Justicia para Monseñor Arnulfo Romero Pastor y Mártir de los Pobres

El pasado 15 de agosto estaría cumpliendo noventa años Monseñor Arnulfo Romero (1917-1980), el cual ofrendó su vida por los que tienen hambre y sed de justicia, no solo en la República del Salvador sino en el mundo; Monseñor Romero rechazó la injusticia y la represión hacia los pobres, su ministerio se convirtió en la voz de los desposeídos y desamparados, exigió el cese a la represión y muerte por parte del ejército hacia el pueblo humilde; lo que le valió la condena a muerte la cual aceptó, bendiciendo y perdonando a sus asesinos.

Un 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital de la divina Providencia del Salvador fue asesinado por un sicario pagado por los grupos de derecha pertenecientes al partido ARENA, con la anuencia de la oligarquía Salvadoreña y el visto bueno del imperialismo norteamericano. Este hecho vil y cobarde contó con la participación de recursos y dinero del estado venezolano, para esa época presidido irónicamente por un presidente de tendencia “social cristiana”, Luís Herrera Campins, que acudió en auxilio de otro mandatario de igual tendencia cristiana; Napoleón Duarte del Salvador ya fallecido.

La participación del estado venezolano, en este hecho tan abominable, quedó evidenciada en la investigación realizada por la comisión de la verdad, que pese al bloqueo oficial y las presiones contra la misma, determinó la responsabilidad de factores internos de la derecha Salvadoreña en la persona del coronel Roberto Davison también fallecido y otros elementos externos como la tenebrosa Escuela de las Américas, el actual representante para América latina del departamento de Estado Norteamericano John Negroponte conocido por su crueldad y ensañamiento contra los movimiento populares y cristianos Centroamericanos, hecho certificado por su actuación en el asesinato de los padres jesuitas de la universidad de San Salvador y las religiosas de la orden Mery Nohl. y la Democracia Cristiana Internacional a través del gobierno copeyano para ese momento; el operador político en el Salvador para esta acción fue el seudo periodista Leopoldo Castillo, agregado de la embajada de la República de Venezuela para ese momento en la nación centro americana.

En la actualidad este señor se dedica, a tratar de desestabilizar al gobierno legitimo de la República Bolivariana de Venezuela, desde un programa televisivo Aló Ciudadano, transmitido diariamente por la empresa de propaganda golpista denominada globovisión, donde de manera impune y alevosa se: miente, difama y tergiversa la información, haciendo alarde de la guerra sucia y sicológica con el perfecto manual de la CIA.

Hoy todos los fieles y creyentes del mundo honramos el sacrifico y ministerio pastoral de Monseñor Romero comprometido con los pobres de la tierra, así mismo solicitamos al estado de la República Bolivariana de Venezuela, la apertura de una investigación sobre la participación del gobierno copeyano de Luís Herrera Campins en este crimen de lesa humanidad, que se desclasifiquen los documentos de la cancillería y se establezcan las responsabilidades a que haya lugar, haciendo especial énfasis en la participación del ciudadano Leopoldo Castillo. Esta afrenta a la dignidad del pueblo venezolano y la humanidad entera, debe ser saldada para que el alma de nuestro pastor Arnulfo Romero descanse en paz y todos los fieles y creyentes no solo de Venezuela sino del mundo revindicaremos la justicia de Dios en la tierra.

En el Encuentro Internacional de Teología de la Liberación realizado en Caracas los días 14 y 15 del mes en curso, esta solicitud estuvo presente y gravitando en muchos de los asistentes, de igual manera fue expresado públicamente el viernes 10 de agosto, en el programa Historia Hechos y Protagonistas, moderado por quien escribe, y transmitido por la televisora comunitaria Catia Tve, con la participación del Lic. Roberto Rodríguez sacerdote y Judith Galarza de FEDEFAN. Igualmente quedó reiterado el compromiso de la fe cristiana con los procesos de cambio que se desarrollan en Latinoamérica y la Teología de la Liberación como expresión genuina y legitima de los Pueblos ante la injusticia del sistema capitalista; y la necesidad de un ministerio pastoral comprometido con las mayorías y no con las cúpulas de poder de la jerarquía eclesiástica.


Correo: historiahechosyprotagonistas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5075 veces.



Luís Salazar

Comunicador comunitario. Conductor del programa "Historia, Hechos y Protagonistas" en Catia Tve y Radio Libre Negro Primero. Miembro del Colectivo Somos Ambiente.

 lfsalazar5@hotmail.com

Visite el perfil de Luis Salazar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a40833.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO