Reflexiones con nuestro ministro Tareck El Aissami, como con el comisario Luis Fernández director de nuestra Policía Nacional, sobre la inseguridad

Es gratificante observar los adelantos en cuanto a nuestra lucha contra el flagelo de la inseguridad en estos últimos meses, quizás en forma algo lenta, pero segura.

Pero a la vez, es alarmante ver la cifra cada vez mayor, de funcionarios de seguridad del estado, que son participes en hechos delictivos de todo tipo, principalmente en lo concerniente a robos, extorción y secuestros, donde las policías de los Estados, al igual que nuestra Guardia Nacional, han aumentado de manera significativa y por demás preocupante, su participación en dichos hechos ilícitos…

Es importante resaltar el éxito de las acciones de la Policía Nacional en el Metro de Caracas, que desarticulo en el transporte público subterráneo de nuestra ciudad capital, 29 bandas que operaban tanto en las estaciones del Metro, como en los mismos vagones.

Dichos resultados que nos da el director de la Policía Nacional, nos regala la satisfacción de observar…

Que los pasos necesarios se están llevando a cabo, en lo concerniente de tratar de buscar una buena y eficiente repuesta a la ciudadanía, en cuanto a la seria deficiencia que veníamos padeciendo en la inseguridad.

Pero a la vez, dicho éxito de la policía que comanda el comisario Luis Fernández, nos deja un sabor agridulce en nuestras bocas, que nos lleva a la siguiente reflexión:

¿Como es posible que en nuestro Metro funcionaban “29 BANDAS DELICTIVAS” y no se tomaron correctivos con anterioridad para no permitir que dicha problemática llegara a los limites que llegaron?…

Sería irrenunciable resaltar a la vez, que estamos en la obligación de acelerar la depuración urgente que requieren nuestras fuerzas de seguridad del estado, al igual de la impetuosa urgencia de combatir las rocas y corrupción en nuestras cárceles, cuando de todos es sabido, los continuos secuestros que son ordenados dentro de nuestros centros penitenciarios, por los benditos celulares, como otros hechos delictivos, que son ordenados dentro de los penales de reclusión…

De igual manera nuestra impetuosa obligación, de poner especial énfasis en los meses decembrinos que se avecinan, donde la inseguridad aumenta como siempre en estas épocas del año, como son nuestras navidades, algo que se implementa todos los años, donde esta en nosotros el mejorarlo.

Y si pensamos en navidades, pensamos en vacaciones, acompañados de recuentro de familias, tan necesarios y gratificantes en esos días, para rescatar nuestras buenas costumbres y la importancia vital del grupo familiar, para espantar causas de desunión que nos traen hechos no deseados…

Debemos activar mecanismos para mejorar nuestra vigilancia en las carreteras, por los atracos a carros particulares, como autobuses, principalmente cuando los mismos se encuentran accidentados en autopistas y carreteras.

Cabe la reflexión de preguntarnos en esa problemática lo siguiente:

Nuestras fuerzas de seguridad saben donde se cometen más atracos de este tipo, tanto para Oriente como para Occidente, por las respectivas estadísticas que llevan para tal fin…

¿Porque razón nunca observamos en la prensa nacional, ninguna celada a esos malhechores de oficio que se burlan de forma continua de nuestra revolución y de nuestras policías, aparte de los malos tratos y desagradables momentos que les toca vivir a los pasajeros en momentos de ser atracados en dichos autobuses extraurbanos?…

¿Como es posible que no halla existido nunca de nuestra parte ni una acción comando o de inteligencia, de ninguna de nuestras fuerzas de seguridad contra los ladrones de carreteras?…

¿Como es posible que no se nos ocurra disponer de 10 unidades de transporte Sitssa y llenarlos de policías camuflados de ambos sexos y pararlo como accidentados en los puntos donde se cometen más atracos de ese tipo, en las vías de Oriente y Occidente y esperar a los desalmados?…

O transitar dichas vías en forma algo lenta, esperando que rompan algún vidrio y esperarlos para capturarlos cuando lleguen para atracar, principalmente en horas nocturnas

No olvidar que por causa de nuestras tímidas repuestas y muchas veces a destiempo, estamos dando una falsa imagen a la ciudadanía de nuestros cuerpos de seguridad del estado…

Porque el hombre de a pie, percibe como que pareciese que no nos duele sus padecimientos…

Estamos en la obligación de pensar como gobierno revolucionario, lo desagradable de ser testigos de el sufrimiento de un sinfín de familias que juntan sus ahorros realito a realito todo el año, para viajar en diciembre con todos los estrenos y riales de sacrificios, intentando reventar el año con sus padres he hijos de manera merecida, y permitimos que los dejen más limpios, que cuando llegan de regreso de unas vacaciones merecidas.

Cuando llegara ese día que capturemos a esas infinitas bandas de carreteras, que cargan la única preocupación de amargarles la vida a los obreros de nuestra patria…

Porque seguramente un oligarca o una clase media alta, no se monta en autobús en fechas de sembrinas…

Hagamos como en el Metro, limpiemos de delincuentes nuestras carreteras…

Que gratificante resulta escuchar en el Metro, en cualquier camionetita, en un carro libre, o en un transporte extraurbano…

Algún comentario en positivo de nuestro proceso revolucionario, de algún funcionario o ministro que lo esta haciendo del carajo…

¡¡No olvidemos!!

De aquí a diciembre del 2012…

¡¡Es cuando nuestro comandante más nos necesita!!

NECESARIO ES VENCER


josevarela753@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1558 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a110733.htmlCd0NV CAC = Y co = US