Heriberto Cartagena: El Cimarrón

La historia de Barlovento desde tiempos remotos de la colonia y la migración forzada de negros africanos para su explotación en las haciendas mantuanas generó resistencia social y lucha de liberación que hasta nuestros días se traduce en el cimarrón rebelde con causa justificada, de allí vino Heriberto Cartagena, mártir de la Revolución Venezolana.

De joven se integró a las luchas contra la Dictadura de Pérez Jiménez como líder campesino en la subregión de Barlovento, servir en el ejército como soldado le dio destreza militar y formación disciplinada, se convirtió, por su personalidad justiciera en adalid de cuanta necesidad le era planteada por sus hermanos de clase, en La Arenita y otros caseríos adyacentes a San José de Barlovento y Río Chico.

Después de la caída de la dictadura como muchos venezolanos ilusionados se incorporó a construir la nueva Venezuela, pero pronto vino la traición de la vieja cúpula de Acción Democrática donde militaba sin embargo antes de la desesperanza se incorporó con firmeza en la filas del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, desde donde organizó y promovió las luchas de los campesinos en Barlovento.

El acecho de las bandas armadas de AD en la zona, especialmente de la siniestra Cobra Negra y los llamados “Rurales” que aterrorizaban a la población pero que especialmente aplicaron violencia contra los militantes del MIR y del PCV lo obligó a poner a prueba sus habilidades de inteligencia y seguridad. Entrado 1962 la represión era tan fuerte que Cartagena, considerado un “hombre peligroso” por su condición de cuadro político, tuvo que esconderse y eludir la persecución contra sí mismo y contra su gente.

Se incorpora a la guerrilla con el Frente Ezequiel Zamora en 1963 e inicia una vida sacrificada en las montanas de El Bachiller en la Serranía Maestra del Interior en el centro norte de Venezuela junto a un centenar de hombres muchos de ellos cimarrones barloventeños y otros jóvenes revolucionarios que pensaban en la salida de una Venezuela justa y socialista.

Cuando la Comandancia del Frente lo autorizaba, sigilosamente visita a su familia para ver a los suyos y darle apoyo con la red social creada por el MIR y el PCV en la zona, eran días duros de represión y persecución policial y militar pero Cartagena se las ingeniaba para burlar el cerco militar y llegar hasta los sitios acordados por su esposa para saber de su familia y llevarle ayuda.

En julio de 1964 fue ordenada por el Gobierno de Leoni la mayor operación antiguerrillera que se tenga conocimiento en la historia contemporánea con la presencia de todos los componentes de las Fuerzas Armadas y de Seguridad en lo que se llamó Operación Bach coordinadas en la zona por el Teniente Coronel Víctor Molina Vargas.

La escuadra comandada por Trino Barrios y Víctor Soto Rojas donde se encontraba Heriberto Cartagena se encontraba rumbo al suroeste de El Bachiller, los bombardeos eran intensos, desde el aire desde tierra y desde el mar con un buque que disparaba desde las costas de Barlovento, ello obligó a una retirada hacia el sitio recóndito de Batatal en límite con el estado Guárico.

Días antes Cartagena había solicitado permiso para ir a ver a su recién nacida y ultima hija, la Comandancia del Frente Guerrillero le había concedido el permiso, pero vino el acecho y tuvo que marchar forzadamente hacia la zona de alivio, donde le asignaron la tarea de contener a un pelotón del Comando Sur del Batallón Ambrosio Plaza, mientras la Comandancia y el grueso de la guerrilla escapaba hacia el oeste para evitar el acecho del ejército. En el sitio de La Horqueta recibe un tiro en la cara que le se le aloja en maxilar inferior, es capturado vivo y hecho prisionero, en ese mismo combate es también herido José Alejandro Gálvez y muere Leonel Gómez, un joven caraqueño . Era 24 de julio de 1964.

Cartagena es trasladado vivo en helicóptero al centro de operaciones antiguerrilleras en El Guapo en Miranda según certifican algunos documentos y testimonios, que dan cuenta de su entereza moral y su verticalidad revolucionaria. Luego de esa detención junto a Víctor Soto Rojas no se supo más de Heriberto Cartagena de seudónimo Malpica, hasta hoy es considerado desaparecido por la Comisión por la Justicia y la Verdad que investiga los crímenes por razones políticas ocurridos entre 1958 y 1998 conjuntamente con el Centro Nacional de Historia y el Colectivo Cimarronaje Barlovento en Miranda.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2901 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor