III Bienal del Sur: ¿Resistencia o Reformismo?

Se acerca el plazo límite para someter trabajos a la "III Bienal del Sur, Pueblos en Resistencia." El último día es el domingo 18 de noviembre. No tengo idea si lo van a prorrogar como hace dos años, dicen que no, definitivamente es mejor no contar con eso. Para la segunda edición me presente con un trabajo que consistía en un retrato de un "chavista" conversando con (o emplazando a) un "escuálido" siguiendo los estigmas visuales, cada vez más desdibujados, de cada uno de ellos. Ambas caras estaban abiertas con una apertura que les permite a los usuarios (creo que podemos hablar de usuarios y usuarias del arte) colocar sus caras en uno u otro lado, e incluso intercambiar de un lado a otro. La idea era tomar fotos de la gente usando la obra y proyectarlas al lado del cuadro. Fue rechazada, lástima.

Para la tercera edición que se llevará a cabo en Ciudad Bolívar en el 2019, haré otro intento, aún no me decido, pero seguramente será uno de los trabajos que he preparado dentro del conjunto de propuestas que agrupo como: "¡Es el Capitalismo, Estúpido! He escogido Influenciarme por la "BU-RO-CRA-CIA" de la brasileña Ana Bella Geiger (para leer sobre ella en Wikipedia cliqueen en: https://es.wikipedia.org/wiki/Anna_Bella_Geiger). Es una artista multifacética que utiliza la palabra burocracia separada en silabas en algunas de sus obras, incluyendo videos (vean una imagen aquí: http://radios.ebc.com.br/arte-clube/2018/03/mac-niteroi-abre-exposicao-com-artistas-brasileiras). Uso el silabario para el CA-PI-TA-LIS-MO, una forma de lidiar con mis angustias por el resurgimiento del fascismo, el capitalismo super salvaje, la desesperanza, la victoria de Bolsonaro con tantos millones de votantes, el imparable cambio climático, el neo-neoliberalismo y tantas otras cosas escabrosas. La obra que aspiro a que participe en la III Bienal aborda la venta absurda de una serie de objetos, servicios e ideas siguiendo la perversa lógica del mercado que permite la compra y venta de todo. Si aceptan mi trabajo en esta oportunidad, espero puedan verla en el 2019 en el Museo de Arte Moderno Jesús Soto en Guayana donde se ha planificado la III Bienal.

Hasta aquí, parece estar claro que comparto la iniciativa de contar con la Bienal del Sur. Efectivamente, apoyo que seamos en Venezuela los organizadores de esa actividad. No sé a quienes se les ocurrió, pero espero que este evento continúe. Morella y Reinaldo, junto a muchas otras personas, auparon ediciones anteriores. Su franco carácter político, sin ningún tipo de cortapisas me fascina. Su sencilla descripción lo ilustra con claridad": "La Bienal del Sur. Pueblos en resistencia es un espacio para el arte, la política y el trabajo creador donde las voces de artistas comprometidos con la justicia social, la igualdad y la solidaridad entre los pueblos coinciden, y en el ámbito de la cultura liberadora, expresan con sus obras todo el potencial que tienen para sacudir los viejos paradigmas y constituir el nuevo imaginario." Toda expresión artística, independiente de la intensión de sus autores, son manifestaciones políticas. Cada acto creativo es una manifestación ideológica. A veces es muy evidente, otras no tanto. La Bienal del Sur no solo hace evidente ese vínculo, sino lo promueve.; invita a los artistas a incursionar con mas frontalidad en lo político. No castiga a las manifestaciones artísticas que abordan con frontalidad temas políticos. Claro que no es un abordaje de amplio espectro, la bienal favorece manifestaciones políticas progresistas (casi que aborrezco ese término, pero algunas veces es útil para categorizar ampliamente a la izquierda y afines).

Las contradicciones no están ausentes, es una práctica que parece ser la regla general de nuestra política contemporánea. Se escoge a la figura de la "Bienal" como vehículo para expresar lo que podría ser el carácter no capitalista del arte. Las bienales son eventos conocidos a nivel internacional como las fiestas de la comercialización del arte. Se han convertido en un espacio para la promoción comercial del arte, un teatro más para su comodificación. Son espacios de encuentro entre coleccionistas (nombre "políticamente correcto" para quienes compran arte), artistas, curadores y galeristas). Las obras que llegan a las bienales aumentan el prestigio de los artistas, el precio de sus trabajos por supuesto, facilitan los encuentros con los galeristas, los dueños de las obras al igual que los galeristas se alegran de que sus artistas participen en las bienales. Una vez más usamos herramientas de la ideología dominante para combatirla.

En Venezuela hay otras bienales de arte, algunas más constantes que otras, unas más comerciales que otras. No me atrevo a decir que todas apuntan a fortalecer la comercialización del arte. Participe en la de Artes Visuales de la Ciudad de Coro y no me dio esa impresión. En el mundo, la bienal más conocida, y creo que también la mas vieja es la de Venecia, activa desde 1893. Ese es el modelo que ha inspirado otras, en Latinoamérica hay varias, creo que de las más publicitadas es la de San Paulo en Brasil. Nuestra Bienal del Sur (hay varias con ese nombre) se parece mucho a otras, en tanto que tiene curadores clásicos, un sistema de selección de los trabajos, acompañamiento de conferencias, etc. etc. Reproduce un poco, o corre el riesgo de hacerlo, modelos elitistas y capitalistas del arte.

Por otro lado, por supuesto que esta Bienal, la de los "pueblos en resistencia" tiene toques particulares en su concepción y temática. Indiscutiblemente, su abordaje político le da un carácter distinto, explícitamente se define como una "bienal política". Proponen cuatro diálogos, que, aunque no entiendo muy bien la descripción, dejan adivinar distintas áreas temáticas: tierra, alienación (creo que son en realidad en contra de esta), identidad y cuerpo. Interpreten ustedes mismos: http://iartes.gob.ve/index.php/2016-04-25-20-52-09/3ra-edicion

Una bienal como esta podría ser mucho mejor, por ejemplo tener algún mecanismo de participación popular para la selección de las obras, incorporar a los artistas (seleccionados y no) y al público de ediciones pasadas en los grupos de curaduría, seleccionar algunas obras al azar, tener un jurado menos clásico, escoger alguna de mis obras (bueno esta última es solo un deseo malintencionado), publicar en la página web las obras no seleccionadas, propiciar espacios de creación colectiva durante la bienal y quien sabe tantas otras cosas que aún pueden ser sugeridas por otrxs usuarixs de aporrea.

Las contradicciones no son exclusivas de los procesos políticos. Al mismo tiempo que describo la contradicción de la bienal, deseo enormemente que alguna de mis obras sea aceptada en esta bienal, y otras tantas. Es una oportunidad magnífica para diseminar mis expresiones y puede ayudar, con o sin contradicciones, no tengo dudas que vale la pena participar. Las planillas, bases y explicaciones están todas en la página web de Iartes en: http://www.iartes.gob.ve/index.php/2016-04-25-20-52-09/3ra-edicion. Ya me apuro a completar mi propuesta.

 

*Artista popular contemporáneo

twitter.com/fjrada

Franciscorada17@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 377 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /cultura/a271659.htmlCd0NV CAC = Y co = US