Las dos cartas

Me sorprendió la carta de Yibram, hijo de Tarek a su padre el defensor del pueblo, me imagino lo eficiente y penetrante que ha sido la represión mediática psicológica, sufrida por su mente, y la de muchos de nuestros jóvenes, capaces hoy de desquiciarlos de la realidad que se vive su Patria y de apartarlos de la verdad, de la situación política y económica en que nos encontramos los venezolanos hoy, y por tanto de penetrar sus cerebros con sus mentiras mediáticas. Haciéndoles creer todo lo contrario a la realidad actual, y a los fines que esa misma oposición golpista hoy persigue a cualquier costo, que no es otro que el de alcanzar el poder político, de una oligarquía, cueste lo que cueste. -Queremos muertos, dicen, `para que venga Superman a recatarnos- Oligarquía servil a un imperio extranjero que desea apropiarse de nuestras riquezas, que no quiere que se le distribuya al pueblo, Oligarquía esta, poderosa en dólares baratos. Que se enriqueció más que nunca estafando a su pueblo importando píedras, chatarra, alimentos pasados y medicinas ya caducas.

Hijos de los cuarenta años, que no ha sido aún desplazada del poder, como vemos sus estructuras económicas son las que aún dominan los mercados y la distribución de los productos. Dueños de la inflación y de Dolar Today. Es por eso que una de sus metas en esta guerra es la imflción galopante, el desabastecimiento de productos indispensables para la vida del pueblo venezolano, en resumen en dominarnos por el estómago, el matarnos de hambre.

-Es tan sólo un comienzo pues ellos planean exterminar al chavismo tal como ya hicieron con el Comandante Chávez.

Vemos como la guerra mental psicológica penetra las mentes y se apropia de ellas dominándolas con sus mentiras mediáticas, haciendo ver a la gente que el malo es el gobierno, -que sus marchas y plantones son pacíficos- que cuando se marche Maduro todo cambiará.

Toda una mentira bien orquestada.

Ellos no quieren al pueblo ni a la dignidad de la doctrina bolivariana del gobierno en el poder, tampoco desean ver al pueblo manejando la producción, las fábricas y los vienes de distribución.

Ahora, que en una acertada respuesta del gobierno de Maduro, le llega lo esencial a este pueblo a precios justos, es el caso de los CLAP.

Me decía un amigo, "es dado ser ignorante, eso se cura, pero lo que es incurable es nacer imbécil o idiota".

Tiene toda la razón, la ignorancia la combatimos con educación y cultura, pero la idiotez y lo pendejo es muy difícil e imposible erradicar de la pesona.

Esto parece ser el caso lamentable de Yibram.

Otra cara la apreciamos en la carta del hijo del presidente Maduro a su amigo de juegos de la infancia, de marchas junto a Chávez por la defensa de los derechos humanos del pueblo y la Justicia Social de los venezolanos, garantizados hoy por la Revolución chavista, en la que su padre Takek ha logrado destacado lugar de combate.

Ocupando hoy el puesto de Defenso del Pueblo.

Que amargura la de ese padre, que ha luchado toda su vida por esa justicia Social, en contra de las dictaduras de los cuarenta años, del golpe del 11 de Abril, y del facismo, en contra de los imperios ejemónicos, y que ha padecido cárcel, golpes y amenazas, incluso aquel 11 de Abril de ingrata memoria.

NO HAY DUDA QUE EN ESTA GUERRA DE QUINTA GENERACIÓN EN LA QUE ESTAMOS INMERSOS DESDE HACE TIEMPO LA MENTE, Y EL APROPIARSE DE ELLA, EL DOMINARLA ES EL BLANCO, EL OBJETIVO PRINCIPAL DEL FASCISMO GOLPISTA.

El camino derechista que va tomando el Mundo imperial que en el siglo XXI . Desea apropiarse y privatizar el Globo Terraqueo en beneficio de unos pocos sigue su camino imparable a un desenlace nuclear, cada día más preocupante en la que no habra vencedores.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1243 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor