Opinión, Historia i Política

Algo más sobre la tragedia de Amuay

     En mi reciente artículo anterior, sobre la llamada Tragedia de Amuay, señalé otras dos tragedias, la de Tacoa i la de Tejerías, durante las presidencias de Luis Herrera i Carlos Andrés Pérez, en la que nadie se ocupó ni de pensar si tuvieron responsabilidad o no, pero en cambio en nuestros tiempos, hasta las lluvias torrenciales en las cabeceras de los ríos, son culpa de Chávez. En la IV República no hubo ni una sola presidencia que fuese decente, pacífica i no corrupta. Recuerdo que la primera vez, Caldera ofrecía 60.000 casas al año, mientras que en dos presidencias, si acaso hizo 60, fueron muchas. No hubo una presidencia donde no hubiesen tragedias, unas de accidentes como la de los maestros en el Puente de la Llovizna, la caída del avión con el orfeón universitario i muchas otras que otros articulistas se han encargado de recordárnosla, i todas con el denominador común de ser tapadas o silenciadas casi totalmente por los medios de información oficial, aunque deberíamos conformarnos con saber las de la Industria Petrolera, en manos improvisadas de sus dirigentes, luego que desapareciera un hombre como Pérez Alfonso que siendo adeco con genes de decencia i fundador de la OPEP, escribió Hundiéndonos en el excremento del Diablo, o El Desastre, en colaboración con Domingo Alberto Rangel i otros. Ahora, han aparecido dinosaurios de la llamada Gente del Petróleo, dirigentes todos corruptos i tremendos ladrones encabezados por Luis Giusti, quien valiéndose de la Citgo, la gente de ellos mismo decía que, más de 14.000 estaciones de Servicio, en los Estados Unidos, eran o son de su propiedad; multimillonario al cual di clases en bachillerato en el Colegio Gonzaga (una vez publique un extensa semblanza del caco sin moral) i exiliado luego de la presidencia de Chávez i el Paro Petrolero, sigue siendo asesor petrolero de la familia Bush, que creo todavía comercia con la de Bin Laden. De esos dinosaurios o alcatraces con el pico abultado como un saco para guardar mentiras –ya lo dije antes− que no caben en su cerebrito o cabeza oligofrénica, apareció José Toro Hardy, que no sé si es Jesús, mamífero de cara manchada, que asegura que, la explosión e incendio, es culpa de los improvisados que quedaron en PDVSA, al despedir a los que boicotearon a la empresa, que tenían el cerebro electrónico “regalado” a las transnacionales, que destruyeron todo lo que pudieron, dejaron al país sin la producción gasolina i demás  derivados i en fin, produjeron días terribles de desestabilización i pérdidas por más de 20.000 millones de dólares. Fueron unos 18.000 empelados i obreros que se retiraron i perdieron sus puesto por abandono i aplicación correcta de las leyes, pero son los únicos seres humanos en el país que saben de petróleo. Este señor, que me atrevo a decir que no sabe sino lo que ha podido leer en dos o tres libros, que en el año 1976 estuvo enredado en casos de corrupción i tuvo que exiliarse (o escapar) por unos ocho (8) años hasta que el caso prescribiera; ese señor que no tiene entonces ni moral ni ética para abrir la boca ni para bostezar, viene a hablar pendejadas sobre el incendio por explosión en Amuay. I seguro  que debe estar asombrado de la eficiencia, de la actuación del Presidente de la República, del magnífico Vice-Presidente joven que tenemos, del Presidente de PDVSA i Ministro de Energía i Minas, más la superior actuación del Ejército, Guardia Nacional i sobre todo Bomberos, para  apagar apenas en tres días semejante incendio, causado por una explosión que por lógica elemental, es obra de la oposición, con ayuda i asesoramiento del Imperio i del ex presidente delincuente del país vecino, al oeste. Así regaron cuanta mentira se les ocurrió, como la del olor a gas durante unos cuatro días; sin embargo un experto extranjero ha declarado que el gas industrial no tiene olor, aunque es cierto que si paso frente a una panadería huele a pan, frente a una licorería, huele a licor, o como se da en otros casos: cuando vivía en Isla Dorada, casi frente al Tablazo, a veces había una neblina que decían era de amonio, i olía a amonio; cuando en Francia pasas por una carretera del este, vía a Dijón, durante kilómetros huele a queso Gruyere fabricado en una ciudad que está distante; mi amigo Prieto Oberto me dice que llegando al aeropuerto de Lima, donde cerca está una Procesadora de Harina de Pescado, huele a pescado, pero nunca olores que sean agresivos o indiquen peligro. I por ser por televisión la entrometida del dinosaurio Toro Hardy, fue que no nos llegaron a los chavistas, malos olores de albañal de sus mentiras acusatorias. Un corrupto resucitado, para mentir.

