Ineficacias locales que deterioran la imagen del gobierno

Hace varios años la comunidad de sacerdotes junto con los feligreses que servimos a la Parroquia Universitaria de la UCV, venimos denunciando nuestro malestar ante el jefe civil Sr. Henry Alvarado y Consejales de la parroquia civil San Pedro, sobre el desorden público que se genera cada noche frente a las instalaciones de la Parroquia. Allí se hace ruido de los más altos decibeles, se consume licor y es un lugar propicio para cualquier tipo de desorden público que atente contra la moral y buenas costumbres, dada la oscuridad de la zona y el abandono por parte de los entes encargados de velar por el ornato público y el bienestar ciudadano.

Esta falta de atención a nuestros planteamientos ya está desencadenando una ola de atracos, violencia e inseguridad en el sector.

Para muestra un botón

El sábado pasado 3 de mayo a las 3:30 de la madrugada un joven policía perteneciente al CICPC se encontraba también en el lugar y fue asesinado.

La reseña periodística hecha por Ultimas Noticias del domingo 05/05 sobre el crimen señala que “La víctima, quien desde hace un año se desempeñaba como escolta del subdirector de la PM, comisario Víctor Rey, se encontraba a las 3:30 a.m. de este sábado en las inmediaciones de la Parroquia Universitaria, donde suelen reunirse personas para compartir con sus amistades”. Cualquiera que lee esa nota queda convencido de que se trata de un decente club de amigos muy “religioso” por estar al lado de la Parroquia Universitaria. No por favor, es una situación de desorden público al que urge una respuesta contundente y permanente de las autoridades competentes, llámese Policía Metropolitana, Alcaldía de Caracas, Prefectura de Caracas, etc. Ese lugar debe ser declarado como zona prohibida para cualquier tipo de reunión o para estacionar vehículos en horas nocturnas, por el peligro de inseguridad que representa. Son muchos los estudiantes y personas que frecuentan la parroquia universitaria y que ya no se atreven a acercarse por los estos predios después de las seis de la tarde por la inseguridad que representa la zona debido a la situación que allí se crea.

Amigos del gobierno municipal, les escribo con dolor revolucionario porque así no se hace revolución. No es posible que en los años que llevamos denunciando esta situación, de lo cual tenemos constancia escrita, ni la Prefectura Civil de san Pedro, ni los Consejales por los que un día voté, ni la Alcaldía de Caracas, ni la Policía Metropolitana hayan hecho nada. ¿Por qué esperan a que se pierda una vida joven y se deterioren otras, que no sabemos cuantas serán, para tomar cartas en el asunto si es que las toman esta vez?

Yo les invito a reflexionar, porque en este día a día cotidiano es donde se juega la suerte y el futuro de una auténtica revolución bolivariana, porque es esto lo que golpea negativamente la imagen del gobierno de cara al ciudadano común que lo sufre.

numamolinasj@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2261 veces.



Padre Numa Molina


Visite el perfil de Numa Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a56328.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO