre rejas.-

yuviliz40@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3582 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición