El pescado, comida prohibida

Definitivamente el pescado se convirtió en una comida que el pueblo podrá comer una vez por año, en Semana Santa si acaso por ser una tradición religiosa, más no por estar barato en esa fecha, los precios del pescado se fueron para las nubes, es asombroso ver como un (1) Kg. de Bocachico, así se le dice en el Zulia, cuesta 30 Bs. F en un negocito debajo de una mata o árbol al lado de la carretera, el Kg. de Curvina, así se le llama en el Zulia, cuesta hasta 45 Bs. F dependiendo el tamaño del pescado en el mismo negocio, cuatro (4) Palometas medianas cuestan 30 Bs. F a un bicicletero en la carretera y si quiere comer pescado de mar debe asaltar un banco para poder comprarlo, la especulación con el pescado en los negocios callejeros y legales es insoportable.



Ahora ¿Qué debe hacer el pobre para poder comerlo?, pienso que ahorrar todo el año para cuando llegue la Semana Santa salir con su “maruja de cobre” a buscar a un especulador para que le robe los cobritos a cambio de “cuatro pescados congelados”, o sino esperar el milagro de Jesús de los “Peces y el Pan” para poder comerlo gratis, esas son las alternativas que tiene el pobre para poder comer el fruto del lago o del mar una vez al año, ya que ni en Mercamara, mercado de mayoristas que está en el municipio San Francisco, se consigue pescado accesible al bolsillo, todas las especies, no escapa ninguna, tienen unos precios exorbitantes para el pueblo de a pié.



Pregunto, ¿Que se está haciendo el gobierno para controlar o acabar con esta situación?, creo que nada, pienso que el Indepabis está mirando para otro lado con el caso del pescado, creo que las “roscas del pescado” son los culpables del encarecimiento del mismo, estoy convencido que el pescador es el menos culpable del problema, y se que el gran perdedor es el pueblo que no puede comerlo, el pescado tiene el Fósforo tan necesario para los niños y niñas en su crecimiento y para los jóvenes para su cerebro y sus estudios, y para nosotros los no tan jóvenes para fortalecer el apetito sexual y la memoria, el pescado es una comida rica y muy necesaria por todas las propiedades que tiene y es por eso que el gobierno y sus instituciones debe hacer todo lo posible por controlar y regular esos precios especulativos, precios que están muy por encima del pollo, de la carne y del puerco, animales estos que sí necesitan de alimentación, medicinas, electricidad, mano de obra, etc. para su crianza, no así el pescado, sabemos que el pescado tiene su costo para la pesca pero jamás comparado con los del pollo, ganado o del puerco es por esto que decimos, ¡Indepabis actúa por favor!


www.obnycastillo.blogspot.com

obny2554castillo@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3027 veces.



Obny Castillo P.

Tte. (M) Obny E. Castillo P. Coordinador Municipal de Milicia, Santa Rita/Zulia. Agrupamiento de Milicia Costa Oriental del Lago ?Cacique Nigale?. Zulia

 obny2502@gmail.com

Visite el perfil de Obny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social