Mientras Nixon reza y se confiesa, en Mérida se mantiene su macabra obra

Andrew Jackson, Presidente de EE UU (1829-1837), proclamó que el método para adueñarse de un territorio era primero ocuparlo y al tomar posesión, entrar en tratados. Esta técnica fue mejorada por la CIA, se usó contra Allende y fue la que se aplicó en el caso venezolano. Cuando en Venezuela repuntaba la economía a finales del 2001, se lanza una huelga general, se va llevando contra las cuerdas al gobierno para que pierda su popularidad y se le da el golpe de gracia el 11-A. Del golpe a una mesa de negociaciones (donde la oposición está representada por la CIA). Al tiempo que se “negocia”, a la nación se le monta en un potro de tortura y se le tensa con locura para que reviente y ceda ante las presiones. Como no cede, la CIA, a través de Charles Shapiro da la orden de que se lance el paro petrolero que dura tres meses: “Vamos a ver, chusma inmunda, si es verdad que eres fuerte”. Nunca se ha visto en la historia de América Latina un acto de mayor violación de los derechos humanos que ese criminal paro que produjo centenares de muertes por ataques cardíacos y tensión nerviosa, familias enteras quemadas por guardar gasolina en sus casas, y en particular debo hacer mención del caso del notable matemático Jesús González de la ULA, quien se arriesga a trasladarse a Maracaibo para pasar las navidades con su señora madre, y en Valera al no conseguir carro es asesinado poco después de la una de la madrugada a manos de unos malandros. En esos días, esa CIA incrustada desde hace años en el movimiento estudiantil merideño, particularmente en el llamado Movimiento 13, llenó de pintas a la ciudad con letreros que decían “No a las clases”, y de esa horrible degeneración surgió un movimiento llamado “Gente de la ULA”, para imitar a “Gente de Petróleo”. El crimen de Jesús quedó olvidado en el marasmo de aquel inmenso sabotaje del que se gestó un movimiento de RAP estudiantil universitario con fastuosas cuñas por Venevisión, Globovisión y RCTV, y que ostentaba el mismo nombre del movimiento que fundó el adeco Raúl Leoni en 1928. ¡Qué tal si les digo que aquel presidente de la Federación de Centros Universitarios de la ULA se llama Nixon Moreno!

¡Nixon y moreno!

Pero aquellas arremetidas arreciarían, hiriendo a 79 policías de bala 9 mm en el sector La Liria que la Fiscalía nunca investigó a pesar de que yo presenté el caso ante ese organismo, ante la AN y lo ventilé a los cuatro vientos por VTV. Parece un reporte de guerra en Bagdad. Desde este lugar se dispara con armas de guerra de alta precisión. No basta con que los guardias o policías lleven chalecos antibalas, porque les disparan a la altura del cuello. Dos policías han recibido mortales disparos en el cuello, uno de ellos estuvo dos meses agonizando, y el otro quedó paralítico. En cada ataque hierenm por lo menos a 10 policías. Los que disparan tienen relación con paramilitares. ¿Cuándo la Fiscalía investigará a los asesinos incrustado dentro de la ULA cuyos crímenes y ataques al gobierno los hacen en nombre de la autonomía universitaria y de la libertad de expresión? El equipo rectoral está fuertemente apertrechado por los medios locales, maneja una televisora cuyos programas son todos horriblemente contra el gobierno (muy parecidos en amarillismo a Globovisión), un periódico una radio FM. El rector Lester Rodríguez, con todos estos ataques pudo así conformar una matriz de opinión que le favoreciera su candidatura a gobernador de Mérida. Todo esto conforma una situación de extrema gravedad en la que todos debemos participar porque se trata de una real guerra que se realiza de la manera más impune, y protegida por unos señores de toga y birrete, apoyados por la embajada norteamericana. Lo que se teme es que se pueda producir una reacción de ataque por parte del sector del pueblo y del estudiantado que se siente aterrorizado y profundamente condicionado por estas perturbaciones que ahora se recrudecerán con motivo de los planes de la oposición fascista para noviembre.

Parece que la Fiscalía cuando la oposición denuncia investiga, pero si lo hacen los pendejos chavistas se hace de la vista gorda. Uno de los policías que fue herido en la garganta y quedó parapléjico, actualmente está siendo atendido en Argentina. Por cierto, yo me cansé de exigirle al rector Lester Rodríguez que ayudara en este caso y nunca fue ni siquiera a ver al joven de 22 años, que estaba convaleciente el HULA.

Qué tal.


jsantroz@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2622 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a61341.htmlCd0NV CAC = Y co = US