Lo que soy yo: me largo de Venezuela a gozar un bolón y...

¡Qué joder con las vainas que suceden en este país que, desde que la revolución llegó con Chávez estamos jodidos! -dicen, los que se van y otros que se quedan- y, como si fuera poco, Maduro no encuentra qué más hacer para seguir con más de lo mismo y, ahora más que tiene una nueva ministra que, según ella, vive en otro país que es Monagas, donde el petróleo nace y corre sin dirección y, como la revolucionaria que es, nos educará para que no olvidemos que vivimos en una nueva República, donde todo ha cambiado, lo contrario de lo que pensó, la popular periodista y animadora venezolana Osmariel Villalobos que, desnuda en cueros después de recibir una sólida golpiza en Marbella de manos de un empresario mexicano, que se llama, Germán Rosete y, que según ella, es su novio, su encantador novio como el emprendedor que es, y que, por una pequeña discusión de celos, hasta le arrancó sin paciencia ninguna, su vestido que sin ser la Venus de Milo, la dejó desnudita frente al hotel en que estaban hospedados en Málaga, España, donde estaban de placer con buena vista que, para los trabajadores del hotel que la vieron sudando la gota fría , la compararon en ese crucial momento con la Venus de Urbino de Tiziano, al entrar al hotel con la mirada perdida y hablando mal de Venezuela sin pudor ninguno, pero con toda la razón del mundo por la violencia de género que es universal, pero en ella ocasional. https://www.aporrea.org/ddhh/n367272.html.

Todo lo dicho por ella tal como sucedió ese 11 de septiembre, lo tiró en Instagran crudamente, y así se quitó ese peso que no es de su conciencia, pero está en ella que, después de estar celebrando con unos amigos en un centro nocturno, su novio se volvió coqueto y embistió dulcemente a otra joven que eso a ella no le gustó -y cómo le iba a gustar, si ella era la novia- pero ven el egoísmo de algunas mujeres- que no quieren que sus novios jueguen al escondido un rato con otras, no sabiendo lo fastidioso que es estar con una sola mujer, pero la verdad es que su novio fue un abusador, porque lo hizo frente a ella y fue lo que rebasó el vaso de la discordia en ese preciso momento de celos -y quién no- y en vez de ella desnudarlo a él en el acto para que vieran lo que tenía debajo que ver y sacaran sus conclusiones, fue lo contrario, pero han de creer, que ese mexicano se saliera con la suya, así sea empresario y ella pagó con su ironía, pero eso es bueno que a la larga le servirá de experiencia y olvidar que, no todo lo que se tiene no se puede compartir y fuera de Venezuela más.

Ahora bien, que le queda a ella hacer, lo que hizo, denunciarlo por violencia de género a las autoridades de Málaga y, menos mal que no fue en Venezuela, porque lo más seguro diría que eso le sucedió por culpa de Maduro que no pone manos duras estando a favor de las mujeres.

Lo que sí le decimos a Osmariel Villalobos es que, no se le ocurra irse a vivir a México o a Colombia que en esos dos países es peor, no las desnudan sino las matan y, para estar fuera del país pasando o dando pena, enseñando sus cueros que se venga otra vez para acá que aquí las mujeres están mandando y muchas llegan a ministras que no saben dónde están sentadas, pero se les respeta y nadie tratará de desnudarla y más en las calles, digan lo que se diga y, empresario es lo más que hay en este país y con el gobierno. Así que no lo piense dos veces que acá no somos reyes, pero tenemos cetro de vergüenza y ningún pendejo por mucho dinero que tenga nos hará perder la honestidad y habilidad y mucho menos desnudarnos de razones, aunque agarrando fallo y escondido sí hay.

Así que, Osmariel Villalobos, que en lo adelante a donde puedas convivir, que te desnude el sol, que desnude la luna, pero no un puto mal hablado mexicano no, ni que emprenda las estrellas del firmamento de ilusiones. Así que lo que te queda es: llorar al Valle si puedes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 991 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas