Sabek Sabek, valiente hermano: abaleado por las malditas mafias y los paracos de Uribe

Necesariamente en esta nota tendré que hacer referencia a algunos hechos personales. Sabek Sabek, quien hoy convalece con cuatro balazos en el cuerpo (uno de ellos en el estómago), tiene apenas 31 años de vida y su labor creativa y política, para su edad, es realmente meritoria y brillante. Nació en Guanare, de padres sirios, y apenas concluyó el bachillerato se trasladó a Mérida para estudiar en la Universidad de Los Andes. Se inició en la carrera de Politología, allí en el centro de los incendios diarios del sector La Liria, donde jefeaba como un matón el hoy “exiliado” en Perú, Nixon Moreno. Yo conocí a Sabek hace once años, es decir cuando él apenas cumplía los veinte. Estaba en en el ambiente nacional la campaña para la Constituyente y yo me lancé como candidato a diputado.

El profesor César Oliveros, de Ciencias Jurídicas, me invitó a dictar una conferencia y allí debatí con sus estudiantes, siendo Sabek Sabek uno de ellos. Andaba yo por aquellos días solitario, sólo en la compañía de leal luchador Sinforiano Guerrero Lobo, recorriendo los pueblos de Mérida, haciendo visitas casa por casa, en el páramo, en los pueblos cafeteros, en las ardientes tierras del municipio Alberto Adriani. Entonces, en esa Facultad de Ciencias Jurídicas me hicieron un atentado, y Sabek Sabek, salió en mi defensa asumiendo muchos riesgos, porque el atentado fue organizado por copeyanos que ya en el pasado habían asesinado a varios estudiantes y habían intentado una demanda en mi contra. Recuerdo que entre los que promovían la demanda estaba Alan Brewer Carias, otro de los “perseguidos políticos del tirano”. Y recuerdo que Sabek Sabek me dijo en aquellos días: “Me he jurado a mí mismo elevar mis conocimientos porque quiero ser su amigo”.

Sabek Sabek es pintor y ha hecho exposiciones en Mérida, Caracas y Guanare. Sabek Sabek se fue a Guanare y fundó un periódico, y es uno de los líderes más importantes de esta región. En Ciencias Jurídicas de la ULA se postuló como presidente del Centro de Estudiantes y fue de lo más firmes oponentes a las acciones del paramilitar Nixon Moreno. Miles de lucha a favor de este proceso nos ha encontrado en el mismo frente. Después que concluyó sus estudios, Sabek Sabek se trasladó a Caracas para trabajar al lado del ministro Tareck El Aissami, en una dirección que tiene bajo su mando a los centros de vigilantes privados. En la FILVEN-2008, él estuvo entre los organizadores de la presentación de mi libro “Bolívar-Santander: Dos posiciones contrapuestas”, editado por la Imprenta Nacional. Hace tres meses atrás organizó un acto en Guanare para que yo presentara mi libro “Los medios: Más Putas que nunca”. Y de pronto me encuentro como el terrible coñazo de que unos tipos en un estacionamiento le dieron cuatro balazos con una glock (9 mm), y que para robarle el carro. Lo dejaron moribundo tirando en Caricuao. Qué arrechera, qué dolor. Y tanto que habíamos hablado el tema de la inseguridad, él pidiéndome siempre que me cuidara, y he allí este cuadro ahora. En los actos de la FILVEN-2008 fui víctima de los ataques de un personaje quien tenía un alto cargo en el gobierno; como le estaba desenmascarando sus relaciones con escuálidos y la propia CIA a través de artículos por Aporrea, el tipo me montó una persecución.

Sabek Sabek lo supo y de inmediato me mandó protección. Pero él, el día que le atacan estaba solo. He recordado tanto estos días a Giandomenico Puliti. Este año la situación del sicariato se recrudecerá en Venezuela. Se trata de la invasión silenciosa del paraco Uribe contra nuestro país. Como el presidente Chávez ha dicho que se va a tomar por los cachos al toro de la inseguridad, y siendo ésta el verdadero candidato de la oposición para minar al gobierno, la táctica del imperio de los santanderistas ha sido minar al país con paracos. Persistir en la violencia, aumentar la cifra de los asesinatos, y apuntar ahora hacia los elementos claves, contra jóvenes que representan un frente sólido, leal y decidido a morir por la revolución como ha sido el caso de Sabek Sabek. Debe profundizarse seriamente en los hechos que condujeron a este atentado y hacer que la justicia sea implacable. No podemos dejar que a cada crimen siga un caos de dudas y cabos sueltos que nunca acaba por sanciones contundentes. Estamos profundamente arrechos y adoloridos, querido hermano Sabek Sabek.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5705 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a93041.htmlCd0NV CAC = Y co = US