     Pero además; recientemente en Geo Mundo, hai fotos i noticias de un incendio en los Estados Unidos, en un campo de Golf,  en Denver, Colorado, que se inició en enero-febrero, i lo terminaron  de apagar a los meses, después de quemarse más de 14 hectáreas.

      También los dinosaurios, los alcatraces i los caimanes dormidos, deben acordarse de que hace años, en la era de los que saben de petróleo, cuando se incendiaba un pozo, solamente un pozo (balancín i cabria) la PDVSA meritócrata, tenía que llamar al técnico norteamericano (que no era ningún ingeniero de estudio sino un obrero de gran experiencia) llamado el Colorado Ryder, para que lo apagara. Un escritor amigo lo conoció en una de sus venidas, comiendo en un restaurate común, creo que en Lagunillas, i hasta le explicó que toda su técnica consistía en dinamitar el pozo con una jirafa, i hacerlo explotar, con lo cual se cerraba i apagaba.

     Jamás un Luis Giusti, un Calderón Berti o un Quirós Corradi, ni se acercaba a ver el pozo incendiado. Ellos sabían de haber hacer “explosiones e implosiones” pero con el dinero  (dólares) que se llevaban las compañías petroleras, les daban una buena tajada (todos son multimillonarios) i a la nación un 1 o 4%, para mantenerla pobre i sumisa.

      Ahora, Presidente i Vicepresidente, más todos los ministros que tengan que ver con un acontecimiento terrible, no están sentados en un escritorio, en ambiente lujoso i bellas secretarias. Todos andan en la calle, como hombres comunes, pero haciendo labor de patria.  Por eso el país es otro. Jamás había conocido un presidente más preparado, leído, conocedor del último rincón de su país i metido de cuerpo i alma a resolver los problemas. Fíjense, mientras el majunche opositor anda haciendo de títere movido por hilos de mala calidad (las apetencias asesinas del Imperio i la mediocre calidad de su comando electoral i busca-puestos que le siguen), el presidente i su gabinete enfrentan i han resuelto tres graves problemas al mismo tiempo: la inundación de Cumanacoa por el río Manzanares, la caída del puente sobre el río Cúpira, i el más difícil, el incendio en Paraguaná en la Refinería de Amuay. El presidente de PDVSA, Rafael Ramírez demuestra con cifras aparecidas hoi en números grandes, las potencialidades que tiene la Empresa en sus tres refinerías de Falcón i las del resto del país; se ha atendido a las víctimas con todos los recursos posibles, se crearon 11 refugios que ya se cambiaron por 60 casas nuevas, de la Misión Vivienda, i los documentales recogen las vivencias del más humano, digno i amoroso presidente de cualquier país del mundo, dando ayuda, consuelo i amor, a su pueblo. Este hecho provocado por la oposición, en vez de restarle votos como estúpidamente creen, los desfavorece a ellos i aumenta la devoción i el apoyo que, este pueblo noble, descendientes de Bolívar, ven en él, también, al hombre de la dificultades, pero con la fuerza casi descomunal para superarlas. Repito una vez más la frase del Libertador: “La gloria está en ser grande y en ser útil”

robertojjm@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 3781 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a149292.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO