Terrorismo médico

Como la vida llega, la muerte puede llegar en cualquier momento para transformarnos en otro elemento orgánico, es un proceso natural inexorable, lo extremadamente injusto es que la muerte sea provocada por supuesta negligencia médica, más dolor y coraje da que ella se manifiesta por una conducta política muy BIEN disimulada por algunos médicos que juegan a ser políticos en lo que se ha llamado GUARIMBAS MÉDICAS.

Como ciudadanos nos duele que algún ser humano muera, pero cuando notamos, somos testigos y hay evidencias de una práctica médica que suponemos irresponsable y que no podría tener nombre razonable , que merece el repudio público y que es una vergüenza para el gremio médico, no nos queda más que denunciar PARA QUE LAS AUTORIDADES AVERIGUEN hechos como los ocurridos recientemente en el Hospital Domingo Luciani de El Llanito en Caracas.

Decir que suponemos es una obligación de ley para permitirle a la Fiscalía General de la República que abra una averiguación sobre las muertes de varios ciudadanos venezolanos que han entrado caminando al mencionado Hospital y en cuestión de un par de meses salen de ese centro hospitalario fallecidos.

Efectivamente algunos analistas de la guerra mediática habían advertido las intensiones de sectores de la oposición que para desacreditar al gobierno buscarían cualquier excusa donde terceros, es decir gente del pueblo, trabajadores humildes y no figuras públicas serían las víctimas de ese ola de terrorismo que hoy tiene nuevas caras, como suponemos ello podría estar ocurriendo en estos días de campaña electoral en la que ciertamente la mala práctica medica sería uno de los objetivos implantados por los sectores más oscuros y fantasmales de la oposición venezolana que con seguridad son asesorados por funcionarios del Departamento de Estado y la Embajada Norteamericana que hacen el trabajo sucio de no aparecer sino que utilizan a lo más brutal del sicariato político oculto en sectores de la oposición.

El juramento hipocrático fue lanzado en el cesto de la basura por algunos médicos con visión obtusa sesgado por la incidencia mediática a quienes suponemos comprometidos con sectores políticos quienes diseñan artimañas terroristas y guarimbas entre otras las médicas en el mejor estilo de los tiempos de Hitler, repito bajo la asesoría de la CIA y el Departamento de Estado, bajo la sombra de la Embajada de EEUU.

No se trata de casos parciales de supuestas malas praxis médicas, se trata de un problema de orden político muy grave, dejó a la Vicepresidencia de la República, a la Fiscal General de la República, al Ministro de Interior y Justicia y al Ministerio de Salud en sus estatus más altos los correos abajo mencionados para consignar las evidencias fotográficas y otros documentos que con antelación fueron consignados a la Fiscalía General de la República y que no produjeron respuestas, aunque había sido asignado un fiscal para caso específico.

A partir de ahora hay que empezar a construir el nuevo estado del que habla el Presidente Hugo Chávez y ello pasa por descubrir y procesar hechos indignos como los que suponemos están ocurriendo en el Hospital Domingo Luciani.

Correos anexos: venezuelared@gmail.com

aldemarobar@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4996 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor