Quiénes están detrás de la demanda contra Sant Roz, en Mérida

Un proceso de demanda judicial contra Sant Roz está bastante adelantado, aquí en Mérida, y no es la derecha quien la ejecuta sino los que salen a marchar de vez en cuando por la paz, por la revolución, por Bolívar o por el Che Guevara. La razón de la demanda fue por un artículo que Sant Roz publicara por Aporrea, en el que aseveró cuestiones relacionadas con quejas en PDVAL de Mérida y la manera inmoral como ciertos personajes del PSUV trataron de meter a sus hijos en el Buro de este partido. Pero Sant Roz cuenta con muchas pruebas para defenderse según nos hemos enterado, y la cosa será como para coger palco.

Es decir que en el fondo serán muchos los conflictos políticos que se ventilarán en este juicio. Hay que tener en cuenta que esta amenaza, o amedrentamiento pareciera una manera de tratar de silenciar a Sant Roz, y es posible que tras bastidores de este proceso esté la mano nada angelical del señor Gobernador Marcos porras Orellana como lo llamo el presidente en el consejo de ministros que se realizo el 19 de septiembre 2.009 en San Juan de los Morros Edo Guarico por VTV.Unos fornidos alguaciles se presentaron en su refugio un día domingo por la tarde con la citación en las manos.

No le perdonan a Sant Roz muchas cosas, sobre todo que hable sin tapujos, que no adule, que no se pliegue al jefe de turno. No le perdonan a Sant Roz el que hubiese dicho hace más de un año: “Ojo, camaradas, cuidado si este Marcos Díaz Orellana nos sale mostrenco. Mucho cuidado porque barrunto que este candidato a gobernador como que es un Wilmer Azuaje.”

Pero lo que menos le perdonan a Sant Roz es que él haya demostrado que muchos de los que se plegaron a la candidatura de Marcos Díaz Orellana y que se decían cabeza-calientes de la revolución, ahora son todos unos guabinosos que le dicen amén a cuanta locura comete y hace el gobernador: nada dijeron cuando Marcos Díaz Orellana llevó con honores a Baltazar Porras a la Gobernación. La señora que dirige la demanda contra Sant Roz de algún modo se hizo cómplice de este acto de traición a la revolución, pues ella participaba como directora de un organismo en el gabinete de Marcos Díaz Orellana. Lo mismo puede decirse del Secretario de Gobierno, Alfonzo Rodríguez y del soberano comecandela Diógenes Andrade, llamado popularmente como el Fantasma. Pero peor aún, la inmensa mayoría de Buró guarda misterioso silencio ante el hecho de haberse demostrado que el señor Marcos Díaz Orellana nunca ha estado inscrito en el PSUV, situación que también ha sido denunciada por Sant Roz. ¿Cómo el máximo líder de algo va a ser alguien que no está inscrito en ese partido? Misterios de la ciencia.

Ese mismo Buró se ha mostrado esquivo y vago ante las mil denuncias que involucran al señor Gobernador en casos tales como la masacre en Brisas de Onia, también denunciado por el escritor Sant Roz. Lo mismo fue la denuncia de Sant Roz en relación con el caso del helicóptero que se vino a tierra con el fascista gobernador del Táchira César Pérez Vivas; entonces el escritor se hizo una pregunta de cajón: “¿Por qué estos dos señores compartían la misma nave?”, la cuestión es de amistad y de intereses profundos a decir del denunciante: Pérez Vivas mantuvo desde la época de los ochenta, cuando Marcos Díaz Orellana era dirigente-cantante copeyano, una muy estrella y coordinada amistad por cuestiones  ideológicas con el troglodita del Táchira, que no termina y que tienen un fondo bien extraño en esta media luna que trata de formarse.

Sant Roz ya se ha buscado a su abogado para la defensa en lo que promete ser un juicio histórico. Él dice tener suficientes pruebas para defenderse, y está decidido a llevar este batallar jurídico hasta las últimas consecuencias. Llama la atención que la gente del PSUV que está demandando a Sant Roz nunca hubiera hecho el menor esfuerzo por llevar a los tribunales a Lester Rodríguez, a Nixon Moreno en su mejor época, a los delincuentes del Movimiento 13 que han herido con balas 9 milímetro a más de 80 policías, como tampoco al mismo Baltazar Porras tan comprometido en los cientos de movimientos fascistas y guarimberos que se han ejecutado en Venezuela contra nuestro gobierno revolucionario. No, mucho bandido golpista se pasea como Pedro por su casa en esta Mérida plagada de beatos y beatas derechistas, en cambio es a Sant Roz al que merece sancionarse, juzgar y condenar con todas las de la ley. Pero, pobrecitos, ¿qué será lo que tiene el negro como contrademanda?

No. Como digo, eso no es importante, lo importante para esta gente es llevar al banquillo al hombre que también ha tratado de ser demandado por la ultra-derecha que aquí dirigía abogados como Allan Brewer Carias; el hombre amenazado de muerte por el Movimiento 13, y gente de William Dávila Barrios. El mismo hombre que escribió con Giandomenico Puliti el libro “Obispos o Demonios”. Recordemos que a Giandomenico, ex Director de Cultura, le dieron un tiro en la cabeza, unos sicarios, pocas horas después de la presentación de un libro en el que Sant Roz se encontraba. De modo pues, que parece insólito que no sea sólo la ultra-derecha la que esté tratando salir de Sant Roz, sino también cierto grupo que se dice de izquierda pero que en el fondo actúa contra el escritor guariqueño como si se tratase de un enemigo feroz. No olvidemos las cientos de amanezas que cundieron por parte del Movimiento 13 de Nixón Moreno contra Sant Roz cuando éste se desempeñaba como representante del Minsitro Luis Acuña ante el C.U. de la ULA. El Movimiento 13 debe estar feliz de que lo que ellos no pudieron hacer, hoy lo esté ejecutando gente el Buró del PSUV.

Misterios de la ciencia

ese_guerrero@hotmail.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 5117 veces.



Sinforiano Guerrero Lobo


Visite el perfil de Sinforiano Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Regionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social