El 169 período de sesiones de la CIDH es una de las plataformas para apuntalar la injerencia sobre Venezuela

Luego de la culminación del período de debates en el marco de la 73 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, y de la resolución aprobatoria de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU de continuar tratando la situación de supuesta crisis humanitaria en Venezuela, en un informe ilegítimo e ilegal, (ya que el mismo no fue producto de un mandato de este foro) realizado por Zeid Ra ad Al Hussein, príncipe de Jordania, ex alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU y amigo de Diego Arria. Asimismo, Al Hussein desechó el informe realizado por el experto independiente de la ONU, Alfred De Zayas, quién si tenía mandato de la ONU, lo que evidencia los intentos de legitimar una acción armada contra nuestro país, basada en la tesis de la necesidad de proteger, impulsada desde esta alta instancia internacional.

En el marco de la escalada injerencista, el pasado 30 de septiembre, se apertura el 169 período d sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), instancia esta denunciada por el Comandante Chávez por su evidente sesgo en su visión de la promoción y defensa de los mismos. Esta instancia internacional, aprobó, entre otras resoluciones, apoyo al dirigente terrorista y fascista Leopoldo López, ordenando al Estado Venezolano eliminar la inhabilitación administrativa con la cual fue sancionado este dirigente político, producto de los manejos dolosos durante su gestión como alcalde del municipio Chacao del estado Miranda.

Esta decisión junto a otras que se enmarcaban abiertamente en actos de injerencia y a la violación de los principios de soberanía y no intromisión en los asuntos internos de Venezuela, fue lo que impulsó al Comandante Hugo Chávez solicitar la salida de Venezuela de esta instancia internacional integrante del sistema interamericano, salida que se concretó en septiembre de 2013.

No obstante, este organismo, como expresión del modelo de democracia representativa y defensora del modelo hegemónico estadounidense, se considera con licencia de intervenir y opinar sobre los asuntos de países suramericanos y caribeños, así los mismos decidan no pertenecer a la Organización de Estados Americanos, como es el caso de la República de Cuba y de la República Bolivariana de Venezuela, cuya salida terminará de concretarse en abril de 2019.

Pero, volviendo a lo que estamos denunciando, el inicio del 169 período de sesiones de la CIDH, iniciado el pasado domingo 30 de septiembre y que culminará el próximo viernes 05 de octubre de 2018, el referido organismo ha decidido tratar el tema de Derechos Humanos de Cuba, Nicaragua y Venezuela como parte de su agenda y prioridades en el mismo.

Importante es de destacar que, por primera vez en muchos años, este 169 período de sesiones se realizará fuera de la ciudad de Washington, donde se encuentra la sede de la Comisión, y sesionó en la localidad de Boulden, donde se encuentra la universidad de Colorado, sede esta reunión.

Para el momento en que escribo estas líneas (traté de hacerlo más temprano, pero algunos contratiempos no me lo permitieron) hoy 4 de octubre, la CIDH desarrollo tres audiencias tratando el tema de las supuestas violaciones de Derechos Humanos, dichos temas, para interés de los que puedan leer esta nota, fueron los siguientes:

1.- Crisis política en Venezuela y sus efectos sobre las personas mayores y la comunidad LGBTI: La cuál contó con la participación de las siguientes organizaciones no gubernamentales (ONG): Unión Afirmativa de Venezuela, Acción Ciudadana contra el Sida, Comité Asociación Civil, Programa Venezolano de Educación- Acción en Derechos Humanos (Provea) y el Comité de Derechos Humanos para la Defensa de los Jubilados y Pensionados. Esta audiencia se desarrolló en el Salón Whittenmyer Courtroom de la Universidad de Colorado en el horario comprendido de 09:00 a 10:00 am, hora de Boulden.

Cabe destacar, que semanas previas a la realización de esta actividad, se venían desarrollando eventos en el país sobre pagos incompletos a pensionados y jubilados, así como la comisión de crímenes contra algunos integrantes de la comunidad LGBTI, sectores y grupos etarios incorporados, visibilizados y reconocidos por la Revolución Bolivariana, primero con Chávez, y continuada esta gestión por parte del Presidente Nicolás Maduro.

