El gran negocio de las comidas en PDVSA

Hoy leí un reporte que es una vergüenza. El 60% de las "cooperativas" que suministran alimentos a los trabajadores de Pdvsa están inoperativas o funcionando con problemas y, por supuesto, la mayoría de los comedores sin servicio.

¿Cómo puede alguien avalar que con el argumento de que hay dificultad para adquirir los alimentos no se le dé el almuerzo a los trabajadores?

Apuesto un brazo de mi cuerpo a que en los comedores ejecutivos si hay comida (y que conste que no tengo nada contra ellos, pero me choca que alguien pueda sentarse a comer bien, sin preocuparse por el que no come).

Molesta está situación porque además de que no se le garantiza el derecho de la comida al trabajador, se permite que los empresarios chantajeen con descaro a la empresa interrumpiendo el suministro en solicitud de aumento de precios y lo peor exigiendo precios especulativos al más puro estilo de Dólar Today.

Es que no son pocos los que se benefician de este negocio. Es tan en primer lugar los empresarios (se hacen pasar por cooperativas), luego los que reciben comisiones, los que solicitan comidas adicionales para negociarlas en la calle, los que se llevan hadta diez comidas diarias que milagrosamente "sobran".

Todo esto ocurre y todo el mundo lo sabe, mientras el pobre trabajador tiene graves problemas para alimentar a su familia (el salario del mes y la TEA apenas le alcanza para comer a lo sumo una semana). Para colmo, ahora tampoco se le garantiza un almuerzo que psra muchos es muy importsnte, pues se comen una porción, para poder llevar el poquito que les queda para la casa.

Ante esta triste realidad me pregunto: ¿Por qué no le damos a los trabajadores el dinero que se le paga a los que TIENEN EL GRAN NEGOCIO DE LA COMIDA y que cobran hasta 350 mil bolívares por cada una?

De esa forma el trabajador y sus hijos podrían comer un poquito mejor en lugar de enriquecer a privados (al precio que PDVSA paga las comidas correspondería a cada trabajador entre 4 y 6 millones de bolívares al mes).

No se entiende como en PDVSA se privilegia al empresario privado por encima del derecho del trabajador a alimentarse y alimentar a la familia.

Hay algunos que defienden el GRAN NEGOCIO DE LAS COMIDAS EN PDVSA, oponiéndose a esta propuesta. Usan argumentos como que los comedores son una conquista de los trabajadores, que estos van a utilizar el dinero para comprar aguardiente u objetos suntuosos, que los trabajadores están acostumbrados a su comedor y asi, otras sandeces.

Que le pregunten a los trabajadores (que más revolucionario que dejar la decisión en sus manos) si prefieren seguir recibiendo una comida (cuando hay) en el comedor o que les den lo que ella cuesta, que él prepare su propia comida y con la diferencia se ayude a alimentar su familia.

Esta propuesta circula por toda PDVSA, pero quienes deben tomar le decisión de consultar a los trabajadores se hacen los sordos.
Para preguntar pendejadas como quien es el gerente más de pinga o quien es el obrero más flojo si los consultan.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 11055 veces.



Alexis Arellano


Visite el perfil de Alexis Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexis Arellano

Alexis Arellano

Más artículos de este autor