El cuento del nunca acabar, abiertamente hablan de mafias y no pasa nada

¿Qué pasa con la Contraloría General de La República?

La Contraloría General de La República es la responsable de impedir los ilícitos en la Administración Pública será que están de vacaciones, cómo es posible que en los Centros de Salud públicos a la gente humilde le cobren hasta la manera de caminar, tan es así que le cobran las gasas, alcohol, medicinas, es decir, absolutamente todo, hasta el Alcalde José Vicente Rangel le dijo públicamente al Presidente de La República Nicolás Maduro sobre unas supuestas mafias en los Centros Hospitalarios, toda está desvergüenza ocurre porqué los canales de supervisión no se cumplen, igual ocurre con el derecho fundamental a la salud, léase los artículos 83, 84, 85 y 86 Constitucional, entonces cómo se explica que un Gobierno que presume ser del pueblo y para el pueblo, permita la grosería y la inmoralidad que cobran en las clínicas privadas y en las empresas aseguradoras, todo cobrado en dólares o su equivalente en Bolívares, …, todo el mundo se pregunta qué tipo de Seguros tienen los Ministros, Ministras, Gobernadores (as), Alcaldes, inclusive los Militares, hasta cuándo vamos a permitir que reine la impunidad con los precios abismales que cobran las Clínicas Privadas, es que el Lucro está por encima de la salud de un pueblo, las medicinas están por la nubes y quién controla o regula estos precios, qué clase de Socialismo es esté, con la salud de los ciudadanos no se juega, ya es bastante lo que tiene que hacer el pueblo para cubrir los alimentos, la educación privada especulan como les da la gana, el Artículo 114 Constitucional (CRBV) porqué no lo aplican, quién se los impide esto es el colmo de la incompetencia, de tener en sus manos la solución y asumir una postura discrecional, el colmo es que quienes actúan así en el sector salud cumplen con los extremos de la flagrancia y no se hace nada, el presente artículo tiene la finalidad de crear conciencia ciudadana y es responsabilidad del Estado dar respuesta efectiva a las necesidades individuales y colectivas, de conformidad al artículo 51 (CRBV), que se da por reproducido.

Nuestro Libertador Simón Bolívar decía en su oportunidad: "La justicia es la reina de las virtudes republicanas, y con ellas se sostienen la igualdad y la libertad. La aclamación libre de los ciudadanos es la única fuente legítima de todo poder humano."

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 710 veces.



Ricardo Fuenmayor Arriens

Periodista y Abogado

 @iconestilo

Visite el perfil de Ricardo Fuenmayor Arriens para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: