En cuanto a la hiperinflación propuestas van y vienen en el corto plazo

Entendido está que acabar con los incrementos brutales de los precios no es nada fácil, las propuestas varias realizadas por expertos, economistas, etc, etc, tocan los aspectos colaterales de la toma de decisión en la materia, apuntando al sistema cambiario, monetario, fiscal, el contrabando, la usura, la especulación, extracción de los billetes. Los diagnósticos indican que es lo que está ocurriendo y las causas que aceleran el incremento de los precios, las internas y las externas, estas últimas derivadas de las agresiones a la que está siendo sometida la economía venezolana.

Sin embargo y lo digo sin desparpajo que el tiempo pasa y la situación cada vez es más delicada para usar un termino menos drástico, se trata de la horadación un día tras otro de los ingresos, lo que en términos normales, podríamos calificar de un nivel de vida cada vez más bajo. La política del Estado no ha dejado en tratar de hacer más suave el impacto a partir de subsidios directos en figuras como el Clap, programas de bonificaciones, que son paliativos, pero no soluciones.

Las propuestas presentadas se presentan a mi entender la mayoría de ellas, para el mediano y largo plazo, otras de carácter perentorio, entendemos tienen un buen diagnóstico, pero en mayor proporción indican "el se debe hacer esta o aquellas cosas", pero a su vez, no dicen el como hacerlas y ponerlas en práctica.

El sistema cambiario no necesita flexibilización, debe ser modificado a un solo tipo de cambio, sencillamente no hay suficientes reservas para la fuga de capitales y la discreción de entregas de divisas no existiría en términos que ya conocemos y que tanto desafueros produjeron, enriqueciendo a tirios y troyanos; además el empresario debe tener en sus manos la generación de divisas a través de las exportaciones de sus productos que bien tenga a producir e importar los insumos necesarios para tales fines.

El sistema de precios no ha funcionado y para que esta situación tome la vía de la regularización, en nuestro concepto y en primer lugar la Ley que rige las actuaciones del Sundee, debe actualizarse y con contenidos más punitivos a los infractores llámese como se llame. Hay algo que no entiendo referido al control de los Costos de Producción, en casi todas las propuestas no existe una referencia concreta al como hacerlo, otras no asoman la necesidad de hacerlo.

Hemos planteado que especialistas en el estudio de la estructura de costos se avoquen a ello, de manera directa bajo la presentación a solicitud de las autoridades del caso individual de cada empresa, ello contribuiría a crear una base de datos confiable y oportuna, en esto hay siempre una duda razonable, pero se olvida que la contabilidad de costos hay que implementarla en Ley y la ANC debe hacer lo conducente para hacerla obligatoria en Ley con entidad punitiva severa. Al respecto, debemos mencionar que esta disposición legal existe en casi todos los países, porque entre otras cosas el cruce que ha de hacerse con los organismos públicos como el Seniat entre otros, favorecería los estudios acerca de la evasión fiscal entre otras exigencias.

La Ley de Ilícitos Cambiarios debe ser modificada para adaptarla al nuevo sistema de cambios de divisas y el Petro debe ser utilizado para favorecer a las empresas en cuanto a sus exportaciones y colocaciones en el exterior.

Ahora bien, en cuanto al corto plazo, creemos que los precios acordados lamentablemente, han sido superados por las circunstancias generadas en el desorden de lo económico, básicamente a partir de lo que está ocurriendo a nivel de la distribución y en este punto hay que hilar fino, porque no se puede aceptar que a ese nivel se interrumpa el proceso de producción y colocación en los anaqueles, en pocas palabras se burlan de los precios acordados con maniobras si se quiere llamarse de esta manera, al imponer precios en forma grosera ante el receptor de los productos para la venta, bajo la grosería de aceptas este precio o no hay despacho.

Alguien dijo en alguna oportunidad que en economía y fundamentalmente en la comercialización no hay sinceridad, lo cual valdría la pena revisar todas las cadenas de comercialización comenzando por las empresas que mantienen monopolios, oligopolios, etc. La revisión de la estructura de costos donde se origina el precio del producto sería viable y trascendente en la hora que vivimos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 713 veces.



Rafael Febles

Economista. Msc. Seguridad Social. U.C.V.. Militante revolucionario. Locutor. Articulista Correo del Orinoco. Poeta y escritor de la revolución bolivariana

 rafaelfebles@yahoo.com      @rafael_febles

Visite el perfil de Rafael Febles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Febles

Rafael Febles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a266285.htmlCd0NV CAC = Y co = US