2.- La segunda audiencia tuvo que ver con la Situación de personas privadas de libertad en el contexto de la crisis política de Venezuela: Aquí cabe destacar que esta audiencia se realizó por el impulso de oficio dado por la propia Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y tomen nota de las ONG que participaron en la misma: a) Foro Penal de Venezuela, con Alfredo Romero; b) Observatorio Venezolano de Prisiones, de Humberto Prado; c) Una Ventana a la Libertad; d) Espacio Público de Carlos Correa y Defiende Venezuela. Es decir, las ONG más virulentamente opositoras al proyecto político promovido por el Gobierno Bolivariano. Esta audiencia se desarrolló en el horario comprendido de las 10:15 a 11:15 am, hora de Boulden, en la sala descrita de la actividad anterior.

3.- La tercera y última audiencia tuvo que ver con la situación humanitaria y mecanismos de control social en Venezuela, la cual contó con la participación de las siguiente ONG: Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello (CDH-UCAB), Civilis Derechos Humanos y repite en esta oportunidad, Espacio Público.

Destaca que, en dos de las tres audiencias celebradas, se realice énfasis en el tema de "crisis política" y el tercero se pretenda señalar que el Estado aplique mecanismos de control social para criminalizar la disidencia política, y no para preservar el orden público y la paz ciudadana.

Asimismo, el referido órgano internacional exige al Gobierno venezolano el poder realizar una visita al país para poder generar un informe sobre la situación del mismo. En tal planteamiento coincide con la OIT y la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la ONU.

Y en el frente interno y en el marco del desarrollo de esta reunión, la Asamblea Nacional en desacato discutió el tema de las supuestas violaciones a los Derechos Humanos en el país, como parte de una estrategia articulada con estos actores políticos a nivel internacional.

Asimismo, no podemos perder de vista el próximo 170 período de sesiones de esta instancia a realizarse en el lapso comprendido del 3 al 7 de diciembre de 2018 en su sede natural en Washington. Ya el 25 de septiembre se cerró el lapso para la presentación de propuestas para las audiencias a celebrarse en ese foro internacional, por lo que semanas antes de la realización del mismo, se deben hacer públicas las mismas, y seguramente el tema de la supuesta crisis política y humanitaria de Venezuela podría ser uno de los temas en dicha instancia. Ojo con esto.

Y en este orden de ideas, cabe destacar el llamado realizado desde instancias universitarias como la UCV en Caracas y la ULA en Mérida (este último estado, visitado el pasado 2 de octubre de 2018 por el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Venezuela, Jack Story, quien sostuvo reuniones con las autoridades académicas de dicha casa de estudios, además de reunirse con importantes dirigentes estudiantiles, económicos, gremiales y políticos de la región, y ni siquiera nuestros medios produjeron una nota de denuncia al respecto) de una convocatoria a un paro general, en articulación con el plan de lucha y hoja de ruta del denominado Frente Amplio Venezuela Libre, en aras de consolidar un frente interno que se articule con las presiones y el lobby internacional, en aras de lograr un cambio de régimen en el país.

Por ello, es que se ha convocado una jornada de protesta simultánea a nivel nacional, en las sedes de las inspectorías del trabajo del país, como fórmula para protesta la adopción de medidas económicas en el marco del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica promovido desde el Ejecutivo Nacional, tildando las mismas de "Paquetazo Rojo". Evidentemente con ello se busca el desarrollo de accionar subversivo bajo la fachada de protestas y manifestaciones, pero esta convocatoria no ha sido tan masiva a nivel de medios, además de contar con el enorme obstáculo como es la capacidad de convocatoria y movilización de la ya descrita coalición opositora.

Y esos problemas para la coalición opositora aumentan ante el llamado y la convocatoria a movilización realizado por el Primer Vicepresidente del PSUV y Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, parra mañana viernes 5 de octubre de 2018, llamado éste extensivo al resto de fuerzas de la izquierda y revolucionarias ubicadas en el país.

No obstante, no debemos dormirnos en los laureles, ya que no podemos olvidar que la agenda y los enemigos no se encuentran precisamente en Venezuela, y actualmente nos estamos enfrentando a los poderes hegemónicos que gobiernan el mundo, y que desean poner mano de las riquezas y recursos que posee nuestra Patria.

Así que alerta y prevenidos, que de cualquier monte puede saltar la serpiente.

¡Bolívar y Chávez viven! ¡Y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 808 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad




US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a270176.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO