Sobre El Asesinato De Gaitán

El Asesinato de Don Jorge.

Para ese momento era presidente de Colombia Ospina Pérez. Quien posteriormente a este hecho cruel, fue derrocado (golpe planeado antes del asesinato) y sustituido por una junta de dirigentes liberales.

A la sazón, se encontraba en Bogotá el delegado norteamericano a la IX conferencia latinoamericana que da origen a la OEA. El general Geroge Marshall, y el almirante Hillenkoelles ex jefe del servicio de inteligencia naval de los EE.UU. y director de la CIA. Quien arriba a Bogotá para encargarse de las investigaciones sobre el asesinato de Don Jorge. Y como jefe de la delegación venezolana, a dicha conferencia, estaba el guatireño Rómulo Betancourt Bello.

Existe un estrecho parentesco entre esta conjura y los siguientes nombres según determinó el mencionado Hillenkoeles: Los Lleras, los Santos, Alfonso López, los Galvis Galvis, los Turbay y algunos jefes militares adictos al Partido

Discurso por la paz. Jorge Eliécer Gaitán, 7 de Febrero de 1.948

https://www.youtube.com/watch?v=ng1x-5m083c


Las Razones Del Crimen

Liberales y conservadores conocían que las masas colombianas se agruparían en torno a Gaitán, era la única manera de sacudirse a la oligarquía representada por dichos partidos. Además de etiquetarlo de comunista, para descalificarlo -ya para entonces existía esta modalidad- ambas toldas se ponen de acuerdo en liquidarlo, ya que les mortificaba el respaldo de la población marginada a Don Jorge Gaitán. Él, era entonces un estorbo para los futuros planes de la oligarquía colombiana mantuana y santanderista, por su mensaje revolucionario y el gran apoyo popular.

A gaitan, pues había que matarlo, para esto entra en escena el Teniente Leiva Suárez, con credenciales de violento, e incondicional inmejorable ante Laureano Gómez “se trata del militar que arrestó al presidente López, durante el golpe de estado en Pasto. En los años cuarenta. A su vez Leiva escoge a Roa, su hombre de confianza (fanático religioso, y hombre sombrío) quien colaboró ya en la anterior asonada. Para que asesine a Don Jorge Gaitán.


Entre Traidores

La siguiente etapa del asesinato esta a cargo de los ex presidentes liberales Alfonso López y Eduardo Santos. Dirigida al ajusticiamiento del que sería el asesino Roa. Para no dejar huella. Es aquí donde sin sospecharlo siquiera está marcada la muerte de Roa, el asesino material por Saúl Fajardo, un tal Guzmán y otras dos personas (¿?). Estos, (convencidos gaitanistas), con el pretexto de la tensa atmósfera reinante en Bogotá a causa de la conferencia de cancilleres. Se les ordena apostarse a las afueras de las oficinas de Gaitán como medida de seguridad para Don Jorge Eliécer. (Son guardaespaldas) Así es, como les toca a Fajardo, Guzmán y a los otros dos (¿?) no se dan los nombres. Acribillar a puñal y plomo a Roa. (El asesino de Gaitán) Posterior a que este disparará contra Gaitán para matarlo. Y antes de que la turba enfurecida despedazara al asesino Roa.


Cadena de Traiciones.

Días después la policial colombiana Popol (policía política) busca a Fajardo y a Guzmán para asesinarlo luego de hacerlo con sus anónimos compañeros. Y sus respectivas familias cuyas direcciones y señales había sido suministradas a la policia villanamente por los mencionados ex presidentes.

Los guardaespaldas de Gaitán, luego de ultimar al asesino sin conocer que estaban siendo utilizados para este propósito de liquidar a Roa. Pasaron a ser una amenaza para los intelectuales del plan del doble homicidio. Temerosos de que hablaran y quedasen al descubierto.

La consigna bipartidista: eliminarlos para su seguridad. Y también a sus familias.

Ellos (los guardaespaldas de Gaitán) todos murieron sin percatarse de que habían sido instrumentos útiles, para liquidar al asesino -era su deber como guardaespaldas-.

Se les persiguió a muerte. Saúl Fajardo, -uno de los últimos en caer-, era joven y buen tirador, había sido guardaespaldas de López y de Santos. Aunque simpatizante ahora de Gaitán. No se percató nunca de que el asesinato de Don Jorge aquel fatídico 9 de abril era cosa acordada por la mafia política liberal-conservadora. Parte ciega del complot fue Saúl Fajardo. Para hacer que ultimaran a Roa.

Fajardo logró escapar de Bogotá y permaneció por un tiempo oculto en las montañas. Cuando le informaron del brutal asesinato de su padre y madre ya ancianos. De sus hijos, uno recién nacido. Y a su compañera, que le mutilaron los senos luego de ser violada por la soldadesca “chulavita” (nombre de las hordas asesinas) uniformadas de militares contratadas entre lo más terribles asesinos de las cárceles colombianas.


El Guerrillero Saúl Fajardo.

Saúl Fajardo se hace jefe de un grupo guerrillero, durante casi tres años combate con valentía y en desventaja con las fuerzas del gobierno, sin dar ni pedir cuartel. Abandona su lucha en el año 1.952. Cuando ya no puede más, su salud esta minada y regresa clandestinamente. Amigos enterados de su grave estado de salud le solicitan asilo diplomático en una embajada. Decide entonces Fajardo refugiarse en la embajada chilena. Donde el celebre padre Jaramillo (delator) desalmado. Convence sin mucho esfuerzo al embajador (Barrenchea o Berrenchea), para que entregue el indefenso y enfermo guerrillero en manos de sus verdugos. No sin antes recibir del cura policía una jugosa recompensa de parte del presidente encargado Urdaneta Arbeláez.

Al tiempo al tenebroso levita de puñal y crucifijo. Un grupo guerrillero al que pertenecía la esposa de Fajardo, violada mutilada y a la que le matan sus hijos, le tiende una emboscada. Pueden imaginarse su final.

Aún siguen hoy en el poder la oligarquía colombiana, junto a los herederos de aquellos que complotaron y asesinaron al líder del pueblo explotado de Colombia, Don Jorge Eliecer Gaitán, repartiéndose como botín un país entero llamado Colombia. Hoy vendida y entregada a los gringos y a la OTAN, tal como lo hiciera Judas con Cristo, La soberanía de Colombia es negociada por el judas moderno Uribe Vélez, con el imperialismo a cambio de no se sabe que inconfesables prebendas. Por la entrega de bases militares estadounidenses. Desde ahora los colombianos pasaran a ser a futuro otro estado libre asociado, otra estrella más de la bandera estadounidense, y les pasará como a los puertorriqueños, que cuando les preguntan por su nacionalidad, dicen con vergüenza, aquellos que aún tienen dignidad, norteamericana, pero nací en Puerto Rico. Eso es lo que sueñan que suceda en Venezuela, mañana o pasado la oposición fascista enemiga del proceso, del pueblo venezolano y de la memoria de Bolívar y Chávez.

requenave1@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2119 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor