¿Traición a la Patria?

Cuando vemos a “compatriotas” haciendo todo los esfuerzos humanos y a veces sobrehumanos, para salir de gira por el mundo como embajadores de mala voluntad, con la única finalidad de desprestigiar, descalificar, calumniar, agredir y anteponer todos los adjetivos destructivos sobre la realidad de un país en el lobby gratuito mas insólito del universo, no podemos mas que pensar, que esta extraña clase de ciudadanos no tiene patria. Comenzamos a entender la irreconciliable relación entre la derecha y la izquierda, el socialismo con el capitalismo, el rico con el pobre, la verdad con la mentira, la traición con la lealtad, la política con la anti política, los valores con los anti valores, la democracia con la autocracia, la guerra con la paz y la clase trabajadora con la burguesía. No hay termino medio, no hay dialogo que valga, aunque parezca desesperanzador, porque así no existieran imperios entre estas dicotomías, siempre la clase dominante buscará la hegemonía, anteponiendo sus intereses y su esencia personalista e individualista a cualquier forma humana de convivencia pacifica entre las especies, porque su depredador instinto de supervivencia, amenaza no solo a los seres humanos, sino la vida del planeta como lo conocemos.

Nos la pasamos echándole la culpa al imperio tal o cual, pero la razón de que existan las guerras, el hambre y la destrucción del hombre por el hombre es de los pueblos mismos que eligen a sectores oligarcas para dirigir sus destinos y ponemos como reza el argot popular, “zamuros a cuidar carne”. El mundo es una vitrina de estos seres que en su afán de supremacía entre pueblos, no se detienen aplicando antiguas estrategias de dominación colonialista, ayer, sobre caballos, ferrocarriles, con lanzas o mosquetes y hoy, sobre aviones supersónicos, drones y ametralladoras, en ambas generaciones montados en sus mismos medios de comunicación privados, antes, palomas mensajeras y correos exprés, y ahora sofisticados satélites y redes interactivas. Afortunadamente el mundo civilizado aprendió a utilizar sus propias armas y nuevas generaciones de pueblos conscientes, abrazados a modelos de vida alternativas se levantan.

El caso venezolano se encuentra actualmente en el ojo del huracán, sin restarle importancia a Siria, Bolivia, Argentina, Ecuador y tantos otros, que se rebelan al dominio imperial y a la descarada aplicación de la mentira, el descredito y la traición de sus propios habitantes en oposición y medios de comunicación privados, que aliados a fuerzas oscuras de naciones extranjeras prefieren la invasión, que convivir con los sectores desposeídos rescatados por los gobiernos democráticamente elegidos por la mayoría.

La oposición venezolana no acepta su derrota el 14 de Abril del 2013 y aplica el gastado formato de fraude, desconocimiento de las instituciones, desestabilizaciones, agresiones, autocensuras y copiando exactamente el programa de sus 14 años de oposición vacía, sin argumentos, con escaso nivel de liderazgo y seriedad, salvo el proveniente de financiamientos externos, comienza el año con los trillados intentos de obtener la aplicación de la carta democrática para su país.

Así vemos, a la par del Presidente Nicolás Maduro, que comienza una exitosa gira por el continente hacia gobiernos como Argentina y Uruguay y prosigue una política de entendimiento y nuevas alianzas e intercambios comerciales, afianzando la credibilidad en Venezuela, la oposición emprende una gira muy singular por Estados Unidos para reunirse con sectores antinacionales como Israel y otros conspiradores en Miami, haciendo uso de toda su frustración electoral. Ya no podemos seguir utilizando el apelativo de “traidor a la patria” para referirnos a ciudadanos nacidos en Venezuela, pero que ansían otra nacionalidad y para obtenerla son capaces de morir defendiendo intereses extranjeros. Este tipo de personaje hace tiempo dejó de ser venezolano, para ellos, ser nombrado traidor a la patria es un pasaporte exprés para la Green Card, es sentirse orgulloso de ser “cachorros del imperio” , como dijese un burgomaestre zuliano de la oposición, entonces podemos entender, sus amplias sonrisas a través de sus medios de comunicación, al codearse con la CIA y el Mossad.

Señor opositor, dígame, ¿Quien es el traidor, el que anda por el mundo construyendo patria o el que apuesta al fracaso o una invasión extranjera?

.
eliasmar@cantv.net

eliasmartinez02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com

http://eliasmar.wordpress.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1805 veces.



Elías Antonio Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor