OLP en nuestras fronteras internas

Las Operaciones de Liberación del Pueblo, se corresponden a una iniciativa del Presidente Maduro para acabar, de raíz, la problemática que se venía extendiendo en las residencias de la Gran Misión Vivienda Venezuela. La GMVV, es una de las misiones bandera de la Revolución Bolivariana en la que nuestro Comandante Chávez, colocó sus expectativas para satisfacer ese fundamental Derecho Humano que es, la vivienda. Más de 700 mil, construidas a la fecha, dan fe del compromiso de nuestra Revolución por la garantía real, no en el papel o en los tinteros de los medios de comunicación, de nuestros gobiernos en el cumplimiento de sus objetivos humanitarios, que le caracterizan. Este Programa de Alto Contenido Social, no solo ha sido objeto de la lupa más descarnada de los medios de comunicación sino también de alumnos y alumnas de nuestras universidades públicas y privadas, quienes se han dedicado a desmenuzar la convivencia en esos condominios. Pero, así como ha sido objeto de estudios y análisis de los más diversos tipos, también ha sido objeto de las más enconadas campañas de satanización y repudio de los medios de comunicación de la burguesía parasitaria. A tal punto, que vecinos de la derecha, disociados por tales campañas, en diversas zonas del país, entablaron campañas de oposición, valga el término, contra las pretensiones del Órgano Superior de Vivienda de sembrar en sus inmediaciones alguna edificación. En vecinos indeseables, convirtieron los medios de comunicación, para sectores de la clase media alta a los beneficiaros y beneficiarias de la GMVV. De allí, que sectores de oposición, comenzaron a generalizar una realidad que se presentaba en algunos condominios de la Gran Misión: la violencia inter vecinal, incluso utilizaron sus teóricos para intentar explicarla, como fue el caso del sociólogo Trino Márquez: “En general, los conflictos entre vecinos se han venido repitiendo porque la gente intenta mudar sus costumbres del barrio, y estas han sido trasladadas hacia los edificios, por supuesto que esto genera muchos roces y dificultades”; por supuesto, a ningún vecino de clase media alta, le gusta tener de vecino al “barrio”, no hay nada más que le cause temor. Es así, que la mediática burguesa comenzó a dar renombre a los problemas normales que ocurren en todo condominio, ya sea de clase media o popular, por llamarla de alguna manera, los ruidos provenientes de las fiestas y las molestias que ellas causan, el consumo de licor, como bien dijera un funcionario de la PNB de apellido Noguera: “los problemas de convivencia que se dan en los complejos de la GMVV son comunes en todos los edificios, aunque reconoce que en algunos, los problemas se acentúan según la capacidad de organización vecinal y los niveles de educación de los adjudicatarios”.

Con el avance vertiginoso que ha tenido la Misión a lo largo de los pocos años que se inició, el cumplimiento de las metas anuales, se convirtió en el paradigma a satisfacer para la burocracia encargada de la Misión; con ello, la selección de los beneficiarios y beneficiarias de las nuevas viviendas fue perdiendo calidad y, a las viviendas fueron ingresando compatriotas provenientes del mal vivir que no pudieron adaptarse a la calidad de vida que les proponía readaptarse la Revolución Bolivariana, para su bien y el de su familia. Los medios de la burguesía, en conocimiento de esa realidad, comenzaron a explotar esa matriz; la cual, les venía a mal, para desprestigiar la GMVV, la obra insigne de nuestro Comandante Chávez, como mal lo refleja el diario El Nacional, en su edición del 08-07-2013: “La versión extraoficial de los hechos es que Víctor Manuel llegó al edificio e intentó entrar a la fiesta que había en la torre I, donde vivía Frander, pero éste no se lo permitió. Los muchachos discutieron, se dieron unos golpes y bajaron a la planta baja del edificio, donde sacaron sus armas de fuego y se dispararon, como si se tratara de un duelo”. Notas como ésta, creadas por los periodistas a satisfacción del dueño del medio, se multiplicaron por decenas en los medios de la derecha que comenzaron a presentar los condominios de la GMVV, como sitios en los que la violencia reinaba y se mataban entre ellos, sus vecinos y vecinas. Esa era la forma y el estilo, en que la derecha, a través de sus medios de comunicación, respondía a las infinitas felicidades con que nuestro pueblo expresaba su gratificación cada jueves al recibir su vivienda. Intentaban con ello, enfrentar pueblo contra pueblo, colocando al benefactor de su nueva vivienda como un ser “bárbaro”, “chavista”, que merecía ser repudiado por los viejos vecinos que ya le precedían en el lugar, donde se había establecido el nuevo condominio de la Gran Misión. Esa estrategia oposicionista de confrontación pueblo contra pueblo, fracasó rotundamente, y allí están los condominios de la GMVV conviviendo armónicamente con sus nuevos vecinos. Pero, algo quedaba rezagado allí entre los vecinos, en las fronteras internas de esos hermosos condominios, creados por nuestra Revolución Bolivariana para dignificar a los excluidos de toda la vida, como negarlo, si son productos de la sociedad capitalista que nos hemos propuesto destruir. El Presidente Maduro prendió las alarmas: “Por ahí me enteré de una señora a la que unos malandros le quitaron el apartamento y tuvieron el tupé de vender el apartamento y cuando investigamos, ahí tengo las pruebas y las mostraré, le recuperamos el apartamento a la señora, pero hace falta que la comunidad se una”, ratificando en su programa En Contacto con Maduro que. “Todos los urbanismos construidos por la Revolución serán territorios de paz, y aquel que esté en cosas raras pacifíquese a tiempo, pacifíquese ya porque vamos con todo, la gente tiene derecho a la paz”. Sentenciando, en consecuencia, nuestro Presidente: "Aquel que en algún urbanismo del Gobierno utilice su vivienda como centro de violencia, les vamos a quitar el apartamento”, no tenía en mente aún, el Presidente Maduro, las OLP. La campaña mediática de la derecha se intensificaba, presentando a los condominios de la GMVV, como los condominios del horror: “La madrugada del 26 de abril de 2015, un grupo de motorizados, bien apertrechados con armas de distintos calibres, arribó a una fiesta que se celebraba en la planta baja del edificio 15-B de la Misión Vivienda, ubicado en las Lomas de La Guadalupe en Ocumare del Tuy, Estado Miranda. Los hombres, luego de compartir bebidas con los asistentes, seleccionaron a sus víctimas y las asesinaron: nueve personas en total” (Cuentos de terror y masacre en Misión Vivienda, Carlos Patiño, 07-05-2015, elestimulo.com). “Matan a un hombre a una semana de llegar a urbanismo de la GMVV”, La Voz, 19-07-2015. Mientras, desde sus medios de comunicación, la derecha enviaba mensajes directos al Gobierno Revolucionario: “Gobierno debe controlar violencia en la GMVV: es necesario el trabajo social”, El Venezolano, 04-05-2015).

El Presidente Maduro, alertaba desde 2013 sobre esa problemática: “Ya basta, no pueden haber bandas armadas en la Gran Misión Vivienda, en los nuevos urbanismo tenemos que ser constructores de la paz” (Noticias24.com, 02-11-2013). La derecha respondía: “De acuerdo a esos reportes, el complejo de La Paz, cerca del centro de la capital, está tomado por cuatro bandas que tienen repartido el territorio” (BBC Mundo, 16-04-2015). La respuesta no tardó en llegar ante las exigencias opositoras y también, claro está, a las de las propias comunidades de nuestra GMVV, sometidas a bandas de delincuentes que se fueron alojando en sus condominios: “La OLP es un elemento estratégico de una etapa nueva de la revolución para construir la paz desde adentro de las comunidades. Hoy estamos realizando una OLP en Montalbán, Caracas, está en pleno desarrollo,  arrancó a las 4:00 de la madrugada, a esa hora me acosté chequeando los detalles, yo mismo estoy al frente de las operaciones de liberación y protección del pueblo, es increíble, les cuento, hemos conseguido en 20 apartamentos en Montalbán unas bandas de narcotraficantes establecieron allí una dictadura y tenían secuestrada a la comunidad, es donde yo pregunto ¿qué hago? ¿Me quedo cruzado de brazos? no hago nada”, señalaba el Presidente Maduro ante la masiva campaña que, desde la derecha y sectores de la vieja izquierda que se alineaban con ella, en su ataque a las operaciones de liberación de nuestro pueblo ya en marcha. Hoy, el balance no puede ser más alentador, como bien lo expresa el propio ministro de justicia y paz, el camarada ministro Gustavo González: 1.421 viviendas recuperadas del hampa que se las habían literalmente robado a sus legítimos propietarios, 1.164 armas incautadas, 1.574 delincuentes han sido detenidos y puestos tras las rejas, 87 bandas criminales desmanteladas y 106 delincuentes abatidos al enfrentarse a las unidades policiales. La paz, ha vuelto a las viviendas de la GMVV. El gran beneficiado, sin duda alguna, es el pueblo dignificado por nuestra Revolución Bolivariana en su Derecho Humano fundamental a la vivienda. Las campañas han cesado por parte de esa derecha y esa izquierda que le acompaña, como la paz ha vuelto a reinar en las viviendas de los millones de compatriotas que hoy tienen su vivienda digna. El doble rasero de esa oposición apátrida y de cierta izquierda que le gusta acompañarla en sus campañas de odio a nuestro pueblo, nuevamente, ha quedado en evidencia, pues, lejos de apoyar las OLP, la satanizan e intentan neutralizarlas con el falso discurso de la defensa de los derechos humanos. Sí, ahora defienden los derechos humanos de la delincuencia que, en mala hora, importaron al país y sembraron durante toda la cuarta república, y les preguntamos: dónde quedan los DDHH de las víctimas de sus delitos?

Las OLP se han redimensionado, hoy le vemos actuar en nuestras zonas fronterizas en Estado de Excepción Constitucional, llevándoles a esos pueblos nuestros: tranquilidad y orden. En agosto pasado, el Presidente Maduro anunció: “Voy a lanzar un plan igual a las OLP, arrasador contra el bachaqueo, para acabar con ese plan amenazador que tienen contra nuestra economía” (…) “No puedo anunciar ni hora ni fecha, pero voy a lanzar un plan arrasador contra la economía criminal, contra los pelucones, vamos a un plan arrasador con el apoyo del pueblo”. No le quede la menor duda, camarada Presidente, que el pueblo le apoyará y acompañará en esas operaciones que, sin duda, beneficiarán a nuestro pueblo.

Se trata, camarada Presidente, de recabar la experiencia de las OLP en nuestros condominios de la GMVV y la nueva, concretada en nuestra frontera con la vecina Colombia. Se trata, de poner orden en nuestras fronteras internas, así por ejemplo, por qué no declarar un Estado de Excepción Constitucional en la Parroquia Sucre del Municipio Libertador, por 30 ó 60 días y erradicar de nuestra populosa Catia a los bachaqueros que han sumido en la especulación más escandalosa los precios de nuestros alimentos, tan necesarios para el sustento de nuestro pueblo. Asimismo, erradicar de nuestras zonas populares esas mafias que allí se han establecido. En Catia decimos, pero bien pudiera ser en Petare, es decir, ir a los sitios dónde ocultan los alimentos al pueblo, sustraerlos de depósitos clandestinos en que los guardan para “engordarlos” o dejarlos vencer, con tal que generen toda su carga de molestia en el pueblo contra su Gobierno Revolucionario. Pero, esa OLP debe ir al fondo del asunto económico. A lo interno del Gobierno, y erradicar aquellos funcionarios que sobre la base de las importaciones están llenando sus cuentas, coaligados con sectores empresariales de la burguesía parasitaria, propiciando una agricultura de puertos, incompatible con el Plan de la Patria, y enemiga de nuestra Soberanía Alimentaria. Como vemos, será una OLP máxima la que nos propone el camarada Presidente Maduro, una especie de batalla final contra esa estrategia electoral planificada por el imperialismo de EEUU y ejecutada por sus agentes políticos y económicos: la MUD y Fedecámaras, en contra de la felicidad y el bienestar del pueblo venezolano, ergo la Revolución Bolivariana. Bienvenida será esa OLP especial, nunca es tarde cuando de por medio está la máxima felicidad del pueblo de Bolívar y Chávez, del pueblo de las dificultades!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1390 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a214090.htmlCd0NV CAC = Y co = US