Teoría madurista de la conspiración contra Chávez (I) – Maduro busca perpetuarse en el poder y vender a Venezuela

En el escenario político del país durante los últimos cuatro lustros, nada ha sido por causalidad. Lentamente la historia aunque algunos traten de forzarla para mantenerla estática, su naturaleza es dinámica. Por ello, en la medida en que está avanza, los estamentos del poder van tejiendo múltiples redes cuyos protagonistas buscan hacer fuertes nudos con el propósito que nadie pueda desenlazarlos, pero que al final esa misma historia nos va dando las respuestas en el medio de tantos artilugios llenos de traiciones y conspiraciones.

Hoy, cuando el madurismo se ha apoderado del control político del país, estamos en la obligación de ir analizando lo que a todas luces ya se aprecia como una Teoría madurista de la conspiración contra Chávez, muy bien planificada por sus principales actores desde sus orígenes, pero que les terminará implosionando, máxime cuando pueda instaurarse una auténtica comisión por la verdad, que devele todos los hechos en sus espacios criminales, así como de arbitrariedades y manipulaciones constitucionales y jurídicas.

Una vez que Chávez llega el poder en 1999, hasta la posibilidad de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente fue sometida a referendo. Es decir, sin que la Constitución (1961) de ese entonces lo determinara, el líder bolivariano aplicó un concepto basado en la democracia participativa y protagónica, todo lo contrario al madurismo que impuso una "constituyente" sin bases programáticas, tiempo de duración, y menos preguntarle al pueblo si estaba o no de acuerdo con su ejercicio político. Allí vemos la primera gran diferencia entre una democracia fundada en preceptos del poder para el pueblo y un neototalitarismo conjugado por una reducida élite corrupta y tiránica.

Ahora bien ¿cuándo comienza la conspiración contra Chávez por parte del madurismo? Evidentemente, el plan para derrocar a Chávez comienza una vez que es aprobada la nueva Constitución por vía refrendaria el 15-8-1999. Ante esa razón, no es casualidad que el madurismo pretenderá derogar de facto la actual Constitución, para implantar la que han diseñado en términos dictatoriales apelando a unos supuestos "resultados" de la elección presidencial del 20 de mayo, diciendo entre otras barbaridades jurídicas que aquellos que votaron por Maduro también habrían votado por su "constitución", y en consecuencia, no habría necesidad de un referendo para implantar el "nuevo orden constitucional" que tendría el "aval" tanto de la "constituyente" como del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Otra diferencia plenamente marcada entre destruir los pensamientos y acciones constitucionales y jurídicas que nos dejó Chávez, para sustituirlo por el nefasto sistema madurista.

En tal sentido, luego que en el año 2000 se realizan las llamadas megaelecciones, el auge y liderazgo internacional de Chávez se hace presente en el orden geopolítico mundial. No solo es que se lleva a cabo en Caracas en septiembre de ese año la II Cumbre de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), sino que desde esa reunión comienza una nueva arquitectura en el plano de la recuperación y estabilización de los precios del crudo.

Hay que hacer la salvedad, que para la convocatoria y puntos de esa reunión petrolera, Chávez elevó a Rusia la invitación para que se integrara al grupo de la OPEP, la cual fue rechazada de manera elegante por quien ya se había convertido en presidente de ese país, Vladímir Putin, y quien curiosamente, es el principal aliado del madurismo en todas sus políticas de explotación interna de nuestros pozos y reservas petroleras. ¿Será acaso que la conspiración madurista contra Chávez también tenía vínculos internacionales? ¿Por qué Putin, como lo hizo Lula Da Silva desde Brasil, no invitó a Chávez para tratarse su cáncer en Moscú u otra ciudad, si en ese entonces era primer ministro de Rusia?

Es evidente que los orígenes de la conspiración contra Chávez, tenía dos fines claramente marcados en el largo plazo. La primera derogar la Constitución de 1999 para implantar de manera "legal" el neototalitarismo. La segunda vender Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y entregar nuestras reservas petroleras, gasíferas, minerales y oro a los grupos trasnacionales, fundamentalmente rusos y chinos como forma de consolidarse en el poder, con la ayuda de gobiernos extranjeros y sistemas políticos unipersonales con suficiente poder en el seno del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas.

Sobre la Teoría madurista de la conspiración contra Chávez abordaremos a partir del golpe de Estado de 2002, la aparición (quien no vimos el 11 de Abril) y "presidencia temporal" de Diosdado Cabello el 12 de abril de 2002, juramentado ese día por William Lara y, quien posteriormente murió ahogado en un extraño "accidente", y hechos muy suspicaces entre los cuales podemos mencionar que nunca se haya pedido la extradición de Pedro Carmona Estanga, Daniel Romero e Isaac Pérez Recao (cabecillas visibles del golpe contra Chávez). El autoexilio de Lucas Rincón Romero y muerte por "terrorismo" de Danilo Anderson. El ascenso a la presidencia de la Asamblea Nacional tanto de Nicolás Maduro como su consorte Cilia Flores. Las causas del encarcelamiento del general Raúl Isaías Baduel. Las vinculaciones "afectivas" entre estamentos de los diferentes "poderes". El asesinato de Robert Serra. Las relaciones de la guerrilla colombiana con el madurismo y los colectivos armados. O las verdaderas razones en el rompimiento del pacto entre el madurismo y Rafael Ramírez.

También vamos a plantear las razones para que el propio Diosdado Cabello nos hable de Manuel Rosales como un "honesto líder opositor", o que no toquen ni con el pétalo de una rosa a Maria Corina Machado, alias "La mantuana", a pesar de que ambos fueron los primeros que firmaron el decreto de disolución de todos los poderes públicos en aquel golpe de 2002, mientras Chávez estaba desaparecido y se anulaba la Constitución de 1999.

Debemos indagar que antes del golpe contra Chávez, éste removía ministros y funcionarios, pero a partir de esa fecha, éstos simplemente eran cambiados de una función a otra, aunque la praxis de sus resultados en funciones públicas fuera terrible. Todo eso lo analizaremos, sin obviar sí el cáncer que afectó al líder bolivariano fungió como escenario para su posible asesinato. Por ahora, hemos visto que Maduro busca implantar un régimen neototalitario, perpetuarse en el poder y, entregar las riquezas de Venezuela a potencias extranjeras también con vocación totalitaria. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4529 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ddhh/a262680.htmlCd0NV CAC = Y co = US