Masacran a Libia

Tres potencias mundiales masacran a Libia, en donde los mas instruidos en el tema de la política saben, que solo se trata de robarle el petróleo, a un país que le cayeron como una avalancha de barbaros sobre un pueblo indefenso, igual a pelea de tigre con burro amarrao, para devorarlo, para someterlo y poder controlar sus riquezas.

Ha sido una batalla que no obedece a principio humano, es la batalla de la muerte para apoderarse de lo que no les pertenece y para justificar su felonía contra un pueblo que dijeron ir a proteger, se valen de la propaganda mediática, que ellos crearon al servicio del imperialismo yanqui, y en donde esas potencias se unieron declarándole la guerra a ese país islámico y de esa manera satisfacer el deseo del genocidio.

La historia de los Estados Unidos de Norteamérica no presenta otra figura mas odiosa, en estos momentos que a su presidente Obama, el llego a la presidencia por una oferta que hizo a su pueblo, el los engaño y nada cumplió.

El no tendrá la nobleza de lo grande, pero tendrá la vileza del horror y el crimen, es un criminal del pueblo Libio.

Lo grande inspira admiración, lo horrible espanto; por eso Barack Obama espanta, y al país que visita lo espanta, porque su presencia causa terror.

Obama: jamás será olvidado, pero más le vale un olvido piadoso, que un recuerdo maldito.

Obama no representa la causa de la paz, sino el delito; porque quien dio ordenes para invadir militarmente a Libia cometió el mayor de los crímenes contra un pueblo que no estaba atacando a ningún país del mundo. Obama lo hizo impulsado por una ciega pasión inexorable; así como el viento que empuja las olas hasta estrellarse en las costas.

El señor Obama violando todos los principios, desato todo su cólera arremetiendo contra ese noble pueblo tal como si fuera un dios, respaldado además por unos chupamedias de su misma calaña que lo creen grande, pero sabemos que su nefasto proceder no ha sido sino siniestro, brillándole la frente con el resplandor del crimen, que hace mas visible la mancha de sangre que la cubre.

Hoy manda a masacrar un pueblo en nombre de la paz, sabiendo que esta violando el derecho a vida. A quien regalaron el premio noble de la paz, hoy se ha convertido en la personificación del crimen, contra un pueblo indefenso.

Este es un conflicto que se pudo resolver pacíficamente entre la oposición rebelde y los leales al gobierno de Libia. Se pudo resolver con la mediación de otros países que se ofrecieron voluntariamente como los que componen el ALBA. En una negociación de paz y no de guerra, como la declarada por los Estados Unidos, Francia e Inglaterra.

Esta es la otra afrenta que el gobierno norteamericano llevara en su espalda. Peor que la Alemania Nazi. Ya que los Libios jamás dispararon contra objetivos militares de esos países invasores. Lo que paso es que ellos buscaban apoderarse de ese país para robarle su petróleo, porque se sabe que toda ley o norma jurídica internacional que destruye el derecho de un pueblo, es una ley alterada y arbitraria; y solo la utilizan para saquear las riquezas de un país, como la ley que aplicaron los antiguos conquistadores de nuestro continente para saquear y explotar a nuestros países.




rangeljuan1@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2993 veces.



Juan Rafael Rangel Ortiz


Visite el perfil de Juan Rafael Rangel Ortiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Rafael Rangel Ortiz

Juan Rafael Rangel Ortiz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad