La clave egipcia

La  discreta actitud del gobierno egipcio de Hosni Mubarak frente  a la gravedad del ataque criminal del ejército sionista de Israel a los pacifistas de la flotilla humanitaria “Free Gaza”, en la que fueron asesinados varios de sus participantes, es más que demostrativo de la incapacidad de la dirigencia egipcia para romper o distanciarse de los acuerdos secretos que mantienen con el Estado de Israel y los Estados Unidos, para sostener la presión sobre el movimiento Hamas y su gobierno en Gaza, mediante la apertura eventual del Paso Fronterizo de Rafad; solo atenuado por la complicidad interesada  de sus  guardafronteras, que permiten la actividad de los “topos” palestinos que, a través de los múltiples túneles que cruzan la frontera común, contrabandean cualquier tipo de bienes necesarios para la sobrevivencia de la población palestina, bloqueada desde hace tres años.
 
Tal política, ha favorecido la consolidación de la colonización sionista del territorio palestino, el mantenimiento de la anexión del territorio sirio de los Altos del Golán, la presencia israelí en la una porción al sur del rio litani del Libano y, la dificultad para unificar los pueblos y gobiernos árabes y musulmanes, en una política común dirigida a alcanzar una Paz justa y duradera en el Medio Oriente y, en particular, la liberación de todo el territorio palestino, el retorno de los expulsados a sus tierras y propiedades en la antigua Palestina y, la creación de un Estado  soberano e independiente, que tenga a Jerusalen Oriental como su capital, de acuerdo con las resoluciones históricas de las Naciones Unidas y la aspiración mayoritaria del pueblo palestino.
 
El gobierno de la República Arabe de Egipto, con el temor de que el creciente movimiento fundamentalista de los Hermanos Musulmanes de su país se enlace con la radicalidad del Movimiento HAMAS, ha mantenido una conducta de diálogo sobre seguridad y asuntos humanitarios con el gobierno palestino de HAMAS en Gaza, pero conserva el cumplimiento de los acuerdos con el Estado sionista de Israel de restringir a asuntos sanitarios y de emergencia, como en las circunstancias actuales,  el uso del Paso de Rafad que une el territorio palestino de Gaza con Egipto; lo que de hecho, lo convierte en contribuyente con el bloqueo que sobre ese territorio y su millon y medio de habitantes palestinos, mantienen los sionistas israelíes; quienes pretende someter, por hambre y enfermedad, a su heroica resistencia.
 
Sin embargo, pese a sus inconsecuencias de la dirigencia egipcia con la causa palestina y su alianza estratégica con los Estados Unidos, ( Egipto es el segundo receptor de ayuda militar usamericana después de Israel), este país sigue siendo una pieza clave del tablero político del Medio Oriente, tanto por su vecindad con Gaza, su poderio militar y su influencia con las ricas monarquías conservadoras árabes, por lo que, en las presentes circunstancias de condena mundial al sionismo israelí por la matanza de pacifistas de la flotilla humanitaria “Free Gaza”, Egipto debe ser considerado entre los factores importantes para aislar, aún más a Israel, y romper definitivamente el criminal bloqueo  impuesto a la población palestina de Gaza.
 
En este escenario de protesta mundial y de iniciativas de solidaridad con la causa palestina,  los pueblos árabes del Medio Oriente y los musulmanes del mundo, junto a los gobiernos del Movimiento de Paises No Alineados y los movimientos sociales de solidaridad con el pueblo palestino, deberían dirigir sus iniciativas políticas, no solo a conseguir que las Naciones Unidas condenen la conducta criminal del sionismo israelita en contra del  pueblo palestino y que el Tribunal Penal Internacional abra investigación contra los miembros del gobierno del Primer Ministro Benjamin Netanyau y la cúpula militar sionista por sus crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad, sino también, hacia el gobierno egipcio del presidente Hosni Mubarak, para que, conforme a la Resolución del Consejo de Seguridad que condenó en enero 2009, la criminal operación “Plomo Fundido” del ejército israelí de diciembre 2008 – Enero 2009, en la que se asesinaron más de 1000 niños, muyeres y ancianos palestinos de Gaza, se abra, de manera permanente, al libre transito binacional e internacional el Paso de Raffa, con el fin de atender las necesidades humanitarias y de desarrollo del martirizado pueblo palestino.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2308 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a101696.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO