Nuevamente IsraHell lleva el infierno a los palestinos de Gaza

En nombre del “derecho a la defensa”, afirman los dirigentes sionistas de IsraHell (Hell: infierno en inglés), que sus tropas han atacado, hasta ahora, más de 190 objetivos en la Franja de Gaza, Palestina, y han autorizado el reclutamiento de 40.000 reservistas como preparativo de una operación terrestre en aquel territorio. Los sionistas dicen que ha llegado el momento de avanzar en sus objetivos estratégicos.

La entidad genocida de IsraHell nunca ha reconocido la existencia de Palestina y su pueblo étnico-originario. El sionismo ha pretendido borrar a fuerza de bombazos y chantajes los más 7 mil años de historia y existencia de aquel valiente pueblo.

En los últimos 66 años, esa entidad ha venido expandiéndose como un cáncer arrebatando la totalidad de los territorios palestinos, convirtiendo en guetos a las aldeas palestinas que aún existen y destruyendo progresivamente a las mismas para construir nuevos asentamientos y llevar allí a sus colonos traídos de otras partes del mundo.

Nuevamente IsraHell vuelve a ensañarse contra el pueblo palestino para completar su política de limpieza étnica en tierras palestinas; un nuevo HOLOCAUSTO en pleno siglo XXI, esta vez contra el pueblo palestino, con la complicidad de sus aliados subalternos de siempre EE.UU. y la Unión Europea.

Nuevamente IsraHell se burla del mundo cuando justifica la nueva agresión a Gaza en nombre del “derecho a la defensa” por la supuesta muerte de 3 colonos israelíes en territorio ocupado. Asombrosamente, el jefe del MOSSAD israelí (infame servicios secretos sionista), el criminal Tamir Pardo, había revelado una semana antes de haberse producido el secuestro que la resistencia palestina secuestraría a 3 colonos judíos [1]. ¿Cómo sabía el MOSSAD que se produciría éste hecho? ¿A quién convenía la muerte de los jóvenes invasores? Las revelaciones de Tamir Pardo han puesto en dudas la veracidad del nuevo justificativo.

Valga recordar que el nuevo motivo esgrimido por israelí para justificar sus nuevos crímenes se suscitaron en medio de un clima político nada beneficioso para IsraHell.

Dos años antes, el 29 de noviembre de 2012, la Asamblea General de la ONU aprueba una histórica resolución que elevó el estatus de la Autoridad Nacional Palestina ANP de “entidad observadora”  a “Estado observador no miembro”, aprobada por la mayoría absoluta de ese organismo internacional con 138 votos a favor, 9 en contra, y 41 abstenciones, lo que reafirmó el derecho del pueblo palestino a “la autodeterminación e independencia en un Estado de Palestina a partir de las fronteras de 1967 [2]. El mes de abril del presente año, el brazo político de la ANP, Al FATAH y el movimiento islamista HAMAS de Gaza dieron muestras de reconciliación y sentaron las bases para la formación de un gobierno de unidad nacional. Esto hizo molestar a IsraHell [3]. Seguidamente, voceros de varios países, entre estos de EE.UU., comenzaban a presionar a los dirigentes sionistas para que  detengan los nuevos asentamientos en territorios palestinos ocupados. "Como hemos dicho de forma constante, estas acciones no son útiles y son contraproducentes para lograr una solución de dos Estados", había expresado la vocera del Departamento de Estado, Marie Harf, en la conferencia de prensa regular [4].

El nuevo estatus de la ANP, la conformación de un gobierno de unidad entre Fatah y Hamas en Palestina, incluso hasta las hipócritas palabras de la vocera del Departamento de Estado estadounidense (lo contrario, es de extrañar) han puesto en apuros a las autoridades sionistas que siempre han encontrado en la provocación y la agresión a Palestina la mejor vía para destruir cualquier posibilidad de acuerdos de Paz y de entretener con un poco de su criminal necrofilia a aquellos que ya están lo bastante entretenidos con la Copa Mundial de Futbol.

Lo único que sí ha variado, lo verdaderamente original de todas las nuevas aventuras sanguinarias sionistas contra el indefenso pueblo palestino, han sido los nombres que emplean en cada una de sus misiones. Aquella de 2008 la denominaron “Plomo Fundido”. Hoy la llama “Borde Protector”. Con esto, todos los grandes medios transnacionales aliados de Occidente ya tienen fácil el título de sus portadas para hablar de las nuevas hazañas de los “defensores” de IsraHell.        

Nuevamente las grandes cadenas mediáticas occidentales aliadas (subordinadas) a IsraHell mienten al mundo cuando dicen que esa entidad ejerce el “derecho a la defensa”.

Nada puede ser más absurdo y cruel que esa manipulación. Cuando una entidad agrede y coloniza territorios ajenos pierde el derecho a la defensa. IsraHell no puede alegar tal derecho. Mucho menos, puede utilizarlo como excusa para emprender un castigo colectivo, desproporcionado e indiscriminado contra toda la población palestina, especialmente contra civiles: mujeres, niños y ancianos palestinos.

La resistencia palestina es la única que puede utilizar tal alegato del derecho a la defensa. Es Palestina la que ha sido invadida. Es su pueblo el que ha sufrido por más de 66 años por el robo de sus tierras, la destrucción de sus hogares y la muerte. Sin embargo, los medios transnacionales occidentales aliados del sionismo insisten en desvirtuar esa verdad.

Si los hipócritas del Consejo de Seguridad de la ONU y la OTAN actuaran con genuina justicia y quisieran hacer valer de verdad los derechos humanos consagrados en la Declaración Universal sobre los DD.HH. y la Carta de la ONU, no se quedarán de brazos cruzados y actuarían contra IsraHell de la misma forma como lo hicieron contra Serbia en 1990, en Libia en 2011 (tal como pretendían hacerlo contra Siria en 2013) justificándose en “La Responsabilidad de Proteger” a la población civil palestina. Sólo que en esos 3 países se inventaron o manipularon los hechos para legitimar los bombardeos de la OTAN, mientras que la descarada crueldad que comenten las tropas sionista en Palestina no pueden ser ocultadas ni mucho menos manipuladas.

El mejor apoyo que pueden brindar a Palestina los países que conforman el Mercosur y los países BRICS, es el boicot a IsraHell.

Los jefes de Estado latinoamericanos deberían dar el mismo ejemplo que en 2008 dio el entonces presidente venezolano, Comandante Hugo Chávez, al romper todo tipo de relaciones diplomáticas y comerciales con aquella entidad genocida luego de los crímenes cometidos contra el Líbano en 2006 y Palestina en 2008.

Es posible lograrlo. Los movimientos sociales y partidos de izquierda de la región están en la obligación moral y ética de exigir a sus gobiernos un gesto bueno por los muertos palestinos y los vivos que se resisten a ser exterminados. Los países del Mercosur deberían comenzar por anular los Tratados de Libre Comercio firmados con IsraHell.   

 

 

Fuentes:

[1] revelaciones del jefe de la Inteligencia israelí

http://www.voltairenet.org/article184699.html

[2] Palestina es reconocido por la ONU como Estado observador

http://www.prensalibre.com/internacional/Palestina-reconocido-ONU-observador_0_819518250.html

[3] Fatah y Hamas acuerdan gobierno de unidad

http://www.palestinalibre.org/articulo.php?a=31653

[4] EE.UU. expresa profunda decepción por los nuevos asentamientos

http://palestinalibre.org/articulo.php?a=50584

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2189 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad