Es con usted, Presidente. Sí se puede abatir la especulación

Hemos recibido muchas críticas por nuestra posición pública proponiendo que ante la inacción del gobierno, el pueblo se organice y confisque los inventarios de todo negocio que este especulando.
Entendemos la posicion de aquellos que piensan que esa propuesta traería la anarquia total, pero los invito a que le expliquen eso a la madre que ve morir a su hijo de mengua.

Pero bueno, en esta oportunidad traemos una propuesta que esperamos sea del agrado de esos que nos han llamado hasta escualidos por lo que consideramos derecho a la supervivencia.
Comencemos por decir que uno de los responsables de la crítica situacion que vive el país es ese organismo que llaman SUNDDE. Millones de venezolanos celebrarían si a ese parapeto le ponen una bomba atómica.
Su ineficiencia es solo comparable, a nivel mundial, con Corpoelec y las hidrológicas.

La especulación desatada en el pais, ante la indiferencia de ese elefante blanco, está matando de hambre a miles de niños y ancianos; obligando a emigrar a nuestros jóvenes; impulsando la deserción escolar y más. El gobierno luce atado de manos, los funcionarios policiales forman parte de las mafias, los alcaldes miran para otro lado y el bendito SUNDDE... bien gracias.

Hay quienes proponen la expropiación como una forma de castigar ejemplarmente al especulador. Otros sugieren la incorporacion de las organizacion populares (CLAP, Concejos Comunales, etc) a los procesos de inspeccion. Algunos opinan que la importacion y distribucion de alimentos y articulos de primera necesidad las haga el Estado.

Propuestas sobran, pero ninguna pareciera satisfacer las aspiraciones del ejecutivo. Insistiremos, din embargo, con una más, abrazados a la esperanza de que por lo menos la consideren.

Nuestra propuesta parte de las enseñanzas del Comandante Chávez. Él, cuando los precios del petróleo alcanzaron niveles superiores a 100 dólares por barril, creó el IMPUESTO A LA GANANCIA SÚBITA.
Con ese impuesto se gravava una ganancia a que se embolsillaban los socios, sin que hubiesen hecho algo para incrementar su rentabilidad (simplemente se beneficiaban de los precios de mercado).
Se llegó a cobrar hasta 60% de impuesto sobre dicha ganancia excedentaria.

Con esa misma medida se puede combatir la especulación, dejando el control en manos del SENIAT, que ha demostrado ser mucho mas eficiente que el parapeto ya mencionado en dos ocaciones.
La idea es sencilla: Toda ganancia superior al 30% debe pecharse con 90% de impuesto.
Así, si el especulador invierte, por ejemplo, un millón de bolívares y obtiene una ganancia de tres millones (caso frecuente) el SENIAT lo debe pechar con el 90% de los 2.700.000 bólivares que obtuvo de manera ilegal (esto equivale a 2.430.000 bolívares)
El especulador rápidamente entenderá que está trabajando violando la ley y consumiendo recursos pagar impuestos y tenderá a abandonar la practica delictiva



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1685 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor