La Digepol otra vez

La tortura, probada y no desmentida, de la joven compatriota Mairin Delgado por esbirros en la DISIP, recuerda la famosa frase del cinismo policial: “Nosotros no somos políticos, todos los gobiernos nos necesitan”. Que Mairin sea inocente es irrelevante para el hecho de que fue torturada, pero nos da una medida del “profesionalismo” de sus captores quienes, vestidos de civil y desde una camioneta doble cabina sin placas ni identificación, a las tres y media de la tarde, en plena luz de la Avenida Victoria, sin mediar palabra, le dispararon a ella, a su novio y a dos amigos que iban en una moto, y no les dispararon en defensa propia.

Los policías aseguran que los dos muchachos en la moto acababan de atracar a una funcionaria de la DISIP en un cajero automático. No sé si fueron reconocidos por la misma funcionaria, de visión tan aguda que no vio venir el atraco en un cajero, o porque encajaban en la descripción que ella había dado. Uno de los jóvenes recibió un tiro en la barriga.


SOMBRA DE BETANCOURT

La madre de Mairin cuenta su primera entrevista con su hija (ver Aporrea 10/10/09): “Ha recibido corriente en sus senos, le reventaron los oídos, le dieron un batazo en la espalda, la dejaron agachada por dos noches continuas debajo de una silla, le introdujeron objetos en sus partes intimas, ha recibido amenazas hacia su hija, su mama y sus hermanos, en la noche le esposan los pies, recibe tortura psicológica constantemente (…) nos pidió que nos fuéramos de la casa, que no dejáramos a su hija sola nunca, que no estuviéramos en la Avenida ni solos porque nos podía pasar algo…” A Mairin le aplicaron una versión del tratamiento que en 2002 Jesús Urdaneta Hernández, entonces jefe de la DISIP, tenía reservado para la esposa del embajador cubano.


LA CALAVERA DE RÓMULO

Mairin es estudiante de Educación de la Universidad Central de Venezuela, presidenta de la Cooperativa Abriendo Camino IKA, RL., y militante del PSUV, por lo que sus familiares y camaradas lograron llamar la atención sobre su caso, la intervención del Alcalde Jorge Rodríguez, de la Fiscalía y la Defensoría del Pueblo, y de los medios públicos. Al momento de escribir, Mairin está recluida en el INOF de Los Teques con medida privativa de libertad por 45 días, a la orden del Tribunal 35, después de 16 días de violación sistemática ¿e impune? de sus derechos constitucionales y su dignidad humana. Y, sin embargo, Mairin es privilegiada porque su caso se sabe y los esbirros que la martirizaron y vejaron están siendo denunciados. Pero ¿Su caso es único? La calavera de Betancourt se carcajea en su tumba y recita el poema de Heine donde el tirano muere contento porque la tiranía no acaba.


ESPECULACIONES

La versión del atraco a la funcionaria debe ser comprobada en el cajero automático donde queda el registro de las operaciones y quizás un video de seguridad. ¿Se hizo? El móvil del ataque podría estar motivado por intereses económicos o razones políticas relacionadas con la Cooperativa Abriendo Camino IKA, RL. Nada es demasiado siniestro, extraño o sucio viniendo de la Universidad Central de Venezuela, desde que cayó en manos de la mafia que hoy la desgobierna y desde que Bandera Roja copó la seguridad de la UCV. Eso “explicaría” la tortura, que de otra manera sería simple aberración y sadismo. Especulaciones.


IMPLICACIONES

“En combate permanente por la seguridad y la justicia con valores socialistas” es el lema que aparece en la Página Web del Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia. La tortura no es un valor socialista y un torturador es, por definición, enemigo de la Revolución. La inteligencia cubana ha demostrado, de manera brillante, que la tortura es innecesaria cuando hay profesionalismo, patriotismo y verdadera dedicación en los trabajos de “inteligencia”.

¿Las organizaciones de base pueden confiar en esos torturadores de la DISIP y compartir con ellos inteligencia social? El caso de Mairin Delgado es una oportunidad (nunca se sabe cuando es la última) de inyectar constitucionalidad y humanidad en los servicios “de inteligencia y prevención”.



POSADAS Y NAVARRETES

Cuando Rafael Caldera, al inicio de su primera presidencia, emitió el Decreto número 15 de fecha 19/03/1969 dando vida a la "Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención" (DISIP), pretendía cambiar la sanguinolenta imagen de la temida y odiada DIGEPOL por la de un cuerpo de élite altamente especializado en la defensa del Estado. Se modernizó su funcionamiento y se maquilló su aspecto, pero siguió siendo un cuerpo que practicaba la tortura, el asesinato y la desaparición de los opositores, violentos o no. Con la Revolución Bolivariana se hicieron cambios que, a juzgar por el caso de Mairin, no lograron “humanizar” al Posada Carriles “Bambi”, al “Mono” Navarrete o al López Cisco “Drácula”, a ese nazi torturador, asesino y terrorista que muchos policías llevan dentro, esperando cualquier ocasión para manifestarse.

Si los estudiantes masacrados en Kennedy hubieran sido marginales, el escándalo hubiera sido menor o no hubiera sido; el partido comunista pedía por la vida del “Profesor” Lovera para interesar a los intelectuales en la suerte del desaparecido, y parece que permanecerá en las sombras del puntofijismo contemporáneo el muy reciente aquelarre del Cementerio, donde fueron ejecutados inocentes y culpables en una orgía de venganza policial por un compañero asesinado. Lo que aparece en los medios es apenas la punta del iceberg: el pueblo sabe, por experiencia cotidiana, mucho más que los periodistas.


VALORES SOCIALISTAS

La policía no son las mismas que antes, y la revolución castiga a los funcionarios que asesinan, cosa que no se hizo nunca antes. Se trata de ir más lejos: reinventar la justicia y la seguridad, vacunándolas contra los Vivas y los Forero, los Santos Gómez y Atahualpa Montes, cerrando los Guantánamo y Abu Graib que todavía funcionan en la mente enferma de los esbirros.


rotheeduardo@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7270 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social